UD Almería

Fran Fernández sigue a la espera

Tras casi dos semanas después de lograr la permanencia, Fran Fernández sigue sin conocer su futuro profesional./IDEAL
Tras casi dos semanas después de lograr la permanencia, Fran Fernández sigue sin conocer su futuro profesional. / IDEAL

El puesto de entrenador es un ejemplo de la 'tranquilidad' en la toma de decisiones en el seno de la UD Almería

JORDI FOLQUÉALMERÍA

Desde la UDA se insiste en que todo sigue su cauce normal en estos días y que se está trabajando para el proyecto de la próxima temporada. Pero los días pasan y los diversos agentes están a la espera de que el club tome la primera decisión que permita realizar el llamado 'efecto dominó'. Una decisión que tiene en Alfonso García a su principal, y casi, único protagonista. El actual máximo propietario de la entidad rojiblanca debe informar a los suyos sobre lo que sucederá en la entidad dentro de muy pocos días. Incluso antes de que el próximo martes (19 de junio) tenga la junta general extraordinaria de accionistas en la que, ante los que acudan a la misma, determine el nombramiento de los nuevos consejeros y explique todos los movimientos societarios que se produzcan en el Almería de cara al futuro más cercano, una vez finalicen las negociaciones que lleva desarrollando desde hace tiempo

Es el paso imprescindible para que los posibles acuerdos que se han ido tomando en el apartado deportivo se puedan trasladar a la realidad. Los responsables del área técnica no han podido, todavía, definir lo que ellos tienen en mente. Solamente una idea de lo que podrán tener entre manos, pero nada fijo. Porque, en cuanto al primer equipo, no es lo mismo que el filial suba a Segunda B o que se quede en la Tercera División. Al menos, es lo que se ha podido dejar caer por el presupuesto que, con Alfonso García al frente, se tendría para el siguiente curso. Así se lo señaló el máximo mandatario al resto de consejeros que acudieron a Águilas hace seis días.

Saber lo que se tiene entre manos para dar paso a todo lo que venga después. Lo primero, una vez el tema administrativo quede definido, dar a conocer el nombre del entrenador que pueda estar al frente del primer equipo. El nombre de Fran Fernández está encima de la mesa. El preparador almeriense, tras un primer contacto con Miguel Ángel Corona e Ibán Andrés, espera que el club tome una decisión. Fuentes de su entorno aseguran a IDEAL que está «tranquilo», pero también señalan que los equipos que lo quieren le están «metiendo prisa». Porque otras entidades, tanto de España como del extranjero, quieren saber cuanto antes si Fran Fernández está disponible para iniciar una aventura fuera de Almería o, por el contrario, se quedará como máximo responsable del banquillo de la UDA.

Clubes que quieren dejar perfilado su cuerpo técnico y no esperar más tiempo. Intentar ganar días de ventaja a los equipos que todavía no han terminado su temporada y que deben esperar hasta, casi, final de mes para conocer el lugar exacto en el que militarán durante el siguiente curso. Días, o semanas, que pueden y deben ser clave para que se pueda tener definido el proyecto en cuestión y se empiecen a cerrar los otros acuerdos.

Casi dos semanas

Porque prácticamente dos semanas después de que finalizara la temporada para el cuadro rojiblanco, ese paso no está dado. Desde diversas instancias se ponen ejemplos de otros clubes de que «también están así». Córdoba y Granada son dos equipos en similares circunstancias, aunque en ambos casos los nombres para el banquillo han salido a la palestra y están muy cerca de anunciar el inquilino de cada uno.

Hay más ejemplos. Más bien, la gran mayoría de los equipos están sin haber encontrado el entrenador de turno. También que, pese a que lo han encontrado, lo mantienen en silencio por diversas circunstancia. Y es que se ve que el final de la primavera está siendo, en algunos aspectos, similar a todos los clubes de la Liga 1|2|3. Pocos han sido, por ahora, los movimientos anunciados. Pero mal de muchos...

En el seno de la UDA, hay también muchos frentes abiertos. Se insiste en que el trabajo se sigue desarrollando sin problema alguno. Que se está hablando con diversos agentes o con los propios jugadores. Aunque el mensaje es similar en todos ellos: «hay que esperar». Saben, en esos casos, del posible interés rojiblanco para hacerse con sus servicios. Pero solamente es eso, un interés y para que se tenga en cuenta al Almería en una decisión del protagonista en cuestión.

Porque todos saben que habrá mucho movimiento en el club en no mucho tiempo. Además del cuerpo técnico para dirigir a la primera plantilla, también hay que hacer una plantilla muy renovada. 13 son los jugadores que tienen contrato y a los que se le dijo que debían estar de vuelta el 10 de julio, una vez acaben sus vacaciones. Pero no todos seguirán vistiendo la nueva camiseta rojiblanca. Algunos lo saben y otros lo intuyen. Aunque nadie ha dado ningún paso al respecto. Quieren saber de boca del club, y del que sea el nuevo entrenador, si podrán tener más o menos minutos y comprobar las expectativas que hay para la siguiente campaña.

Sigan todos o no, más de una decena de fichajes se tendrán que realizar. Sin contar los que se tengan que hacer para el equipo filial. Sobre todo porque hasta el domingo 24 de junio no se sabrá si los que conformen el 'B' lo harán para jugar en Tercera o en Segunda B. Si es para lo último, el número de jugadores de la primera plantilla no será tan extenso. Se entiende que los que lleguen para el equipo actualmente entrenado por Esteban Navarro podrán aportar más a la primera plantilla, al no ser el salto de categoría tan grande.

En los últimos días de esta semana se espera que se den ya los primeros y decisivos pasos para que todo vaya ya seguido en el club. Para que en la junta general extraordinaria de accionistas, además del campo de consejeros, se les pueda decir algo más a los que acudan.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos