UD Almería

Sin el freno de mano echado

Luis Rioja entrena su velocidad en La Vega de Acá. /J. J. A.
Luis Rioja entrena su velocidad en La Vega de Acá. / J. J. A.

Luis Rioja asegura que «este equipo está capacitado para todo» | El sevillano se niega «a ponerle techo» al equipo rojiblanco, al que «a competir muy pocos equipos nos van a ganar»

Juanjo Aguilera
JUANJO AGUILERAALMERÍA

Luis Rioja juega sin freno de mano. El sevillano considera que esa 'actitud' es «perjudicar al equipo», en el cual ningún jugador puede permitirse el lujo de jugar «con el freno de mano puesto en una jugada o en otra». En esa forma de actuar se justifica el hecho de que los rojiblancos «en ninguno de los partidos se ha dejado nada» y por ello no debe haber reproches. Para él tampoco los hay, más allá de que tenga más o menos gol. Su entrega es máxima en un equipo indálico que compite y que espera ya la llegada del Extremadura, un rival que ha salido del descenso con sus dos victorias consecutivas, pero que no será el rival fuerte. «El rival fuerte somos nosotros por jugar en casa, por cómo lo estamos haciendo y porque creo que a competir pocos equipos nos van a ganar».

De todas formas, no dudó en poner advertencia para la cita del sábado frente al conjunto extremeño, con el que «hay que tener las orejas tiesas», pero también con los otros. Lo que sí aseguró es que, aunque el Extremadura haya cambiado la dinámica con el nuevo entrenador, «aquí en el Juegos Mediterráneos somos bastante fuertes como hemos demostrado durante toda la temporada y más que nosotros son ellos los que tienen que tener las orejas tiesas con nosotros».

Tarragona en la mente

El partido del sábado pasado ya es historia, pero lo cierto es que Luis Rioja rescató el sabor de boca que dejaron las tablas, tras haber ido ganando 1-2. «Yo creo que hay que ser positivo. Sabemos que fuera de casa ganar, en Segunda División, es bastante complicado. Nos refuerza, pero sí que es verdad que nos quedamos con un poco mal sabor de boca», dijo.

Allí, tuvo el gol en la cabeza, de forma literal, pero no entró y es algo que le da ciertos quebraderos al sevillano. «La tuve el sábado de cabeza, suelo tener siempre alguna que otra. Tengo que afinar la puntería. También quiero ser más egoísta y mejorar en ese aspecto. No me conformo con lo que tengo», expuso.

Lo que sí es cierto es que el equipo está dando un buen rendimiento. En puesto de permanencia, tiene el playoff a cinco puntos y el descenso a cuatro. Quizás por eso no quiso ponerse ni poner notas. «No soy yo quien me debo de poner la nota, más bien el míster o la afición. Creo que voy mejorando día a día, que hay ciertos aspectos que voy mejorando en la competición, me queda mucho aún. Llevamos quince jornadas y queda la mayor parte del campeonato. Espero seguir mejorando y, en cuanto al equipo, sí que le doy una muy buena nota porque hace un trabajo espectacular. En ninguno de los partido se ha dejado nada y, en cuanto a eso, ningún reproche».

Apostó Rioja por mirar hacia el próximo rival y no ir mucho más allá de esa fecha. «Creo que el partido más importante es el del Extremadura, vamos a intentar ganarlo. Yo no me pondría ahora una nota o si el equipo está capacitado para una cosa o para otra. Este equipo está capacitado para todo. No le quiero poner techo, pero que decir ahora que este equipo está en un vagón un otro es precipitarse y hay que esperar al desarrollo de la competición».

La ilusión

Sí que es verdad que el equipo ilusiona a la afición. De todas formas, su argumento habla de distancias. «Hay que competir jornada a jornada y, conforme vaya desarrollándose la competición, veremos si tenemos posibilidades de mirar hacia arriba o tenemos que mirar hacia abajo. Este equipo está capacitado para todo, este equipo no tiene techo y cuando se hagan los números veremos hacia donde vamos», sentenció.

Ganarle al Extremadura permitirá ver un horizonte algo más claro y sin quitarle mérito a lo que hace, también se lo dio a la UD Almería. «El Extremadura tiene jugadores muy buenos como el máximo goleador de la categoría. Yo coincidí en el mismo Marbella con Kike Márquez, que tiene una calidad enorme. Creo que tiene muchos jugadores de ataque, mucha variedad. Creo que hay que estar atentos a ello, pero creo que el rival fuerte somos nosotros por jugar en casa, por cómo lo estamos haciendo y porque creo que a competir muy pocos equipos nos van a ganar».

Tal vez porque no se deja nada, porque lo del freno de mano no se estila en los unionistas. «No. Yo a día de hoy me encuentro muy bien físicamente. Creo que tengo un buen estado de forma y este equipo no se puede permitir nadie poner el freno de mano en una jugada o en otra. Si llegas hasta el minuto 70, en el banquillo hay otro compañero que te va a suplir y lo va a hacer muy bien, seguro. Ponerse el freno de mano en cualquier jugada es perjudicar a los compañeros. Tú tienes que ir a todas, si duras 70 minutos, pues 70, y si duras 65, 65».

Sus cosas

A Luis Rioja le están saliendo bien las cosas. El extremo rojiblanco lo hace tras dar el salto de Segunda B a la categoría de bronce y comparó categorías. «La Segunda B es mucho más aguerrida, hay menos juego, también es menos táctica. Aquí hay que estar mucho más atentos, mucho más concentrados. Cualquier rival es capaz de ganarte, cualquier jugador marca diferencias y el salto de calidad, quieras o no, se nota».

Lo cierto es que en ese salto, que seguramente habrá notado, no fue como plan B, sino para llegar y besar el santo. «Creo que eso lo hace el trabajo. Vine para dar lo máximo de mí, para intentar ayudar al equipo. Lo estoy haciendo en la medida de lo posible. No me quiero conformar, quiero seguir trabajando, seguir mejorando para poder aportar mucho más».

Lo hace jugando en banda izquierda, cuando por el hecho de ser zurdo, podría beneficiarle estar en la derecha para encarar y buscar disparo. «Yo siempre he jugado en derecha. Sí que es verdad que sales más hacía dentro para buscar pegada, pero creo que ahí está Corpas, que está haciendo un trabajo muy bueno. Yo estoy en la izquierda, es un trabajo algo más para el equipo, para sacar centros, sacar centros laterales y encarar hacia fuera, pero no me preocupa porque el gol puede llegar tanto por la derecha como por la izquierda».

 

Fotos

Vídeos