UD Almería

«Para ser competitivos y sólidos faltan 3 o 4 jugadores más»

Luis Miguel Ramis observa el entrenamiento en uno de los campos de La Manga Club. / UDA

Luis Miguel Ramis, entrenador de la UDA, está satisfecho con los futbolistas que han llegado, «de forma consensuada», por la «ilusión y ganas» que están transmitiendo El técnico de la UDA está ilusionado ante su primera campaña desde el inicio

JORDI FOLQUÉALMERÍA

Luis Miguel Ramis, tras lograr la permanencia en la UDA al final de la pasada campaña, afronta ahora su primera temporada como rojiblanco desde el inicio. Aterrizó en el mes de marzo sin experiencia como entrenador en la Liga 1|2|3 y lo hizo para dirigir a un equipo que, en números y en sensaciones, estaba totalmente hundido. Al menos, era la percepción que daba el colectivo rojiblanco. Todo el mundo decía que era un plantel con calidad. Aunque nadie en los años anteriores había sido capaz de sacarle un partido más o menos digno. Supo al lugar que llegaba. Más que por el entorno, lo era por las circunstancias. Así que en lugar de querer inculcarles su estilo de fútbol, el tarraconense se 'reconvirtió'. Para lograr el objetivo «había que sacar puntos». Podría parecer una frase hecha porque en el deporte todo va de victorias para conseguir lo que uno se propone. Pero lo hizo siendo 'infiel' a algunos de sus principios en cuanto a forma de jugar y de planteamientos. Ahora, una vez pasada una página muy pesada, el exCastilla quiere que todo sea distinto. «Deseo que los aficionados puedan disfrutar». Es una máxima a la hora de poner negro sobre blanco en el que de verdad es su librillo.

En La Manga Club, en los primeros días alejado de Almería, Ramis concedió una entrevista a los medios oficiales del club rojiblanco. Pinceladas de lo que desea. Todo en su mente. Todavía sueño porque realidad ninguna. El sábado será el primer amistoso. Aunque tampoco se podrá ver nada para hacer un balance. El Levante permitirá únicamente vestirse de corto. Porque todo está en libretas. Tanto de lo que puede ofrecer el bloque actual como, sobre todo, el que inicie la competición con los que faltan por llegar y los que restan por marcharse. De lo segundo no dijo nada. De lo primero sí. A su juicio no restan más de cuatro incorporaciones.

Así se alcanzará el equilibrio que pide. Una plantilla corta, como apuntó Miguel Ángel Corona en su presentación (20-21) pero de una calidad parecida entre el teórico titular y el suplente. En algunos casos puede dar la sensación de que el equipo, por ahora, ha perdido más que ha ganado entre los que se han ido y los que han firmado como nuevos en la UDA. Por número de partidos y por las condiciones de cada uno. Pero Ramis quiere poner otras serie de condicionantes para que se tenga confianza. «Todo lo que hemos traído consideramos que es importante. Los conocemos y sabemos lo que pueden darle al equipo. Probablemente para hacer un equipo más competitivo y más sólido para todas las dificultades que irán sucediendo a lo largo de la temporada hay que equilibrar un poco más a la plantilla, probablemente con 3-4 jugadores más». Fue su puntualización sobre lo que le resta en el mercado antes de que cierre cuando cambie el mes de agosto por el de septiembre.

No se pronunció sobre las posiciones que restan en esos 3-4 jugadores. Pero sí que se puede señalar que es un central, un pivote y un delantero como las posiciones que se reforzarán sí o sí. La cuarta pieza podría ser uno polivalente que pueda actuar en cualquiera de las tres posiciones de mediapunta. Y todo sin haber hablado de salidas. Que las habrá y deberán ser cubiertas por más contrataciones o, directamente, por la confianza en los chavales del filial que están entrenando con el primer equipo. «Queremos elegir bien entre la dirección deportiva, presidencia y cuerpo técnico».

Juego de calidad

Para que su juego sea de calidad en los partidos, Luis Miguel Ramis, bien por convencimiento propio o por lo visto en los meses que estuvo la pasada campaña al frente del Almería, cree que los entrenamientos deben ser muy intensos. Mostrar que cada uno tiene opción de jugar de inicio. En el pasado ejercicio había varios que, de inicio, ya se sabía que tendrían muy complicado actuar como titular. Y si lo hacían era porque, por diversas circunstancias, había fallado más de uno y el puesto estaba 'libre'. «Creemos en los jugadores que hemos traído. Estamos convencidos que nos harán crecer durante la temporada. Tienen una ilusión extraordinaria por hacer las cosas bien. Se está creando un equipo, en cuanto a competencia, que lo hará crecer. Los jugadores todos los días tendrán que ir al límite para poder tener posibilidades de jugar. Eso va en el beneficio colectivo. Me dificulta mucho más, pero es lo que quiero. Tener una plantilla que, según vayan surgiendo dificultades, todo el mundo esté preparado para dar un alto nivel». ¿Mensaje pensando en el pasado más reciente?

Quiere borrar ese pasado y centrarse en lo que es su primera campaña desde el inicio en la Liga de Fútbol Profesional. «Afrontamos una nueva etapa con mucha ilusión y con mucha exigencia. Con ganas de sumar trabajo y empezar con buen pie». Sabe que lo que ocurra en las primeras jornadas suele marcar el resto de la competición. Hacer que un equipo se lo crea y mire hacia arriba o, por el contrario, tener cada semana que pasa una losa más y más pesada. «No queremos perder el tiempo», dijo de forma clara y rotunda. «La fase de preparación es más amplia en el tiempo. Nos permite mucho más margen para exigir y trabajar».

Todo encaminado para «empezar bien y sumar cuanto antes». Muchos nuevos y conceptos que, incluso para los que estaban el pasado curso, serán novedosos. «Hay una renovación de jugadores en el equipo que, seguro, le dará frescura. Vienen con muchísima ilusión y ganas de hacer un buen año. Es lo que les transmitimos todos los días y es lo que nos transmiten ellos a nosotros». Tal y como lleva ocurriendo en una semana que es lo que se cumplió ayer desde que comenzaron los entrenamientos. Cuatro hasta el inicio de la competición. «Todas las semanas que tenemos de entrenamiento nos da tiempo para repetir, acumular más cargas y que el jugador, a nivel colectivo, tenga las ideas muy claras al inicio de la temporada», insistió.

Lo que no quiere es pensar en lo que puede hacer el Almería en la próxima Liga 1|2|3. No sabe la forma en la que pueden responder los suyos y muchos menos los rivales. «Vamos a verlo. Los conocemos. Sabemos el rendimiento que pueden dar, pero también sabemos de la exigencia de la categoría y de lo larga que es». Con equipos que superan en presupuesto a los suyos. «Todos los equipos se están reforzando bien. Los que mantienen la categoría, los que vienen de abajo y los que vienen de arriba son equipos muy potentes», señaló.

Al menos, comenzará de igual a igual con el resto. No como cuando llegó. Ahora «el agua no nos llega al cuello todavía. Tenemos tiempo y semanas para trabajar y consolidar un poquito más desde el inicio lo que queremos».

Fotos

Vídeos