UD Almería

Fran Fernández: «En Tarragona tenemos un examen parcial para no esperar a junio»

Fran Fernández, entrenador de la UDA, medita hacer cambios en el equipo./AGUILERA
Fran Fernández, entrenador de la UDA, medita hacer cambios en el equipo. / AGUILERA

El técnico de la UDA tiene claro que el Nàstic se juega «una final» y que el Almería debe «cambiar la mentalidad fuera»

JORDI FOLQUÉALMERÍA

Con la resaca todavía del buen partido realizado por la UDA ante el Deportivo de La Coruña, por aquello de que han pasado pocos días, los rojiblancos viajan esta misma mañana para Barcelona. Allí estrenarán el nuevo autobús del club y harán por carretera los casi 100 kilómetros que separan el Aeropuerto de El Prat con Tarragona. Para terminar de preparar una cita que tiene su 'trampa'. Porque, viendo la clasificación, podría parecer el mejor rival posible. Aunque Fran Fernández ayer dejó claro que sería el pensamiento más erróneo. «Nos equivocaremos si pensamos así», dijo en la previa del choque. Un encuentro que, para el cuadro local, será «una final. Así lo están preparando ellos». Nuevo mensaje del técnico rojiblanco para hacer ver lo que se puede encontrar el equipo en el Nou Estadi.

Frases que pronunció en una conferencia de prensa en la que habló de cambios. Tanto de posibles jugadores como, sobre todo, «de mentalidad». Porque si el cuadro entrenador por Enrique Martín es colista, los números de la UDA a domicilio no son para 'tirar cohetes'. Más bien, todo lo contrario. Cuatro puntos en siete partidos (21 posibles), que dejan a los almerienses con un mal equilibrio y teniendo que dejar toda la 'responsabilidad' a lo que hagan cuando ejercen de anfitriones. De ahí que el zapillero entienda esta cita de mañana (16.00 horas) como un «examen parcial».

Examen final o parcial

Una expresión que deja bien a las claras, al menos a día de hoy, que en el pensamiento del entrenador sigue estando el intentar poner tierra de por medio con los puestos de descenso. No quiere hablar de que está más cerca de la zona de playoff de ascenso que de la parte en la que se pierde la categoría por 'malo'. Porque podría haber dicho lo del 'parcial' refiriéndose a que, con un triunfo, se rozaría la parte noble y que significaría el crecimiento del equipo en ese aspecto. Pues no. Lo quiso destacar para llegar a la parte final del campeonato de la regularidad con el trabajo hecho. «Si aprobamos, quizá no haya que esperar a junio», apuntó Fran Fernández. Más o menos, un 'no dejar para mañana lo que se pueda hacer hoy'.

Para ese aprobado, el Almería debe parecerse mucho más al de casa que al que se está viendo fuera del Estadio de los Juegos Mediterráneos. «A todos los equipos nos cuesta mucho más ganar puntos lejos de nuestra casa. Es una competición muy igualada». Una teoría, refrendada con números, que el técnico del Almería espera que cambie de una vez para los suyos. Y que sea en un campo en el que ya ganaron el pasado curso. Fue en la primera jornada del campeonato liguero y un gol de Pablo Caballero dio los tres primeros puntos a los almerienses.

En lo que parecía ser una campaña muy distinta a las anteriores y que se convirtió, con el paso de pocas semanas, en un calco de lo que se venía viendo desde hacía un lustro. Ahora, los unionistas han hecho un primer tercio de competición que no se recordaba desde hacía seis años, aunque sin llegar a la excelencia de aquella campaña. Para que siga pareciéndose lo máximo posible a lo que ocurrió hace una media docena de años, Fran Fernández sabe que partidos como el de mañana no se pueden dejar escapar.

Sobre todo a nivel de mentalidad. Para que no entre ningún tipo de nerviosismo al no haber sido capaz de vencer al colista de la competición. Recalcando la posición de los tarraconenses, pero para todo lo contrario que una posible relajación. «Si vemos la clasificación y nos dejamos llevar, nos estaremos engañando. Es cierto que el Nàstic va abajo, pero cuenta con jugadores de experiencia, de entidad, y seguro que no nos va a dar ninguna facilidad».

Además de un entrenador muy experimentado. Que propondrá «un partido trabado, con mucho juego directo por parte del Nástic. Tiene una forma particular de entender el fútbol y prepara muy bien a sus equipos. Lo respeto mucho», fueron las palabras del entrenador rojiblanco. Viendo que los cambios en el cuadro que mañana ejercerá de local harán más difícil poder plantear el choque, al no saber hasta el último momento lo que planteará el navarro y los jugadores que pondrá sobre el césped del campo tarraconense.

Cambios que también podría haber en la UDA. Partiendo de la base de que el trabajo del equipo «me está poniendo muy difícil poder elegir la alineación», pese a que suela repetir en su totalidad, o en un gran porcentaje, el equipo tipo que está sacando desde que comenzaron las victorias rojiblancas cuando recibieron al Real Zaragoza. «Haremos algún cambio. Todavía no sé si de jugadores o de esquema». Lo que sería más sorprendente, porque siempre ha utilizado en esta campaña un doble pivote, dos extremos abiertos y un enganche que casi es más un segundo delantero. Más allá de los nombres o posicionamiento, «es cierto que fuera debemos cambiar ya la mentalidad y dar un paso adelante». Para no ir dejando trabajo para otras jornadas en las que los puntos serán más caros.

 

Fotos

Vídeos