UD Almería

Descenso en la renovación de abonados tras la primera semana, a la espera de un 'repunte'

Los aficionados han protagonizado la campaña de abonos y la presentación de las camisetas. /IDEAL
Los aficionados han protagonizado la campaña de abonos y la presentación de las camisetas. / IDEAL

La UDA confía en que el número de seguidores que renueve su abono alcance una cifra similar a la de 2017

JORDI FOLQUÉALMERÍA

Cumplida la primera semana desde que se puso en marcha la campaña de abonos, da la sensación, en cuanto a la cifra dada por la entidad, que los seguidores rojiblancos prefieren esperar para renovar su compromiso con la entidad almeriense. Y eso que este verano hay una semana menos para tal fin en comparación a julio de 2017. Eso sí, el club aseguró ayer que la cifra es similar a la primera semana del curso pasado (alrededor de 1.200) y que solamente una Peña había renovado sus abonos. Pero no es menos cierto que, para llegar a la cifra de hace 12 meses, en cuanto a renovaciones se refiere en su totalidad, la cantidad de abonados que tendrían que renovar su carnet en las dos semanas que se inician hoy debería ser superior a los 6.600.

Un reto difícil para que el club llegue a los 7.861 abonados que renovaron hace un año. Por tener una semana menos y por los comentarios de los propios aficionados a nivel particular en redes sociales. Se confía en la entidad presidida por Alfonso García que los seguidores que han estado 'molestos' por el constante sufrimiento y viendo que 'todo sigue igual', al final les pese más su amor a los colores de la UDA y renueven su abono.

1.200
Cifra aproximada de aficionados que han renovado su abono en la primera semana.
7.861
Es el número de abonados que renovaron hace un año, durante el mes que la campaña estuvo activa.

Habitualmente el Almería, desde que está Alfonso García como dueño, siempre ha anunciado un fichaje de los más importantes o algo referente al club en positivo cuando la campaña se inicia. Con el fin de, una vez acabada la campaña anterior, empezar la nueva con 'renovadas ilusiones'. Comprobar que en los despachos se intenta hacer un equipo atractivo o que la entidad está en fase de crecimiento. Ahora, como se ha visto en la primera semana, la filosofía ha cambiado.

Primeros fichajes

Porque los dos primeros fichajes fueron dos laterales. Con los que había ya acuerdo desde hacía meses, pero que no vinieron en el pasado mercado de invierno. Samu de los Reyes y Adri Montoro fueron las contrataciones anunciadas por el Almería en primera instancia. Un defensa llegado para la banda izquierda desde la Liga sueca y un defensa llegado para la banda derecha del filial del Sporting de Gijón. Después, un extremo del Marbella (Corpas) de Segunda B, además de los dos llegados de rivales directos de la UDA el pasado curso y el siguiente. Un delantero llegado del Alcorcón (Álvaro Giménez) y un centrocampista del Albacete (César de la Hoz).

Un aspecto en el que los abonados que pueden estar indecisos se suelen fijar. De ahí que el club insista una y otra vez que el mercado de fichajes y las contrataciones que realizará la UDA serán con un perfil distinto al de otros ejercicios y que se desea que haya un cambio, también, en la mentalidad de los seguidores que acudan regularmente y que piensen solamente en el Almería para mostrar su apoyo y no en el pasado de los jugadores que lleguen este verano al club cuya dirección deportiva está comandada por Miguel Ángel Corona.

También se ha querido que la presentación de las nuevas equipaciones se realizara mediante una campaña en la que los protagonistas eran los propios aficionados de la UDA. Ni que decir tiene que también para la campaña de abonos no se quiso que nadie del vestuario del Almería fuera la imagen y que los propios abonados fueran los 'modelos'. Porque en la entidad tuvieron claro que «lo mejor de estas últimas campañas habían sido los abonados».

No es para menos. Cinco campañas luchando por salvar la categoría en la última jornada. Con un descenso y cuatro 'milagros', tal y como ocurrió también este pasado ejercicio con la salvación lograda en Lugo. Hasta la otra punta de España acudieron más de 300 seguidores del Almería, mostrando su apoyo como así ha ocurrido desde que se ascendiera al fútbol profesional y, sobre todo, se lograra plaza en la Primera División en 2007.

Una campaña que cambió todo en el seno del club y que llevó a que el número de abonados creciera exponencialmente. Aunque también se vio un descenso en este apartado conforme pasaban los cursos y los precios aumentaban de manera clara. «La afición debe pagar el fútbol si lo quiere», se decía en lo que era una época de bonanza para Alfonso García, aunque la afición ya notaba los estragos de la crisis.

En Segunda hubo más abonados que en la última campaña de Primera (2011). Y la cifra se ha mantenido tanto en la vuelta a la elite (2013) como en el posterior descenso (2015), mostrando un apoyo al proyecto rojiblanco aumentando la masa social. Pero el descenso en el número de abonados se ha ido notando, desde hace dos años. En la 'vuelta' a la Liga 1|23, con el presupuesto más caro de toda la categoría, el Almería superó los 10.000 abonados. El primer batacazo, en forma de no demostrarse en el campo el dinero que se tenía, en teoría, en las arcas, supuso que no se alcanzara los cinco dígitos el pasado verano.

El descenso, al menos desde el club, se dijo que era «lógico» porque el 'golpe' fue duro. Un año después, también hubo descenso. Como el siguiente año. Poco a poco, pero perdiendo masa social en la UDA. Con sendos proyectos, así se decía desde la presidencia, para mirar hacia la parte más alta de la clasificación. Con fichajes con un pasado importante, pero que estaban ya en el ocaso de su carrera, como así se ha demostrado un año después. Ahora todo es distinto. Sabedores de lo que hay y de que la política de contrataciones ha tenido que cambiar. Sin tener ningún rubor en decirlo. Mostrando las cartas sobre la mesa.

Unas cartas que los aficionados van conociendo poco a poco. Que ya no sirven para ver a jugadores con pasado en la UDA. Que sirven para comprobar si el abonado quiere apostar de nuevo o prefiere apurar más tiempo o no abonarse.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos