UD ALMERÍA

En directo, el encuentro de la UDA frente al Lorca

En directo, el encuentro de la UDA frente al Lorca

El Almería recibe al Lorca obligado a controlar el partido o abocado a tener que sufrir

JUANJO AGUILERAALMERÍA

No hay más que ver los cuatro partidos que ha disputado la UD Almería esta temporada o, incluso, echar la vista atrás y acordarse de algún que otro partido de los que jugó el equipo el pasado curso bajo la dirección técnica de Ramis para saber que los rojiblancos encuentran un problema cuando el balón lo tiene el contrario. De todas formas, lo de tenerlo no es un aval de triunfo porque el Almería ha logrado la única victoria, de los cuatro, en el único en el que perdió el balón -en Tarragona, sumó un 49,9% de posesión-, pero sí que es verdad que cuando más seas poseedor del esférico, sobre todo si es en campo contrario, menos oportunidad tendrá el rival.

Hoy llega un Lorca que juega a eso, a tenerlo, y buscará hacerse dueño de la posesión para, a partir de ahí, crear y aproximarse a la victoria. Los números son idénticos en cuanto a suma, pues ha ganado el primer partido, perdió el segundo y empató el tercero, además de caer en casa en la Copa del Rey. Tanto el partido que empató frente al Rayo como el que perdió en Copa frente al Córdoba, controló el balón, pero el pasó lo que al Almería, que no fue capaz de convertir la posesión en dominio en el marcador. Puede que su propósito sea ese, pero de momento no se ha visto plasmado en resultados.

La trayectoria de ambos invita a pensar que lo que buscarán, sobre el césped del Estadio de los Juegos Mediterráneos rojiblancos y albiazules tiene mucho que ver con eso de tener el balón y, a partir de ahí, dominar las áreas, porque, como dijo el jueves Luis Miguel Ramis, en el fútbol actual la clave está en lo que suceda en esa zona, más que en la medular. El que lo consiga, por ese perfil del comportamiento, no tendrá que comerse las uñas, ni el equipo ni su afición tampoco.

Vuelta al once de la Liga

La cita de hoy llega tras sucumbir ambos en la Copa, que no es referencia en cuanto a sensaciones, porque no son los mismos jugadores y, por tanto, difieren mucho del rendimiento en Liga. Los dos técnicos hicieron más o menos los mismos cambios. Fue algo más 'atrevido' Ramis, que sólo presentó a Joaquín Fernández y Pablo Caballero del once habitual de la Liga, mientras Curro Torres presentó a tres hombres de arriba, Ojeda, Valderrama y Martínez.

El hecho de que Joaquín y Caballero no completaran el partido atisba la presencia de ambos en el once inicial para la cita de esta tarde-noche, lo mismo que la alineación de otros en puestos claves aventura la vuelta al once tipo del torneo de la regularidad. Lo mismo que la presencia en el once, en los últimos veinte minutos de partido, de Rubén Alcaraz no le impedirá estar de inicio en el partido que los rojiblancos sea el que dé la primera victoria de la temporada en casa.

Se aventura una alineación que no diferirá en casi nada de la que ha estado desde el inicio de la competición defendiendo los intereses del cuadro unionista. Bien es cierto que la recuperación de Juan Muñoz, con el alta médica desde el jueves superadas las dolencias físicas padecidas en pretemporada con el Sevilla, le pone en la puerta de entrada. También es verdad que el hecho de carecer de ritmo de partidos no le da el cartel de titular todavía.

De este modo, Caballero, al que no le llegaron balones en las últimas citas, después de quitarse en Tarragona el peso que siempre tiene el delantero de ver portería, ocupará la punta de ataque con 'escoltas' habituales como Gaspar Panadero o Fidel, en las bandas, y José Ángel Pozo en la posición de enganche. De ahí hacia atrás, tampoco se presentan motivos para el cambio, aunque el 'partidito' en Verza en Cádiz le coloca con opciones de poder ser utilizado en el momento en el que Ramis lo estime oportuno.

De todas formas, el centro del campo con Mandi y Rubén Alcaraz apunta a ser quien se posiciones por delante una defensa en la que estarán los habituales Nano por banda izquierda, con Joaquín Fernández y Jorge Morcillo como centrales. La no presencia de Motta supone la entrada de Fran Rodríguez. Si el balón pasa, está claro que René es el ocupante de la portería para defenderla del mismo modo que la ha venido haciendo en los tres partidos hasta celebrados en el torneo liguero.

Soria y Cádiz en el recuerdo

La obligación para hoy no es otra que la de cambiar la imagen de Soria por ese partido perfecto en la primera parte, con control de balón y ocasiones de gol para haberse adelantado incluso en el marcador, pero imperfecto en la segunda, en la que recordó malos tiempos, viéndose superado por un Numancia que no hizo mucho más, pero sí sacó rendimiento a lo poco que tuvo ante el marco defendido por René. La ausencia de consistencia y capacidad de reacción en el Estadio de Los Pajaritos condujo al equipo a una derrota que el técnico justificó por la falta de ambición y de «ganas de ganar».

Sea como fuere, ante este Lorca que procede de aquel que impidió una semana el ascenso a Primera División de la UD Almería de Unai Emery -había sido su técnico una temporada antes y estuvo a punto de ascenderlo a la Liga de las Estrellas-, no por el rival y sí por la necesidad de preservar los puntos en casa, que son claves para certificar el primero y principal de los objetivos -la permanencia-, toca sumar los tres puntos que serían consecuencia de la primera victoria de la competición en el Juegos Mediterráneos.

Problemas con el gol

Enfrente un rival cuyos resultados generalizan con los de la categoría. Igualdad contrastada y victorias o derrotas justificadas por la pegada. Esta justificó la única derrota que, en Liga, ha cosechado el cuadro lorquino en lo que va de temporada. No se presumen cambios, pese a que hay dudas sobre si llegan bien Adán Gurdiel, Holgersson y Sito en un equipo lorquino donde Antonio López, Onwu y el exrojiblanco Chumbi son bajas. Aún así, su intención de pelear el balón obliga al Almería a 'comérselo' o a pasar nervios.

Fotos

Vídeos