UD Almería

Corona, corazón rojiblanco

Miguel Ángel Corona, que observa un entrenamiento, valoró el rendimiento de la plantilla rojiblanca. /J. J. A.
Miguel Ángel Corona, que observa un entrenamiento, valoró el rendimiento de la plantilla rojiblanca. / J. J. A.

El director deportivo de la UD Almería pone «un cinco raspado» a la temporada del equipo unionista | En su análisis, el rojiblanco repasa la campaña, con mirada a la plantilla, al rendimiento y al compromiso de algunos, «extraordinario, fuera de lo común»

JUANJO AGUILERAALMERÍA

No hace falta que lo exprese ni pública ni privadamente. Su compromiso con la UD Almería viene de años y, aunque probó fortuna una temporada en Australia, cuando recibió la llamada de su club ni se lo pensó dos veces. Cogió las 'maletas' y volvió a su casa. Como Miguel Ángel Corona dijo en UDA Radio el pasado viernes, «muchas veces hablamos de que esta es una tierra que acoge tan bien que el de fuera se siente de aquí». Es su caso, sin lugar a dudas. De sus palabras se sacan muchas respuestas. El talaverano, director deportivo de la UDA, dijo estar insatisfecho, pero tranquilo a la misma vez, y explicó muchos porqués. «El fútbol tiene mucho de emocional. Hablamos muchas veces de cuando eres niño y pierde tu equipo que no cenas. Si cuando eres adulto y ya has arraigado una afición con un club, como es mi caso, y encima eres trabajador de ese club, que ese club no vaya bien y ese equipo no gane partidos, imagínate los desvelos que me produce».

En su largo repaso por su primera temporada bajando de la grada al césped, pero sin poder darle una patada al balón, no escondió su pesar por el hecho de que las cosas no hayan salido, al final, como estaban marcadas, pero también asume que el resultado es simple y llanamente el fruto de un juego. «Muchas veces buscamos explicaciones lógicas a un mundo que no deja de ser un juego y cuando hay juego de por medio hay variables que no se pueden controlar». Pero, del mismo modo, no duda en poner nota «un cinco raspado» a meses de un trabajo que «¿Se puede hacer mejor? No lo dudo. ¿Se puede hacer más? Lo afirmo, es imposible».

Mandi, las lesiones, el gol y su falta, el compromiso de unos y la falta de otros, la posible venta del club... Corona no se dejó nada. Habló sin dobleces y con la confianza de comenzar a trabajar para la temporada 2018/19 con la intención de conseguir lo necesario para sufrir menos.

Raspadísimo

A Miguel Ángel Corona no le tembló la mano para hablar de puntuaciones al rendimiento de la plantilla confeccionada. Sí es cierto que lo hizo con matices, pero directo al aprobado que supone la permanencia. «Permíteme que tenga ciertos matices. Te diría un cinco raspado, pero todo lo que sea que la UD Almería esté en Segunda División y en la Liga de Fútbol Profesional un año más me parece que al menos es para darle un aprobado raspadísimo, pero con mucho sufrimiento y fases de suspenso».

Todo como consecuencia de una temporada un tanto rara. Lo cierto es que no dudó en asegurar que aquel compromiso con el que presentó a los refuerzos no todos lo han expuesto. «Diría que ha habido excepciones». Eso supone tener una sensación que «no es agradable. Habrá muchas circunstancias o muchas causas por las que los jugadores se hayan ido desconectando a lo largo de la temporada, pero en algunos casos se esperaba más». Ante tal situación, no dudó en afirmar que se tomó nota y se aplicó la 'medicina' oportuna. «Hemos tomado las medidas que consideramos que se podían tomar y no son muchas veces el antídoto».

De todas formas, el de los que optaron por sacarlo a relucir han permitido que la permanencia sea un logro de todos, sin excepciones. «No lo digo yo, lo ha dicho Fran Fernández, que ha habido jugadores que gracias a ese compromiso y a esa entrega que han tenido y al grandísimo trabajo que han hecho, él dice en mí periodo, ha sido impresionante. Volviendo a lo del compromiso, del mismo modo que pienso abiertamente que alguno ha podido tener más dolor de barriga, hay otros que ha sido extraordinario su comportamiento y su compromiso, fuera de lo común».

El caso es que se sufrió más de lo esperado, posiblemente por las muchas variaciones en el banquillo, aunque no era el objetivo. «Lucas Alcaraz tenía un compromiso de año y medio» en una demostración de apostar por dotar de esa estabilidad. «Muchas veces, a pesar de que la teoría diga que es beneficioso, no es suficiente».

Estrés, falta de gol...

La tardía consecución del objetivo ha estado rodeada de aspectos que son achacables al 'producto', pero también ajenos a lo controlable. Un problema importante, que ha obstaculizado un mejor rendimiento, ha sido el de las lesiones. El talaveraro expuso, en cuanto a explicaciones, que «no hay una, hay muchas explicaciones o intentamos ver que no se debe a una razón y que hay diversas causas que hayan hecho que haya sido un año así. No sólo una. Entre ellas, acabo de imprimir un informe de nuestro médico en el que hace valoraciones de tipo médico y luego nosotros también vamos a hacer un análisis del tipo de jugador que teníamos en cuanto a edad, historial de lesiones. Tenemos que hacer un análisis en cuanto a tipo de pretemporada y de preparación que se hizo y luego hay una que es bastante común a todos los clubes y todo el mundo te lo argumenta y es que en los cambios de entrenadores, al haber una elevación en el estímulo para agradar al nuevo y un cambio en la metodología, porque cada maestrillo tiene su librillo, hay un periodo siempre de lesiones acentuado. En el informe que tengo, diciembre es el peor mes, acabábamos de cambiar de técnico en noviembre, y abril-mayo también aparecen marcados en rojo».

Tampoco se olvidó del estrés que supone tener que jugar con el 'agua al cuello', sabedores de la trascendencia de las derrotas. «Hay una relación totalmente directa y estudiada que siempre tienen más lesiones los equipos que están en la parte baja de la tabla que los que están en la parte alta. El estrés emocional por jugar por el abismo no es el mismo estrés que el de jugar por la gloria».

Siendo ese un problema incontrolable, en cierto modo, el del gol es más de acierto y la consecuencia no viene provocada por gastar más o menos dinero. «Hay un análisis. Osasuna tiene una delantera por valor de tres millones de euros. ¿Ha acertado con el gol? No lo ha hecho. Es una simple reflexión. Acertar con el gol no va en lo económico. No va directamente emparejado con el dinero».

«Que Juan Muñoz ha hecho goles toda su vida es una evidencia, que Caballero, en los periodos en los que ha sido titular en sus equipos, ha hecho goles, están los datos», reflexionó con la intención de acudir a que «ellos serán los más disgustados con no haber hecho grandes cifras y a los dos los considero ambiciosos en esa faceta, pero hay años que se dan como se dan e igual que para todo tenemos ciclos buenos y malos, en este caso no hemos sido capaces entre todos de que nuestro equipo haya sido goleador».

Concordancia

Ese tema lo equiparó al de las tablas de presupuestos y resultados obtenidos, que hablan de un rendimiento que no ha sido ecuánime. «Muchas veces buscamos explicaciones lógicas a un mundo que no deja de ser un juego y, cuando hay juego de por medio, hay variables que no se pueden controlar. La respuesta a eso es que el fútbol es tan maravilloso que no puedes llevar una teoría a la práctica y no puedes cuantificar económicamente cuál va a ser el rendimiento de un grupo de 24 personas, que los equipos no dejan de ser grupos de 24 personas y quizás eso es lo que hace apasionante este juego. En algunos casos sí que está bastante acorde, en esos que está -1, -2, -3 o +1, +2, +3, pero no hay una relación directa».

Lo que sí puede ser importante es tener un equipo casi formado para cuando empiece la pretemporada, fecha anunciada para el próximo 10 de julio. Antes deberán llegar caras nuevas o repetir otros que han cumplido en la recién concluida temporada. «El otro día tuve una conversación con Jorge Morcillo, que ha sido nuestro capitán, y nos emplazamos a hablar en unos días. Ambas partes tienen que reflexionar antes de sentarse a ver si hay una posibilidad de que estemos juntos», explicó el director deportivo de la entidad unionista.

Su continuidad, como la marcha de Mandi la tocó el director deportivo de la UD Almería, con una oferta planteada para el canario que este no aceptó. Se llegó a decir que por ser a la baja. «Yo lo llamaría de otra manera. Para nosotros fue correcta y acorde con lo que es un jugador como Mandi en la temporada 2018/19. Nosotros la consideramos correcta y acorde al pasado de Mandi, un jugador que se va a incorporar a la disciplina, a alto rendimiento, alrededor de octubre y acorde y correcta a lo que puede ser un jugador que viene de una lesión de larga duración», sentenció un castellano-manchego de origen, pero almeriense de adopción.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos