UD Almería

Cuando los elogios no son buena señal

René Román se ha convertido en el jugador más regular de la UDA en este tramo de competición. /AGUILERA
René Román se ha convertido en el jugador más regular de la UDA en este tramo de competición. / AGUILERA

René Román, cancerbero de la UDA, prefiere que sean otros compañeros los que destaquen

JORDI FOLQUÉALMERÍA

René Román podría sacar pecho por su primer tercio de la competición que ha hecho defendiendo la elástica de la UDA. Pero casi le da rubor cuando le felicitan por sus actuaciones y por ser el mejor del equipo almeriense en esta parte de la actual Liga 1|2|3. Cuando le dicen que es protagonista de algunos de los momentos más destacados en este tramo del curso, prefiere hablar de otras cosas. Y no es falsa modestia. Es que sabe que su posición no sirve para ganar partidos. Sí para, en algunos casos, para no perderlos. Pero, incluso, ser el mejor no impide que los suyos se queden sin puntuar en varios partidos. Como así ha sucedido. Es lo malo de ser portero. Un gol en tu portería puede privar de sumar, pese a que haya hecho varias paradas de gran mérito. Justo lo que no paran de decirle en plan elogio.

Un elogio que no se cansa de repetir, cada vez que tiene oportunidad, que preferiría que se lo llevase un delantero u otro compañero del equipo. «Mal asunto porque significa que nos tiran mucho. El trabajo del día a día debe salir reflejado en el campo. No vale de nada salir en mil sitios (resúmenes de televisión) si el equipo está abajo. Lo importante es sumar de tres en tres para situarnos en una zona tranquila y poder mirar a otros sitios. Se hace muy pesado estar siempre peleando por no bajar». Mirando por el colectivo y no por lo individual.

Más o menos lo que ocurrió frente al Real Zaragoza el pasado encuentro. En el que volvieron a saborear la victoria tras ocho jornadas sin hacerlo. Un encuentro que ha permitido que esta semana, aunque sea con nuevo técnico, se haya trabajado mejor. «Cuando se viene después de una victoria se trabaja mucho más cómodo y tranquilo», dijo ayer a los medios oficiales del club. Y todo con la llegada de Lucas Alcaraz, que se hizo cargo del equipo el pasado sábado, pocas horas después de que recuperaran la sensación de ganar.

Un triunfo que nos les ha permitido salir de la zona de descenso. Algo que sí lograrán si vencen el domingo en el Mini Estadi ante el Barcelona B. «La victoria da un poco de calma, pero la situación es tensa», apuntó para valorar lo que supuso ganar al cuadro maño y afrontar la cita en la capital catalana. «Conseguimos una victoria que era importante para cortar la racha», argumentó. Ahora el único deseo del vestuario es «salir de la zona de descenso». Se borraría así la mala racha de ocho jornadas sin ganar y que provocó la destitución de Luis Miguel Ramis. Darle continuidad a lo mostrado el pasado viernes. «Hay que seguir refrendando esa imagen».

Trabajo semanal

Ante los maños pudieron refrendar lo trabajado durante la semana. Les salió el partido que habían previsto. Incluso mejor por la ejecución de los goles. Algo que no les había pasado en anteriores choques. Lo que se transformaba en frustración en el vestuario. «Es difícil cuando las cosas no salen. Ves que en el día a día trabajas bien y lo que pasa el domingo no se corresponde con lo que venimos trabajando».

Una situación que esperan cambie con la llegada de Lucas Alcaraz. René Román destaca la veteranía del granadino y las ganas con las que ha llegado a la UDA. «El míster viene a imprimir un poco más de intensidad al grupo». Pero sí que sabe que será complicado que ya en Barcelona se vea al Almería que busca el nuevo responsable del banquillo. «Vamos todos un poco a contrapié, porque son muchas cosas y hay que ir asimilando muchos conceptos de forma rápida para intentar lograr la victoria el domingo en Barcelona». Lo único que les importa.

Porque, además, en el vestuario saben que el estilo de Alcaraz y el de Ramis no es similar. De ahí que algunos piensen que pueden jugar más y otros, en cambio, pueden perder su puesto. Para René, «el equipo cambiará su forma de jugar, pero lo importante son los resultados». Ya se vio el viernes pasado. «En el último partido se vio ese cambio de mentalidad. Lo importante en Segunda División es saber competir». Lo que le falta a algunos jugadores de la actual plantilla rojiblanca.

Lo han visto a lo largo de la semana en las distintas sesiones de vídeo, una por día, que Lucas Alcaraz les ha puesto. Para ver el pasado y para visualizar el futuro. «Es la manera más clara de ver lo que no hacíamos bien. Es mucho más fácil para el míster explicar los conceptos que quiere y verlo en el vídeo. Saber los errores que cometíamos y no cometerlos otra vez para ser un equipo sólido».

Lo que tampoco es el próximo rival de la UDA. Un Barcelona B que es claro exponente de un filial. Sin importarles mucho el resultado de un partido, buscan labrarse su futuro profesional. Bien en el primer equipo del Barça o en otra entidad. Tanto rojiblancos como azulgranas «somos dos equipos que estamos ahí en la zona baja. Ellos están un puesto por encima de nosotros. Están en una mala dinámica», ya que llevan varias semanas sin lograr una victoria en el campeonato liguero. Una nueva derrota los metería en descenso. Y eso que comenzaron bien. «Ahora les está costando puntuar en casa. Empezaron muy bien en casa y les ha bajado la motivación del inicio de la Liga».

Pero el catalán no es un filial cualquiera. Con muchas novedades en relación a los que ascendieron el pasado curso, «no deja de ser un filial de un equipo potente hecho a base de talonario», destacó René. Quien, en esa visualización del encuentro del domingo por la mañana, cree que a este tipo de filiales «lo importante es no dejarlos pensar y hacerles un partido feo. En teoría deben ser más flojos que nosotros por la experiencia, destacó.

Una vez que pase este choque, «quedan cuatro partidos» para llegar al parón navideño. Algo que «queda lejos». A estas alturas, «no estamos en una situación de marcarnos cotas a medio o largo plazo». Y más con un nuevo entrenador. «Con el nuevo míster estamos intentando coger conceptos y debemos plasmarlos lo antes posible», insistió una vez más para dejar claro que están ahora mismo en el día a día. «No estamos en una situación para hacer cábalas y no podemos pensar en las Navidades». Eso sí, «dista mucho de irte en una situación u otra a vacaciones. Para poder mirar a otro objetivo en la segunda vuelta». Porque, tras un ascenso, quiere pensar en positivo para lo que resta de competición. «La situación del equipo no es la que pensaba cuando vine. Aún estamos a tiempo de revertir la situación», concluyó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos