Ni fútbol ni tampoco ganas

Darío Guti, que intenta escapar entre la defensa del Melilla, dispuso de un par de ocasiones que no materializó.
/AGENCIA LOF
Darío Guti, que intenta escapar entre la defensa del Melilla, dispuso de un par de ocasiones que no materializó. / AGENCIA LOF

El Almería B cae claramente con mala imagen en Melilla sin incomodar nunca a un rival muy superior

JUANJO AGUILERA ALMERÍA

El Almería B demostró ayer, en el Álvarez Claro de Melilla, que su estado natural es el de vivir asociado a la derrota. Si la semana pasada sacó la 'cabeza' ante el Malagueño, sin merecerlo, todo lo que pasó ayer en el Álvarez Claro es puro merecimiento. El Almería B no estuvo casi nunca sobre el terreno de juego. Impreciso, las continuas pérdidas que cometió le costaron caras, pese a que la primera ocasión de gol fue suya. Sin embargo, en cuanto el Melilla abrió la lata, en una acción de desacierto continuada -Ruano centró sin oposición y Lolo Garrido remató solo-, el filial quedó expuesto a lo que el Melilla quiso. El propio Ruano, primero, y Yacine Qasmi, después, llevaron al partido al descanso con un contundente 3-0.

0

0

Con el partido sentenciado, en la primera parte, tampoco hubo mucho más en la segunda mitad. Las llegadas continuaron siendo del Melilla ante un filial impreciso en ataque y poco resolutivo en defensa, con muchas pérdidas y escasísima capacidad para incomodar a un Melilla que jugó a placer y que aumentó las diferencias con un gol de Óscar García, para salir del Álvarez Claro con la obligación de hacer autocrítica porque lo de ayer no se debe repetir.

UD Melilla
Dani Barrio; Pepe Romero, Soufian, Paco Aguza, Jilmar Torres; Jordi Ortega (Alfonso, m. 83), Lolo Garrido (Brian Martin, m. 65), Otegui; Igor Martínez (Óscar García, m. 70), Ruano y Yacine Qasmi.
UD Almería B
Guille Lara; Antonio Navas, Igor Engonga (Youness, m. 55), Urri, Damián; Fran Callejón, Iu Ranera (Guirao, m. 59); Lin (Siles, m. 74), Dani Albiar, Javi Moreno, y Darío Guti.
Goles
1-0, m. 9: Lolo Garrido. 2-0, m. 30: Ruano. 3-0, m. 32: Yacine Qasmi, de penalti. 4-0, m. 79: Óscar García.
Árbitro
Alberola Rojas, perteneciente al colegio castellano-manchego. Amonestó a Igor Engonga (m. 52), de la UD Almería B.
Incidencias
Partido correspondiente a la undécima jornada del Campeonato de Liga de Segunda División B, en el grupo IV, celebrado en el Álvarez Claro de Melilla.

Un equipo roto

Salió bien el Almería B que buscó la portería contraria desde la salida. Así, en el minuto 1, dispuso de la primera ocasión con una acción por banda derecha, a la contra, con pase de Javi Moreno para Iu Ranera cuyo disparo, desde el centro, lo despejó Dani Barrio con apuros, en una vaga exposición de intenciones. También las expuso el cuadro norteafricano que comprometió, en el minuto 2, a Guille Lara, con un centro envenenado del exrojiblanco Soufian.

El cuadro de Esteban Navarro tuvo el balón en los comienzos, con el Melilla buscando la contra. En el 7, una rápida subida por banda izquierda, acabó con disparo de Yacine Qasmi que hizo trabajar a Guille Lara para evitar el gol. Este, sin embargo, llegó en el minuto 9, en una acción de Ruano, por la derecha, cabeceado por Lolo Garrido, libre de marca, al fondo de las mallas.

El partido se puso de cara para la UD Melilla ante un Almería B que buscó a Lin casi siempre, pero nervioso y que volvió a sufrir en el minuto 12, con una falta directa de Ruano que pasó entre jugadores y que debió despejar Guille Lara con muchísimos problemas, obligado a trabajar mucho, hacerlo con intensidad, para tratar de 'perjudicar' la propuesta de un Melilla superior que impuso su calidad.

Sin opciones

Las llegadas desaparecieron durante casi un cuarto de hora. Tuvo una el Melilla solventada con un cómodo disparo para Guille Lara, pero justo cuando se cumplió la media hora el disparo de Ruano, tras un mal despeje de la zaga rojiblanca y servicio de Yacine Qasmi para el extremo azulón acabó con un 'zapatazo' ante el que nada pudo hacer Guille Lara. Y la cosa fue a peor. Los regalos constantes se prolongaron, con un penalti de Urri por 'despejar' con la mano, en el 32, que transformó Yacine Qasmi para poner el tercero.

Reaccionó levemente el filial rojiblanco y Darío Guti, en el 35, pudo acortar diferencias, pero su disparo, entrando por la banda derecha, lo consiguió despejar Dani Barrio, ganando el enésimo mano a mano ante los delanteros de Esteban Navarro, que en defensa continuaron sufriendo, con el centro del campo perdido por completo, perdiendo y no recuperando balón, ante la ausencia de presión.

Aunque se esperó otra cosa del filial, en el inicio de la segunda parte no cambió nada. Siguió dando facilidades, persiguiendo sombras, ante un rival más intenso, con el fútbol propio de quien lucha por el ascenso de categoría. Aún así, en el 54, a la salida de un córner, un remate de Damián se fue al palo derecho de la meta de Dani Barrio, en lo que fue una acción aislada porque el Melilla siguió jugando en campo rival y sin complicaciones. Ruano, en el 58, cerró una contra iniciada por banda izquierda por Igor Martínez. El disparo del autor del segundo gol se fue a córner.

El Almería B siguió fiel a su fútbol, Guirao, en el 63, se quedó solo ante Dani Barrio, pero fue incapaz de encontrar portería en una fase del duelo en la que se jugó sin presión, sobre todo por parte del filial rojiblanco, mal en ataque y peor en defensa. El Melilla, cómodo, no tuvo que arriesgar, continuó llegando y tratando de aprovechar las concesiones que continuó haciendo el conjunto rojiblanco.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos