UD Almería

Extremadura vive su mejor momento

Extremadura vive su mejor momento

Después del cambio de técnico, suma pleno de victorias, ha abandonado el descenso y sólo ha encajado un gol

JAVIER GÓMEZ GRANADOS ALMERÍA

El Extremadura ha experimentado un antes y un después con la llegada de Antonio Rodríguez, 'Rodri', al banquillo para sustituir en la dirección técnica a Juan Sabas. Dos sorprendentes victorias (1-4 al Reus y 1-0 al Málaga) han sacado a los extremeños de la zona de descenso, le han situado solo cuatro puntos por detrás de la UD Almería y les han cargado de motivación y optimismo de cara a asaltar el Estadio de los Juegos Mediterráneos. Además, cuenta en sus filas con el pichichi de la categoría, el veterano Enric Gallego, con trece dianas.

Rodri ha llegado a Almendralejo con un discurso motivador y ha convencido a sus futbolistas para hacer un juego atrevido, sin miedo y muy intenso. Los buenos resultados no se han hecho esperar y el subidón anímico es generalizado. Incluso ante el Málaga, la pasada jornada, dejó su portería a cero por primera vez en toda la temporada. Con un dibujo 4-4-2 y bandas muy ofensivas, el Extremadura acaba de entrar en una nueva dinámica que augura mejores tiempos.

Muy ofensivo

En ataque, además del pichichi Enric Gallego, cuentan con el extremeño Willy. En los costados hay futbolistas muy conocidos de la afición almeriense: Diego Capel, que no está contando mucho pero que guarda buena relación con la entidad rojiblanca, ya que, pese a no haber vestido su elástica, sí que se ha acercado en diferentes momentos de su carrera futbolística a la entidad almeriense. Y es que, en definitiva, el paisanaje vincula mucho. Y Chuli, exdelantero de la UDA, ahora caído a banda en Almendralejo y viviendo su mejor momento desde que se convirtió en promesa en el Betis y después de haber sumado sinsabores y fracasos en los últimos años. Todos ellos, además del resto de componentes en funciones ofensivas, algunos con más protagonismo incluso, están bien compenetrados y motivados por obra y gracia de Rodri. El resultado es que el Extremadura está viviendo un buen momento que ha comenzado con la rápida huida de la zona de descenso.

No solo en zona ofensiva habitan los viejos conocidos rojiblancos. También, de alguna manera, en el centro del campo, con la presencia de Roberto Olabe, hijo de quien fue director deportivo de la UDA en su más brillante etapa, hace algo más de una década. Junto a él hay hombres importantes en el esquema extremeño como el uruguayo Zarfino o el último goleador ante el Málaga, Kike Márquez, que están dando al juego del equipo una personalidad de la que carecía con el anterior técnico.

En defensa el Extremadura era un coladero en la etapa de Juan Sabas, siendo uno de los peores de la categoría en esta disciplina. Con la llegada de Rodri también está funcionando mejor y así, en los dos últimos encuentros, los únicos que ha dirigido el nuevo técnico, sólo han encajado un tanto pese a jugar fuera de su estadio y recibir a un poderoso Málaga en Almendralejo.

El Extremadura que llega al Mediterráneo es otro equipo. Seguramente se enfrentará a la UDA en su mejor momento y convencido de seguir con su buena racha escalando posiciones en la clasificación.

 

Fotos

Vídeos