UD Almería

«No hay descanso»

Lucien Owona, que intenta el pase, avisa de un partido complicado ante su exequipo./J. J. A.
Lucien Owona, que intenta el pase, avisa de un partido complicado ante su exequipo. / J. J. A.

Owona, contento por la victoria del sábado, asegura que «si pierdes ocho partidos te metes otra vez abajo» | El central camerunés, ex del Alcorcón, advierte de que en Santo Domingo «si no juegas al 200% no vas a ganar. Es un campo donde si te duermes un poco te caen cuatro»

JUANJO AGUILERAALMERÍA

La victoria del pasado sábado frente al Córdoba ha 'revestido' de ilusión a la plantilla de la UD Almería, que encara el último partido de 2017 con las buenas sensaciones de la victoria, pero con los pies en el suelo. Nadie olvida cómo fue el partido y lo que puede pasar si no se gana el siguiente. Así es el fútbol, que el pasado no cuenta, sólo el presente. Este habla del duelo del viernes en Santo Domingo y de conseguir la victoria ante un rival sobre el que Lucien Owona abre los ojos para quienes no lo conozcan.

Así, el central avisó de que el del próximo viernes será «un duelo difícil. Es un campo donde quedan muchos rechaces, muchos tiros a puerta, cada acción de córner, cada falta son peligrosísimas. Si no juegas este partido a 200% no vas a ganar. Es un campo donde si te duermes un poco te caen cuatro».

El central camerunés mira atrás para hablar del partido del pasado sábado, pero más que nada para advertir. Señaló ayer que «el partido no fue bueno, pero ganamos, que era lo importante», pero avisando de que «si pierdes ocho partidos te metes otra vez abajo. Sabemos que no hay descanso».

Ganar sí o sí

Lucien Owona habló del envite del sábado frente al Córdoba, un partido que al ser «un rival directo, era un partido que teníamos que ganar sí o sí. La verdad es que el partido no fue bueno», se sinceraba, «pero ganamos, que era lo importante»

Destacaba Lucas Alcaraz que los cambios por la falta de efectivos se arreglaron con el trabajo colectivo y la capacidad de pelear del equipo. «Sí es algo que debe estar siempre en la mente competir, estar juntos y si en esos partidos te sale vas ganando puntos», reconocía.

A matar la Liga

Es cierto que quedará mucho tramo por recorrer, pero sin en Alcorcón se lograr la victoria, se podría ver otra Liga a partir del próximo enero. «El viernes es un partido que si lo ganamos sería un golpe muy importante para acabar el año bien y volver con tranquilidad, pero no va a ser un partido fácil, es un campo difícil y va a ser muy jodido».

Habla con conocimiento de causa porque viene de defender los colores del conjunto alfarero, del que habla con cariño. «Estuve bien allí y el director general, Quique, es un encanto. Se comportó siempre muy bien conmigo». El cariño se torna en complicación cuando habla del partido. «Va a ser un duelo difícil, es un campo donde quedan muchos rechaces, muchos tiros a puerta, cada acción de córner, cada falta son peligrosísimas. Si no juegas este partido a 200% no vas a ganar. Es un campo donde si te duermes un poco te caen cuatro».

En ese mismo sentido, el de la forma de encarar el duelo avisaba de que «va a ser un encuentro muy muy jodido y el que no esté dispuesto a llevarse golpe, a luchar y pelear más que nunca, porque es un campo que te lleva a eso, a competir, a correr, a pelear, a recibir golpes, no puede jugar este partido. Es un partido muy complicado».

Es un poco consecuencia de lo que intenta transmitir Julio Velázquez, el técnico alcorconero, que precisamente debutó en el banquillo del Alcorcón jugando frente a la UD Almería. «Es un entrenador que tiene sus ideas y exige a sus futbolistas a competir al máximo, al límite, y en todos los equipos que él ha tenido empuja al jugador a competir, a darlo todo en el campo».

Ahora más aún porque el partido de este pasado fin de semana acabó perdiéndolo en el descuento. «Como buen profesional, no le gusta perder y más que en el descuento. El viernes va a salir a por todas», manifestó con total seguridad.

Lucas Alcaraz podría parecerse al técnico del equipo alfarero porque «pide un trabajo muy intenso y sobre todo en lo que nos faltaba tácticamente el equipo está mucho mejor. Él lleva sus ideas e intentamos hacer lo que él quiere, pero el equipo tácticamente está mucho mejor. Lo que nos falta es matar cuando tenemos la ocasión».

Incidió en la forma de trabajar del técnico de la UD Almería. «No te da momento de respirar, es trabajar, trabajar y mucho más. El partido del sábado pasado nos dijo que era un partido complicado, porque era el Córdoba, y sabe cómo vas jugar contra un equipo que va ahí abajo. Tienes la sensación de estar un poco más relajado y eso te lleva a hacer un mal partido».

En lo personal

Owona, en lo personal, habló de cómo fue su llegada a Europa. Cómo llegas «Yo estuve con la selección sub-17 y un entrenador que trabaja para el PSG vio un partido mío, fue a Camerún, me siguió y me mandaron el contrato». En el equipo parisino estuvo «en la cantera. Yo marché de África para allí y estuve un año con el filial del Paris Sant Germain», señalaba, para indicar que a España llegó para jugar en Segunda B. «En Segunda B hay campos muy complicados. Tuve una mala experiencia en mi segundo año en París y por eso me vine a España, jugué en Segunda B que te pide competir y eso, con el trabajo, todo se saca».

En la UD Almería está bien. Sólo le falta ver portería. «Me encuentro bien, pero todavía no me ha caído una. Casi meto gol el sábado, pero Marco -Motta- sale de dónde no sé y le empuja. Lo importante es que el equipo ganó. Un día me tocará marcar», dijo con seguridad.

No estaría mal que fuese el viernes, pero ese es un partido complicado también por las fechas prenavideñas. «Cada uno sabe cómo lleva sus cosas. Yo personalmente todos los partidos los quiero ganar. Jugando bien o jugando mal, para mí lo importante es ganar y espero que los compañeros estén enganchados a este partido. Creo que el míster va a dar un toque de atención para que la gente no se despiste y así llegamos a competir».

Cuando acabe irá a Camerún «porque tengo muchas cosas que hacer y aprovecharé para estar con mi madre y mis amigos de la infancia». De comer, poco «porque luego miden los hay pliegues de grasa y hay multas».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos