Almería B

Dame pan y dime tonto

Los rojiblancos celebran el gol que devuelve al equipo a la senda de los triunfos./FELIPE ORTIZ
Los rojiblancos celebran el gol que devuelve al equipo a la senda de los triunfos. / FELIPE ORTIZ

La UD Almería B, pese a su mala segunda parte, vuelve al triunfo | Un gol de Abkar en propia meta, en el descuento, devuelve a los rojiblancos a la senda del triunfo, tras cuatro derrotas consecutivas

Juanjo Aguilera
JUANJO AGUILERAALMERÍA

En esos minutos en los que cuando se pierde se queda cara de tonto, el Almería B volvió a la senda de los triunfos en el grupo IV de Segunda B frente a un At. Malagueño que mereció más por su propuesta, sobre todo en la segunda parte. Pero el fútbol, aunque suene a tópico, tiene estas cosas. Un saque de banda 'bien ejecutado' por el recogepelotas -Carlos Roberto dos Santos-, lo puso en marcha Toril, Dani Albiar condujo por la banda derecha y puso el balón al corazón del área. No había rematador, pero Abkar, en su intento de despejar, le dio al Almería B un triunfo importantísimo, tras cuatro derrotas consecutivas, y profundiza en la herida de un Atlético Malagueño anclado a la cola de la clasificación.

Todo tras un partido equilibrado en la primera parte, en la que ambos equipos dispusieron de ocasiones, más los locales, Los dos equipos iniciaron el partido siendo fieles a su propuesta futbolística, que nada tiene que ver con la posición que ocupan en la tabla, tan metidos en problemas por las malas rachas de resultados. Quien más tuvo el balón, de inicio, fue el filial rojiblanco que, en el primer minuto, intentó sorprender con un disparo de Fran Callejón, desde la frontal del área, que atajó Kellyan.

Peso malaguista

Llegados al minuto 10 empezó a tomar presencia arriba el conjunto malaguista, con la presencia de jugadores como Deco o Antoñín, encargado este de finalizar jugadas que no llegaron a nada. Sí lo tuvo el Almería, que en el minuto 17, lo intentó de nuevo desde la frontal del área en una acción de combinación entre los hombres de segunda línea, con Javi Moreno disparando, el rechace le cayó a Iu Ranera, cuyo disparo, tras tocar en un defensor, se apaciguó en la llegada a las manos de Kellyan.

Sin embargo, el Malagueño tuvo más llegada, pero menos acierto en el último pase. En el 19, dispuso de una ocasión clarísima con un centro desde la izquierda, por parte de Iván Jaime, que no fue capaz de rematar Keidi, parado al encarar a Guille Lara.

La respuesta almeriense, que trató de ralentizar el duelo ante el cariz que estaba tomando de ser de ida y vuelta, llegó como consecuencia de una contra, en el 22, en la que el que condujo el balón con velocidad fue Darío Guti, que cayó a banda derecha, pero el servicio hacia Iu Ranera no consiguió 'embocarlo' el media punta del conjunto de Esteban Navarro.

Insistió el filial rojiblanco, con más llegada y control de balón. Remitió el control que ejerció el equipo de Manolo Sanlúcar y hubo más presencia indálica en campo contrario. En el minuto 22, firmó la ocasión más clara hasta ese instante, con un gran pase entre líneas de Mario Abenza para Darío Guti que su disparo buscando hueco en la parte izquierda de la meta de Kellyan acabó despejando el balón de cabeza a saque de esquina.

El Almería B fue dueño de las llegadas. En el 36, la tuvo de nuevo el filial rojiblanco. La acción la fabricó Antonio Navas por la banda derecha. El lateral ejidense puso el balón al corazón del área y Darío Guti, de cabeza, malinterpretó el pase y no fue capaz de superar a Kellyan.

Desdibujados

En la segunda parte, Hugo sustituyó Antoñín y el Malagueño adquirió verticalidad. En el minuto 47, una mala salida de balón provocó la ocasión más clara para los albiazules, pero Joan Grasa, solo ante Guille Lara, no acertó con el disparo final. Ambos protagonistas se volvieron a encontrar en el 55, en un servicio de Keidi para el punta albiazul que disparó abajo, a donde más le duele a los porteros, pero el rojiblanco paró con el pie.

El Malagueño, con más presencia arriba, más vertical con la entrada de Hugo, obligó a mover ficha a Esteban Navarro, que cambió a Javi Moreno, con menos presencia, por Sergio Pérez para tratar de encontrar entradas por banda. También el Malagueño la tuvo, en el 68, donde Ismael aprovechó la imprecisión de la zaga rojiblanca para meterle en aprietos. Sin embargo, el disparo se fue fuera por poco.

El Almería B, impreciso en defensa, dio muchas opciones al filial malaguista, con presencia arriba. Iván Jaime tuvo un mano a mano con Guille Lara que este desbarató con una gran intervención.

Luismi, en el minuto 78, fabricó otra acción que pudo cambiar el signo del partido, pero no consiguió definir con un disparo a la escuadra contraria en la que no midió el golpeo, pero que sí plasmó la imagen de un conjunto que dominó el juego ante un filial almeriense impreciso y sin ideas para encontrar la portería defendida por Kellyan.

Sin embargo, cuando el partido expiraba y el empate no era un mal resultado para el Almería B, en un saque de banda ejecutado por Toril, lo puso Dani Albiar con un centro al área buscando algún rematador, pero, ante la falta de este, Abkar, en su intento de despejar, introdujo el balón en la portería malaguista para cortar la racha de derrotas del Almería B y profundizar en la herida del Atlético Malagueño, que sigue sin ganar y con solo un punto en la clasificación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos