UD Almería

Un equipo con hambre

José Antonio Verza habla de la UD Almería como un equipo con calidad que debe demostrarlo el viernes. / RAFA MÁRQUEZ

Verza, que aporta un gran trabajo en la UDA, admite que «la derrota de Pamplona escuece» aún | El centrocampista oriolano receta para León que «hay que estar con los cinco sentidos puestos» y «dejar portería a cero sería muy bueno»

JUANJO AGUILERAALMERÍA

La derrota encajada en Pamplona ha sido la más dolorosa de la temporada, que afortunadamente tampoco hay mucho donde elegir porque fue la segunda y última de la temporada, y ha provocado que en la UD Almería se despierte un pique en la plantilla rojiblanca que quiere, cuanto antes, dar un golpe en la mesa que haga que 'casen' resultados y calidad de la plantilla. Verza expuso ayer todas las sensaciones que el oriolano tiene en esta nueva etapa con la entidad rojiblanca. Fue sincero cuando habló del 'suceso' de El Sadar porque «la derrota de Pamplona escuece, está latente porque te vas de allí con una sensación de que con muy poco te han dado vuelta». Por eso lo del pique y el golpe en la mesa perseguido por los rojiblancos cuanto antes. «El vestuario tiene hambre de eso, sobre todo de pegar ese golpe encima de la mesa y estar al frente, demostrar que el Almería está capacitado para mucho más, existe ese hambre», expuso y fue más allá porque «hay un pique de demostrar, de dar ese paso al frente, de ser un equipo más por pelear o de decir aquí estoy yo. Queremos que llegue ya el viernes para demostrar que hemos mejorado en eso, que estamos con los cinco sentidos intentando solucionar ese tipo de errores que cuando llegan las jornadas finales miras atrás y te acuerdas de esos puntos. Ese es el escozor que se palpa de fuera de casa de dar ese paso al frente».

Lo que sucede es que enfrente hay un rival que no renunciará a su forma de ver el fútbol, que emana de un técnico joven que juega a ser fuerte en ataque, que parece darle igual encajar cuatro goles, si luego es capaz de marcar cinco. La Cultural Leonesa seguro que propone un partido de ida y vuelta, algo que no le interesa al Almería «porque uno de nuestros debes o lo que tenemos que mejorar es en esa transición ataque-defensa dar un puntito más», de modo que propone una situación parecida a la del pasado viernes. «Maduramos el partido como se necesitaba, hubo momentos que el rival tenía posesión de balón larga, pero supimos pasarlo mal, entre comillas, porque no teníamos el balón, pero yo creo que el equipo estaba cómodo sin él, dimos un paso al frente respecto a eso y en eso es en lo que hay que seguir creciendo».

El rival

El partido del viernes tiene unos ingredientes interesantes, un partido que no va a ser fácil teniendo en cuenta algunas cosas como «el rival que tienes enfrente, de respetarlo y encararlo con la máxima exigencia que conlleva la categoría. Es un rival que hasta la fecha ha encajado muchos goles, también los ha hecho. Nosotros nos tenemos que preocupar de lo nuestro, de nuestro debe, de intentar seguir creciendo en el juego, de intentar ser dueños de la posesión del balón y junto a eso crear ocasiones de gol. Si podemos dejar portería a cero tenemos muchísimo ganado. Está claro que el rival, sobre el papel, es un equipo que hasta la fecha está encajando mucho. Si somos capaces de cerrar la portería puede ser que nos traigamos los tres puntos», aventuraba.

De todas formas, se plantea que el envite del Reino de León pueda ser un duelo de ida y vuelta, lo cual no conviene a los rojiblancos. «Ojalá que no sea así, porque mi experiencia en estas semanas que llevo creo que no nos beneficia un partido de ida y vuelta porque uno de nuestros debes o lo que tenemos que mejorar es en esa transición ataque-defensa dar un puntito más», apuntaba el oriolano.

El rojiblanco pretende que el envite frente a la Cultural sea otra cosa más parecida a la vista el pasado viernes. «Maduramos el partido como se necesitaba, hubo momentos que el rival tenía posesión de balón larga, pero supimos pasarlo mal porque no teníamos el balón, pero yo creo que el equipo estaba cómodo sin él, dimos un paso al frente respecto a eso y en eso es en lo que hay que seguir creciendo. El partido del viernes puede ser que ellos también intenten tener esa posesión, de querer tener el balón y por ahí sea un poco este toma y daca, pero tenemos que intentar imponernos en cuanto a eso», deseó.

De todas formas, habrá que acostumbrarse a ver un rival que exigirá. «Tienes un ejemplo de este equipo que hasta el final si te duermes acabas pagándolo, más a mi favor el partido de Pamplona. Tienes que estar desde que pita el inicio hasta el final trabajando, es un equipo que te está exigiendo. A lo mejor te pones por delante, lo que hemos visto, y tienen esa facilidad para darle vuelta al marcador. Hay que estar atentos, trabajar muy bien el partido e intentar estar acertados de cara a puerta y hacer un partido muy serio en defensa. Dejar portería a cero sería muy bueno», apuntaba.

Lo de los goles que suele hacer el rival son también a tener en cuenta, pero también el aspecto negativo, el de encajarlos. «Un equipo que va a intentar, va a proponer intentar tener posesión, ve puerta con mucha claridad y también le hacen goles con facilidad. Es el máximo goleador, también recibe, o sea que hay que estar con los cinco sentidos puestos, intentar estar acertados de cara a puerta y en defensa hacer un partido serio, porque ellos sus tres o cuatro claras por partido, en lo que les he visto, las tienen».

Calidad

La UD Almería irá a por una victoria que 'condone' la 'deuda' a domicilio. Verza consideraba que el equipo «debe ir a más. Está claro que hay calidad. Al equipo se le presupone una calidad y se ven destellos en muchas fases del encuentro de que existe esa calidad, pero hay que intentar reflejarla cuanto más mejor, si pueden ser los noventaitantos minutos que dura un partido mucho mejor, en defensa y en ataque».

Para él, la situación en la que se encuentra el equipo, clasificatoriamente hablando, «es algo anecdótico. No te tiene que condicionar ni pensar más allá, lo importante son los últimos meses, las últimas jornadas de la competición de poder estar en una situación que te permita pensar más allá, pero tenemos ejemplos muy claros de años anteriores que se ha dado al contrario y se ha estado peleando por otras cosas, hay que estar tranquilos, ir paso a paso e ir a León con todos los sentidos puestos, respetando al rival que tienes enfrente pero sobre todo fijándonos en nosotros mismos y seguir creciendo».

Eso se hace cambiando algunos 'vicios', que han costado puntos, como sucedió en El Sadar y que motivó la 'reprimenda' de Ramis. «Creo que el míster más que otra cosa se refería a que, en un partido puntualmente como fue el de Pamplona que te pones por delante ante el Osasuna que es complicadísimo hacer eso, el equipo no sufrió apenas», pero se perdió. Comparaba con «el primer partido contra el Nàstic y por ocasiones si hubieras empatado o incluso te meten dos porque dan dos palos, hubiera sido algo más real en cuanto a posibilidades. La posibilidad real es que en Pamplona fueron dos despistes nuestros, a eso es a lo que va, que estás teniendo un partido totalmente controlado, que no tienes sensación de peligro por parte del rival y en dos despistes, en dos momentos que te vas del encuentro, los pagas carísimo, eso es a lo que se refiere y nos hace ser un poco más responsables de eso».

Analizaba que esa cita en Pamplona y lo que no se hizo pero sí se debió hacer. «Hubo momentos en que ellos están groguis, porque los teníamos groguis, utilizar esa calidad y de ir a hacer daño a buscar un segundo y no ser conformistas porque somos capaces y lo hemos demostrado. A eso es a lo que va el míster, que no nos conformamos porque al final lo pagas muy caro como así fue».

Fotos

Vídeos