UD Almería

Chema pone el plural en genialidad

Chema Núñez anotó dos goles y fue el jugador más destacado ayer en Santo Domingo./FELIPE ORTIZ
Chema Núñez anotó dos goles y fue el jugador más destacado ayer en Santo Domingo. / FELIPE ORTIZ

Dos destellos del jugador rojiblanco fue lo más destacado del partido en Santo Domingo

JORDI FOLQUÉALMERÍA

Si la pretemporada sirve para ganarse o no un puesto en el equipo, el de ayer en Santo Domingo debe servir para que Chema Núñez sea titular indiscutible en el Almería. Fran Fernández lo conoce. Y anoche su nombre ya le sonará más a los aficionados rojiblancos que no lo habían visto jugar en el filial en las campañas anteriores. También para los que dudaban de si un jugador de Tercera División podría tener una presencia importante en un equipo de la Liga 1|2|3. Todo quedó muy claro. Un golazo de tacón y otro de falta directa engañando a un portero veterano como Aulestia fueron sus detalles. Pero hubo mucho más en el tiempo que estuvo sobre el terreno de juego. Lo que no se ve, pero sí demuestra que quiere aprovechar su oportunidad de estar en el fútbol profesional.

Los dos goles llegaron en la segunda mitad. En la primera, el conjunto ejidense salió mejor que una UDA que presentó una alineación con un 'falso 9'. Juan Carlos Real ocupaba dicha demarcación, con Aguza adelantando algo su demarcación y siendo también como el enganche. Alternando, eso sí, su sitio en la pizarra. Porque Luis Rioja quería imponer su velocidad en la banda izquierda y Chema, a pierna cambiada partiendo desde la derecha, buscaba siempre el pase interior.

Pero nada salía ante un CD El Ejido que tuvo su primera ocasión en el minuto 2 de partido. El cabezazo de Tomás lo detuvo Fernando cuando la grada celeste ya se ponía, casi, a celebrar el que hubiera sido el primer tanto de la tarde. No fue un espejismo. Javilillo remató desde la frontal, también a la salida de un córner, pero su lanzamiento se marchó desviado.

El acoso seguía siendo celeste. Pino se adelantó por alto a Owona y Juan Ibiza y su cabezazo lo detuvo Fernando. La jugada ya estaba anulada por fuera de juego del delantero ejidense. Pese a ello, el dominio era local y hubo más empuje celeste que rojiblanco. Quizás porque el equipo que dispuso de salida Alberto González se puede asemejar más al que comenzará el campeonato que el dispuesto por Fran Fernández con muchos jugadores que siguen probando cosas, para ver si el entrenador almeriense puede dar con la tecla.

En el primer periodo, tras el parón para que los jugadores se pudieran hidratar, las tornas comenzaron a cambiar y verse una Almería cada vez mejor posicionada. El dominio en el centro del campo ya no era tan ejidense. Mario Abenza y César de la Hoz comenzaban a mostrar su poderío en un duelo que estaba siendo perdido, hasta ese momento, ante Gabri y Jordan. Pero, sobre todo, el choque cambió cuando el balón le llegaba cada vez en mejores condiciones a Chema. El '8' levantaba la cabeza y siempre encontraba el mejor aliado posible.

Una acción suya pudo suponer el 0-1. Se fue por banda derecha de todos los que le salieron al paso. Ganó la línea de fondo. Levantó la cabeza y su pase fue al corazón del área. En condiciones normales (el pasado ejercicio hubiera sido gol de Sekou en el filial), un delantero centro hubiera podido marcar un excelente servicio. Pero ayer, en la primera mitad, esa figura no estaba en el campo y el balón fue despejado por la defensa celeste. Los Molo y Sergio Sánchez ya veían cada vez más cerca el balón y los rivales. Pero se llegó al descanso sin haberse movido el marcador en Santo Domingo.

Taconazo

Poco tardó Chema en sacar los primeros aplausos de los rojiblancos tras la reanudación. Aunque el mérito hay que dárselo también a Luis Rioja. En la que primera acción del segundo periodo, el exjugador del Marbella se fue en velocidad de Tomás. Su pase al área pequeña encontró el pie de Chema. Más bien, el tacón para marcar un golazo ante el asombro del respetable. Tras una primera mitad en la que los dos equipos se habían tenido un excesivo respeto, demostrando que siguen en fase de rodaje, el hábil media punta quiso sacar de su chistera la primera de las genialidades que tenía prevista para la cita.

Porque hubo otra más. En una falta a casi 30 metros y escorada a la izquierda, todos pensaban que el zurdo buscaría el centro para encontrar la cabeza de un compañero. Lo esperaba todo el mundo, incluido Aulestia, pero no era lo que pasaba por la cabeza de Chema. La táctica del engaño perfectamente ejecutada. Golpeo no muy fuerte con la zurda. Salvando la barrera por fuera. Lo justo para ir pegado al palo y que la reacción del veterano cancerbero fuese tardía para, únicamente poder sacar el balón del fondo de su portería.

Con el 0-2, el partido volvió a vivir momentos de disputa entre ambos conjuntos. El CD El Ejido quiso poner en aprietos el marco ya defendido por René Román. De ahí que el preparador celeste tardara más en mover más el banquillo. Porque tuvo a muchos jugadores 80 minutos en el que era, realmente, la presentación ante los suyos en esta pretemporada. Pero no hubo forma. La segunda unidad de la UDA mostró que entraban frescos al partido y pudieron hacer todavía más daño en el marcador, pese a que ya la magia de Chema se había ido al banquillo. Su trabajo estaba más que hecho y los seguidores rojiblancos anotaron su nombre como un más que posible nuevo ídolo.

Pero no deja de ser pretemporada. Que se demostró en el tramo final cuando Álvaro Giménez anotó el tercero del partido para la UDA y el tercero de su cuenta particular en esta preparación. Goles importantes para ir creyendo. Pero sin más. Porque ambos dejaron claro que necesitan seguir mejorando para cumplir sus objetivos.

 

Fotos

Vídeos