UD ALMERÍA

Corpas y Romera vienen al Almería para crecer 'pasito a pasito'

Corpas y Romera vienen al Almería para crecer 'pasito a pasito'

Los dos jugadores llegan al conjunto almeriense para hacer las cosas «partido a partido»

Juanjo Aguilera
JUANJO AGUILERAALMERÍA

La experiencia y las ganas por triunfar en Segunda División se unieron en José Romera y José Corpas, dos nuevos jugadores que presentó la UD Almería con vistas a la temporada 2018/19. El valenciano llega al conjunto rojiblanco tras rescatarle de seis temporadas jugando fuera de España, el jienense lo hace tras destacar en Segunda División B con el Marbella. Ambos se visten de rojiblanco para tratar de hacer una buena temporada con el equipo de Fran Fernández, pero sin 'aires de grandeza'.

El lateral diestro, nacido en Xirivella (Valencia) el 8 de septiembre de 1987, expuso que «lo que me ha dado tiempo a conocer me ha gustado mucho. La ilusión, la mezcla de juventud y un poco de experiencia va a ser algo muy positivo y esperemos que, con mucho trabajo, con mucha ilusión, motivación e intensidad y pasito a pasito, todos los entrenamientos y cada partido, ir construyendo algo importante».

Eso de ir pasito a pasito fue otro de los argumentos de José Corpas Serna, un jugador de Baños de la Encina (Jaén) de 27 años (7 de julio de 1991) que llega por dos temporadas. «Estar en el Almería es una responsabilidad y la responsabilidad a todo futbolista motiva, lo que sí soy es de ir partido a partido, ir poco a poco y marcarnos el objetivo pasito a pasito. He seguido bien de cerca la Segunda División y hasta la última jornada no se puede decidir, creo que el tema de vestuario es importantísimo, pero sobre todo ir pasito a pasito».

Las ganas de volver

A José Antonio Romera le valió la oferta de Almería para cumplir con el sueño de volver a España. Alfonso García expuso que «viene del fútbol rumano, del Dinamo de Bucarest. Hace seis años que salió del fútbol español. Él tenía ganas de volver y por eso está aquí con nosotros. Nosotros hemos apostado por él», dijo.

El jugador no dudó en expresar lo que reflejaba su cara, una gran alegría. «Estoy muy contento de haber venido a Almería. Llevo ya seis años fuera, no soy el mismo jugador que cuando me fui. He ganado en experiencia y en muchas características. De Segunda División, aunque estás fuera, siempre estás mirando de reojo todas las categorías y siempre he estado muy interesado, me he informado bien y tenía muchas ganas de volver aquí».

No consideró que se parezcan en nada el fútbol de la Liga de Chequia o de Rumanía al fútbol español. «Son países distintos, culturas distintas, en cuanto a fútbol no hay ninguna cultura como la española a la hora de hablar deportivamente. Vengo muy motivado, con mucha ilusión y con muchas ganas de trabajar y aportar para el equipo».

En eso de la aportación, es claro que con 30 años será la experiencia lo que ponga. «Todo el mundo sabe que la Segunda División es una categoría muy difícil, cada partido se juega hasta el 95 y puede pasar de todo, es muy igualada. Un equipo de abajo puede ganar a un equipo que está arriba en la tabla fácilmente. La experiencia en el fútbol es un grado igual que la juventud o las nuevas ideas. Una buena mezcla de ambas cosas es muy importante y muy positivo para el club y creo que lo está intentando conseguir».

A crecer

Corpas llega dispuesto a crecer. García Gabarrón dijo que «viene del Marbella y es uno de los jugadores que este año en Segunda B más ha destacado. Hemos apostado por él. Estamos trayendo chavales que tengan muchísimas ganas por triunfar en el fútbol. La Segunda División es tan competitiva que cualquier detalle te marca el partido y sobre todo los equipos que suelen tener más posibilidades de ganar son los que mejor compitan, no los que mejores plantillas de jugadores tengan. Nosotros los hemos sufrido en nuestras carnes y esperemos que este año sea diferente».

El jienense se definió con un trabajador. Expuso, en ese sentido, que «lo que sí que tengo claro y que conmigo es innegociable es el trabajo. El trabajo, formar un gran grupo que yo creo que esa es la base de que todo equipo vaya bien. En las buenas es muy fácil formar grupo, pero en las malas, cuando más junto estás, es más fácil superar esas adversidades. Conmigo el trabajo es innegociable y eso se va a poder ver en el campo», explicó.

Llega al Almería después de desechar otras ofertas. «Había alguna otra oferta, pero cuando sonó el nombre de Almería no me lo pensé. He venido a jugar contra el filial, he tenido compañeros aquí y me han dicho que en Almería se vive el fútbol de una forma diferente y quería comprobarlo en mis propias carnes».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos