UD ALMERÍA

El dinero de la reconstrucción ya está en caja

Miguel Ángel Corona (director deportivo de la UDA) estuvo ayer presenciando el entrenamiento del primer equipo en la playa./UDA
Miguel Ángel Corona (director deportivo de la UDA) estuvo ayer presenciando el entrenamiento del primer equipo en la playa. / UDA

Hace un año el club apostó por mantener el bloque y no se pudo afrontar pagos en varios traspasos y, ahora, se desea ir a por los objetivos para hacer un plantel nuevo

JORDI FOLQUÉALMERÍA

Las circunstancias han cambiado de una manera muy clara e importante en el seno del Almería del pasado año al actual. No ya a nivel institucional, con la tan manida posible venta de la que solamente Alfonso García sabe si la hará y en el momento que la hará. Se trata del caso de la confección de la plantilla rojiblanca del primer equipo. Además de que han cambiado los responsables de la construcción del equipo, también los objetivos, el número de operaciones que se deben realizar y, sobre todo, el montante económico que se puede disponer para hacer el equipo que Luis Miguel Ramis desea. Si hace un año el club entendió que lo mejor era mantener el bloque y, por tanto, no hacer efectiva ninguna operación de salida mediante traspaso de algunos hombres que se consideraban importantes (Chuli y Quique principalmente), 12 meses después todo ha cambiado. Además de que el onubense se ha ido por el contrato que se firmó en enero con el Getafe y el vallisoletano por la promesa que Alfonso García le hizo al firmarle la ampliación en abril, la idea principal del Almería es la de hacer, prácticamente, borrón y cuenta nueva. Para ello se necesita realizar un número superior a la decena de contrataciones. Y no todos pueden llegar a coste cero.

Y aquí entra en acción la economía de la entidad almeriense. En el pasado ejercicio solamente se pagó traspaso para la llegada de Fidel Chaves del Córdoba. Se entendió que era mejor no hacer muchas variaciones en la plantilla para que no hubiese el mismo problema que tuvo Sergi Barjuan con 15 fichajes. Alfonso García, por tanto, no pudo o no quiso hipotecar las arcas y no se afrontaron dos peticiones de Soriano como Campaña y Saveljich. 500.000 euros por el onubense y punto final.

Este verano, hasta el momento, se han realizado las ventas y ninguna contratación debiendo pasar por caja. Sí que se ha negociado con el Real Zaragoza para que liberase a Fran Rodríguez. Una operación, como la de hace un año entre los dos clubes para la contratación, siguiendo el mismo camino, del senegalés Pape Diamanka. Cuatro han sido, por ahora, las salidas que han dejado un rédito más o menos importante. En total, prácticamente tres millones de euros. La mitad aportado por Quique González. 700.000 euros por Chuli, 300.000 por Iván Sánchez y otro tanto (lo que faltaba por pagar de Fidel) en el caso de Josema. Hasta el central, que no ha jugado mucho con el primer equipo, ha dejado una buena cantidad.

Salvo que sucediera alguna otra venta, Pozo sería el mayor candidato, el haber económico en el Almería se ha cerrado por este verano. Hacía más de dos años que no había tantos ingresos en el club presidido por Alfonso García. El anterior curso fue 0. Un año antes, los 1,8 millones que el Sevilla ingresó como porcentaje por haberle vendido Aleix Vidal al Barcelona. 12 meses antes, el propio jugador catalán fue el que permitió dejar en la cuenta corriente de la UDA 3,5 millones de euros por su venta al cuadro hispalense. En total, aunque en dos ejercicios, más de 5 millones de euros.

Compras o en caja

Ahora la duda está en si el dueño de la entidad le permitirá a Miguel Ángel Corona (director deportivo) afrontar la reconstrucción con ese dinero entrado a lo largo de las últimas semanas o, por el contrario, se quedará en caja para cubrir parte del presupuesto que se ha 'perdido' por haber dejado de percibir los ingresos televisivos tras el descenso hace dos temporadas.

Si García 'respeta' su palabra dada hace un año, cuando dijo que solamente se podía afrontar un traspaso sin realizar ventas, ahora tras cuatro salidas previo pago y con el dinero en el banco, el equipo espera para conocer si del dicho al hecho hay poco o mucho trecho. Por las palabras de Miguel Ángel Corona, cuando se le pregunta por el gran número de jugadores que faltan por llegar al Mediterráneo en los próximos días y semanas, todo hace indicar que el trecho es corto. «Hay que convencerlos y hacer un trabajo de tener mucha paciencia», vino a decir el talaverano sobre el nombre de los candidatos y si el perfil es de los llamados altos en la categoría o se tendrá que conformar el cuerpo técnico con opciones más bajas.

Lo importante en las cuatro ventas referidas es que ninguna ha pillado de 'sorpresa' al Almería. Todas estaban pactadas o encaminadas. Chuli se debía quedar en Getafe si los madrileños subían. El Albacete tenía una opción por Iván Sánchez si ascendían a Segunda. Josema ya había dicho por activa y por pasiva que no se veía en Almería la próxima temporada. Y Quique tenía claro que si algún club llegaba con el importe de la cláusula se iría. En el último caso, el matiz dado por la UDA de pagar el importe de la cláusula no significa, como en el caso de Vitolo, que la haya tenido que depositar en la LFP. Los almerienses cobrarán el mismo importe, pero Osasuna se libra de tener que abonar el IVA de la operación. Un ahorro que viene bien a todos.

Como ahorro espera la UDA obtener en alguna compra. Los objetivos se tienen claros. Ahora, con el dinero, se pueden cerrar operaciones. Las que se producirán la próxima semana.

Fotos

Vídeos