UD ALMERÍA

El ejemplo de Antonio Puertas

El almeriense pasó de descartado a ser importante en la anterior pretemporada

JORDI FOLQUÉAlmería

La hoja de ruta que se hacen los entrenadores o directores deportivos de turno suele cumplirse. Aunque, a veces, deban cambiar su pensamiento inicial. Bien porque al que pretenden no llega o porque al que descartan, en su plan primario, se gana el puesto. En el primero de los casos están trabajando, en la UDA, para que Luis Miguel Ramis tenga las primeras opciones en todas las posiciones a lo largo del verano. Para lo segundo dependerá de los que están más con un pie fuera del Almería, aunque a día de hoy tengan contrato en vigor con el club.

Sobre los últimos, para que puedan dar la 'vuelta a la tortilla' el ejemplo más claro lo representa Antonio Puertas. Al menos, del pasado curso. Antes, también hubo otros como Domingo Cisma o Édgar Méndez. Pero ninguno parecía tenerlo tan complicado como el almeriense hace ahora 12 meses. El hoy jugador del Granada se encontraba con la decisión del club de ofrecerle la rescisión del último año de contrato que tenía. Era la salida más o menos clara que todas las partes veían al haber estado el curso anterior en el ostracismo más absoluto con pocas presencias en el equipo. Tan solo la presencia en dos partidos de Miguel Rivera en el banquillo le hizo tener protagonismo.

Así que el de Benahadux comenzó los entrenamientos, hace un año, siendo el último componente de la plantilla. Pero se encontró que Fernando Soriano tenía esperanzas en su calidad. Nadie más en la entidad confiaba que esa calidad explotase y se uniese a las ganas. Algo que sucedió durante la pretemporada. De ser el '24, Puertas fue escalando puestos en el vestuario y en los planes de Soriano. Tras jugar ante el Levante en San Pedro del Pinatar, el cuerpo técnico le dijo que se quedaba como uno más y que ya no se le buscaba una salida. Se ganó el continuar. todo lo sucedido a lo largo del ejercicio, con una primera vuelta espectacular y una segunda en la que bajó su rendimiento, ya es historia.

El próximo miércoles, salvo que haya alguna salida antes, Ramis tendrá entre sus jugadores a varios que están más o menos como lo estaba Puertas hace un año. Antonio Marín, Hicham y Carlos Selfa vuelven tras haber estado cedidos en equipos de Segunda B. En cuanto a componentes de la primera plantilla, Diamanka, Javi Álamo o Iago Díaz saben que afrontan su último año de contrato con la más que clara opción de tener abiertas las puertas. Como en todos los veranos ha habido alguien que ha empezado los entrenamientos por debajo de '0'. La ausencia de fichajes les dará una posibilidad mayor al no tener, en el inicio de los entrenamientos, esa competencia que sí podrían tener en otras circunstancias.

Miguel Ángel Corona está buscando refuerzos para un centro del campo en el que únicamente está Joaquín. El senegalés, tras una floja temporada, se encuentra a la espera de ver si el club hace los fichajes esperados. En caso de que falle el número, porque serán más de dos, aumentarían sus posibilidades de quedarse. También si le demuestra a Ramis que es válido.

Similar en el caso del canario y el gallego. La macha de Antonio Puertas y Jonathan Zongo ha hecho que no haya ningún titular a día de hoy para el extremo derecho. Los dos pueden ganarse esa condición. En principio el club no forzará sus salidas. Porque no hay ninguna contratación.

La hoja de ruta está ya perfilada. Pero los caminos son muy cambiantes y más en un verano que se presenta muy intenso en cuanto a número de operaciones en el seno de la UDA.

Fotos

Vídeos