UD Almería

Diga 'treintaitrés'

Los rojiblancos, que hicieron un gran partido, celebran el segundo gol que, como el primero, llevó la firma de Rubén Alcaraz./AGENCIA LOF
Los rojiblancos, que hicieron un gran partido, celebran el segundo gol que, como el primero, llevó la firma de Rubén Alcaraz. / AGENCIA LOF

El mejor partido de la UD Almería da la victoria más amplia en Sevilla, en un encuentro con mucho orden y control rojiblanco, con los tantos de Rubén Alcaraz, otra vez bigoleador, y Juan Muñoz, que puso la sentencia

JUANJO AGUILERAALMERÍA

El Almería llevaba toda la semana ensayando cómo mejorar dígitos y, tras el mejor partido en la presente temporada, puede que incluso uniendo los disputados tanto en casa como fuera, ya sabe decir 33, que son los puntos que le sitúan más cerca de la permanencia, a cinco o seis victorias para superar los 50 puntos que, aseguran, marcan la continuidad en la División de Plata del fútbol español, tras un partido en el que, sin 'carraspera', habló alto y muy claro.

Y es que los tres puntos sumados en la Ciudad Deportiva José Ramón Cisneros son de una inmensa importancia. Se había vendido, con razón, la calidad y la incertidumbre que crean los envites ante equipos filiales, capaces de lo peor -el Sevilla Atlético es último ahora a 17 puntos de la UDA y está sentenciado- y de lo mejor -ganó al Granada, empató al Huesca e hizo buenos partidos ante rivales de arriba como Valladolid, Osasuna o Rayo-. Pero Lucas Alcaraz demostró su capacidad para leer el partido, avisó el viernes en sala de prensa, y sus jugadores de interpretarlo y llevarlo a su terreno para conquistar tres puntos de gran calado.

Ganó la UD Almería porque dominó con creces las dos áreas y marcó en momentos precisos del partido con un gran Rubén Alcaraz, que hizo los dos primeros goles, en los minutos 27 y 53, y que mató Juan Muñoz, en el 87 -la venganza de los ex que siempre apuntaba hacia los de la UDA y ya era hora que fuese al contrario-. Pero esos nombres deben tener otros acompañantes como los centrales, Sulayman Marreh, que hizo un partidazo, o un Soleri que peleó arriba, fijó a los centrales y contribuyó a un triunfo vital, que impide caer al descenso y que permite marcharse si el sábado se gana a la Cultural Leonesa, en el partido más importante de los rojiblancos porque será el próximo.

Control sin balón

El Almería permitió al Sevilla Atlético tener el balón, pero los rojiblancos eran los que controlaban. Esperaban para salir a la contra, con Soleri peleando arriba para completar un muy buen partido, fijando a los centrales del filial hispalense. En el minuto 14, Rubén Alcaraz probó fortuna desde bien lejos y estuvo a punto de sorprender a Caro, que metió una buena mano para mandarla a córner. A la salida, el Almería pidió penalti por un agarrón cometido dentro del área sobre Sulayman Marreh no sancionado.

Esa pelea la manejaba el Almería, que no dudaba en buscar la ventaja. En el 19, Rubén Alcaraz, al que el filial sevillista le daba espacios, acabó con otro disparo, esta vez desde la derecha, que se marchó cruzado, en otro aviso más de los de Lucas Alcaraz, que presionaban arriba para propiciar el balón en largo del Sevilla Atlético y controlarlo en defensa.

Plasmar la ventaja

Se creció el Almería, que un minuto después pudo hacer el segundo en una acción en la que a Gaspar Panadero se le fue demasiado largo el balón y cuando lo intentó ya estaba en las manos de Caro para ponerse el partido muy bien para los rojiblancos. Aún así, el equipo de Luis García Tevenet estuvo cerca del empate en el 35 en un balón de Alejandro Pozo desde la izquierda que despejó corto René y Lara, solo ante el meta almeriense, lo mandó por encima del larguero.

En el filial sevillista no estaban saliendo las cosas. Jugando con dos delanteros, no tenía ocasiones de gol y García Tevenet optó por quitar a Marc Gual para dar entrada a Boutobba. Aunque estuvo más próximo al área rojiblanca, la posición adelantada de la defensa planteada por Lucas Alcaraz impidió una circulación de balón limpia para los sevillistas, que se toparon siempre con un imponente balance defensivo de un equipo que dominó las dos áreas, la ofensiva y la defensiva.

Dueño del partido

El Sevilla Atlético se desdibujaba, el Almería se hacía de hierro, con ocasiones para seguir aumentando la ventaja. En el minuto 64, Gaspar Panadero aprovechó un buen pase desde la izquierda para disparar, la sacó con el pecho Álex Muñoz y el rechace, que cayó sobre Pozo, lo mandó este fuera.

Sentencia

Y pudo ser más amplia la ventaja, tras una acción, en el 84, de José Ángel Pozo que toreó en la frontal del área, casi sentó a dos rivales, pero el disparo final del malagueño se marchó a saque de esquina y ya no se jugó más. En parte por la colaboración de un 'desatado' Carlos Fernández, que se dedicó a dar palos que tiraron al suelo a Rubén Alcaraz y a Jorge Morcillo, sin prisa para levantarse. Los segundos corriendo para sentenciar un partido que era necesario ganarlo y que se ganó de la mejor manera.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos