UD ALMERÍA

Una década desde que el Almería le ganó el pulso al Real Madrid por Álvaro Negredo

Una década desde que el Almería le ganó el pulso al Real Madrid por Álvaro Negredo

El club blanco comunicó a la entidad almeriense que recuperaban al delantero y se encontraron con la respuesta de: «habéis llegado un día tarde»

JORDI FOLQUÉ

La España futbolística celebró ayer una década desde que Fernando Torres marcara el gol que le dio a nuestro país su segunda Eurocopa. La primera de una particular trilogía de éxitos consecutivos que acumuló el Mundial 2010 y la Eurocopa de 2012. Fue en Viena. Lugar en el que se disputó la final de dicho torneo a la que llegaron, además de la selección dirigida por Luis Aragonés, una Alemania que estaba más acostumbrada a ese tipo de encuentros en cuanto a combinados nacionales.

Pero mientras que los seguidores españoles y alemanes tomaban las calles de Viena, a una proporción de 10 a 1 en favor de los germanos, algunos clubes también aprovechaban el evento para negociar. No se podía perder ni un minuto. Comidas, reuniones, visitas por la ciudad, reuniones, ver la final, reuniones... Todo por obtener el jugador apetecido para cada entidad.

Y entre todos los 'peces gordos' del fútbol europeo y Mundial, la UDA también se jugó su futuro ese verano. O, al menos, poder tener un año más a la que era consideraba como su máxima estrella después de un año en la máxima categoría del fútbol español. En Viena (29 de junio) se vivió un primer capítulo de la vinculación de Álvaro Negredo como rojiblanco. El segundo se vivió un día después. El que resultó ser definitivo y mostrando la UDA una fuerza ante un grande que pocos podían imaginar (ni pueden imaginar ahora mismo).

La historia

Poco después de llegar uno de los aviones oficiales que la RFEF dispuso para viajar desde España a Austria, en un hotel donde se estaban miembros federativos y presidentes de clubes, se produjo una reunión entre el entonces presidente del Real Madrid (Ramón Calderón) y la cúpula de la UDA (Alfonso García y Ricardo Martínez). En ella, la entidad merengue le aseguró al Almería que no tenían ninguna intención de recuperar al delantero vallecano.

Porque los rojiblancos estaban en la obligación de 'devolverlo' al Santiago Bernabéu tanto al final del primer ejercicio como si la 'reclamación' se producía al final del segundo. Negredo llegó a la UDA en el verano de 2007, tras ascender el club almeriense a la Primera División, con un contrato, en cuanto a las cláusulas, similar al que ahora tiene José Ángel Pozo. Poder ser recomprado en los dos primeros cursos o ya, desde el tercero, ser en su totalidad propiedad del Almería.

Así que tras esta comunicación, todos se desplazaron hasta el Estadio Ernst Happel (Prater) para presenciar el partido entre España y Alemania. Tanto los representantes madridistas como los rojiblancos disfrutaron del título del combinado entrenado por Luis Aragonés. Una vez celebrado todo, rumbo al aeropuerto para volver a España. Unos para quedarse en la capital de España y los representantes de la UDA para retornar su camino hasta la Región de Murcia. Todos con la absoluta tranquilidad de que Álvaro Negredo no se movería.

Se había ido Unai Emery rumbo al Valencia. Felipe Melo había fichado por la Fiorentina italiana. La marcha del delantero madrileño hubiera sido demasiado dura de asimilar. Aunque, eso sí, el Almería ya había estado trabajando para paliar lo que parecía, en principio, una marcha segura. De ahí que contratasen a Esteban Soleri. El argentino firmó por los rojiblancos como el sustituto 'natural' de Negredo. Aunque no hizo falta que asumiera el '9' titular.

Pero todo cambió (o al menos estuvo muy cerca de cambiar) cuando el lunes 30 de junio en la sede de la UDA se recibe una comunicación en la que, más o menos, se decía que donde se dijo «no» se había convertido en un «sí». De esta manera, el Real Madrid reclamaba la vuelta del que había anotado 13 goles en su primer curso con la elástica rojiblanca en el campeonato liguero. La esperanza de que Negredo se quedase un año más en el Estadio de los Juegos Mediterráneos parecía esfumarse.

Hasta que el Almería se planteó si le planteaba un 'pulso' al Real Madrid o aceptaba su marcha, con el fin de no llevarse mal con el club más poderoso económicamente de todo el planeta futbolístico. Y optaron por lo primero. Le dijeron al cuadro madridista que «habéis llegado un día tarde». El motivo, que en el contrato se especificaba que la comunicación debía ser realizada «antes del 30 de junio». Por tanto, la UDA entendió que «ese plazo había acabado el día antes».

Revisaron el contrato y así estaba estipulado. Ni más ni menos. Por ello, el cuadro blanco 'filtró' que no querían recuperar a Negredo, cuando la realidad era muy distinta. El delantero se quedó y marcó 19 goles. En 2009, el Madrid lo recuperó, para venderlo al Sevilla.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos