UD Almería

«Hacía falta la renovación del vestuario»

Juanjo Narváez, que fue presentado ayer, tuvo ya sus primeros minutos ante el Málaga./UDA
Juanjo Narváez, que fue presentado ayer, tuvo ya sus primeros minutos ante el Málaga. / UDA

Saveljich, que fue presentado junto a Narváez, valora de forma positiva el cambio radical en la plantilla

JORDI FOLQUÉALMERÍA

Estuvo solamente seis meses en el Almería. Tiempo más que suficiente para querer volver. Pero sabiendo que debían cambiar muchas cosas de su anterior etapa. La primera y fundamental, el 'cambio radical' que debía vivir el vestuario que había en su momento. Ahora no queda nadie de los que estaban cuando Pipo Gorosito solicitó su fichaje. Sobre todo por lo vivido en el este último verano. 17 novedades entre los que formaban la plantilla el pasado ejercicio. En el que fue rival de los almerienses.

Estando en el Albacete, como también un año antes en el Levante (del que llega cedido) Esteban Saveljich se fijaba en cada situación que pasaba en el Almería. De ahí que ayer, en su presentación, pudiera afirmar, sin temor a un error por poca información, que «creo que hacía falta una renovación en el vestuario». Tras unos días entrenando con sus ya nuevos compañeros, el 'flaco' puede considerar que «hay gente joven con ganas de triunfar y esto va a ayudar mucho».

Como lo es su 'acompañante' ayer en la presentación. Juanjo Narváez, que ya disputó sus primeros minutos el pasado lunes contra el Málaga, lo hace cedido por el Real Betis. Fue el último en incorporarse al grupo. En el último día del mercado. Horas después de que se anunciara el regreso de Saveljich. El colombiano sabía desde hacía tres semanas que el cuadro verdiblanco quería enviarlo a un equipo de la Liga 1|2|3. Y el Almería mostró desde el primer momento su interés. Para que reforzara tanto los extremos como, si así lo requiriera Fran Fernández, el '9'. «Puedo jugar en casi todas las posiciones del ataque y no tengo ninguna preferida. Me adapto a las exigencias del entrenador y dispuesto a dar lo máximo posible».

Aunque no durante tanto tiempo como Saveljich, pero también Narváez ha visto los dos primeros partidos de la UDA por su interés. «He estado siguiendo al Almería porque sabía que era una de las opciones que tenía, y he visto que es un equipo ambicioso, que lo da todo durante los noventa minutos de cada encuentro. Ahora lo que hace falta es que esas ganas tengan también su repercusión en el marcador».

Pese a que tenía otras opciones, se decidió por el Almería porque «ha mostrado un gran interés en todo momento y habló conmigo personalmente. Ese empeño lo he valorado mucho». El que se pudo ver ya reflejado el pasado lunes, en una pequeña muestra. Jugó ya en el tramo final frente al Málaga. Aunque lo intentó, sí que se le notó falto del ritmo de la competición. Esa punta de velocidad que mostró en el Córdoba en la segunda vuelta de la pasada campaña. La que espera poder mostrar ya desde el sábado. «He estado entrenando con el Betis, pero lógicamente me falta el ritmo de partidos. Espero estar ya al cien por cien esta misma semana».

Sabe que si un jugador no está el máximo se presenta como muy difícil poder hacer algo en esta categoría. También Saveljich lo tiene claro. Su regreso ha sido esperado durante mucho tiempo. El de su vuelta a los terrenos de juego también es un deseo para el propio argentino. No juega desde marzo un partido oficial. Primero por cuatro encuentros de sanción por una agresión. Después, por una lesión que le impidió terminar la campaña ayudando al Albacete.

Doble experiencia

La experiencia de los dos sudamericanos es un aporte que se buscaba para cerrar la plantilla con todas las fichas cubiertas. La que puede dar ese salto que ha faltado en las tres primeras jornadas en un vestuario con mucha bisoñez en la categoría. «Esta es una categoría muy igualada y competida en la que los partidos se pueden decidir por detalles, como ocurrió el pasado lunes. El Málaga aprovechó un pequeño error para marcar y luego nosotros no tuvimos la suerte de empatar en el descuento. Creo que si minimizamos esos detalles en contra y favorecemos los detalles a favor, ganaremos muchos encuentros». Fueron palabras del central argentino.

Que no se pone un plazo para ser titular. Ni ante Osasuna, aunque le gustaría poder ayudar ya desde el terreno de juego. Lo que esperaba poder hacer hace dos años, aunque en ese momento el Almería no puso el dinero suficiente para su traspaso. Como tampoco ocurrió el pasado verano, cuando el Albacete apostó más por su cesión. Ahora, sí. «Sabía que tarde o temprano volvería. Anteriormente estuve seis meses en una etapa en la que sufrimos muchos y estábamos abajo. Ahora vengo partiendo de cero, desde el comienzo de la temporada, y lo hago con muchas ganas y con toda la ilusión. Las cosas van a salir bien».

Para dar sentido a un interés mutuo para su vuelta y que no se note tanto la marcha de Joaquín Fernández. El que era nada más que un jugador del filial y al que sustituye ahora dos años después.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos