UD Almería

El capitán pide «valentía» ante el Rayo

Jorge Morcillo lleva tres campañas en la UDA y acaba contrato el próximo 30 de junio. /J. L. MATARÍN
Jorge Morcillo lleva tres campañas en la UDA y acaba contrato el próximo 30 de junio. / J. L. MATARÍN

Jorge Morcillo destaca que el cuadro vallecano es «el mejor» a día de hoy en la Liga 1|2|3

JORDI FOLQUÉALMERÍA

Jorge Morcillo volvió ante el Sevilla Atlético y el Almería ha sumado siete puntos, de los nueve disputados, hasta la fecha. Dos victorias seguidas ante conjuntos que ocupan puestos de descenso, que ha permitido ampliar la ventaja sobre el pozo de la clasificación. Y un empate en casa del líder. Un Huesca al que el plantel de Lucas Alcaraz supo jugarle de tú a tú y dejar muy atrás el 0-3, favorable a los oscenses, de la primera vuelta en el Estadio de los Juegos Mediterráneos.

Ahora el plantel almeriense se mide al Rayo Vallecano. Un conjunto que, números en mano, está siendo «el mejor equipo de la categoría en la actualidad», pese a que no haya podido superar en la tabla al propio Huesca. Los vallecanos suman ocho jornadas sin conocer la derrota, con cuatro triunfos y otros tantos empates. Números que lo han colocado en ascenso directo. Si el Almería ha cambiado en relación a la primera vuelta, también unos rayistas que vencieron en Vallecas a la UDA por la mínima y acabando los almerienses con nueve jugadores, tras las expulsiones de Pozo y del propio Jorge Morcillo.

El sábado hay ánimos más que de revancha de demostrarse y demostrar que el cuadro rojiblanco está en línea ascendente. Que el tramo de la primera vuelta fue bastante nefasto para la UDA. Un punto en siete jornadas. Para llevar al equipo de la parte alta a la más baja. Para que entrase en el vestuario todas las dudas del mundo. Las que, parece, ahora están desapareciendo. Eso sí, manteniendo la calma y sabiendo que, en la primera parte de la competición, dieron su peor cara ante los Real Valladolid, Sporting o Reus, por poner varios ejemplos de los rivales que tendrá el cuadro almeriense en las siguientes jornadas.

Pero eso será más adelante. Ahora quieren centrarse en el Rayo Vallecano. Pese a que todos los focos se los está llevando, y con razón, el Huesca, Morcillo quiere compartir también con el cuadro de Míchel, los méritos. «El Rayo puede igualar o mejorar la plantilla del Huesca, con el que jugamos el domingo, y creo que no me equivoco si afirmo, como decía, que nuestro próximo rival es el que en mejor forma está, lleva ocho jornadas sin perder y es un firme candidato al ascenso. Para mí, el gran favorito actualmente».

Sin bandera blanca

Podría parecer que ya está pidiendo la 'bandera blanca' antes de la confrontación. Craso error. Porque lo quería decir como un aliciente para un Almería que viene «de obtener un valioso empate en el campo del líder». Un resultado que les debe aumentar la autoestima. «No tenemos que tener miedo. Estamos en una buena dinámica y encima hemos conseguido un equilibrio entre los encuentros de casa y los de fuera. Hemos sumado siete de los últimos nueve a domicilio y no nos debe asustar el hecho de que tras jugar con el Rayo tengamos dos desplazamientos consecutivos». Lo que ha cambiado la 'película' en el equipo de Lucas Alcaraz desde hace unas semanas hasta ahora.

Así se manifestó ayer tras la sesión preparatoria desarrollada en el campo principal del Estadio de los Juegos Mediterráneos. Un campo en el que el Almería está basando su subsistencia, aunque lleve siete puntos de nueve en las tres últimas salidas. Para la cita, más jugando como local, el primer capitán de la UDA tiene muy claro que deben ir a por los vallecanos y no dejarles ni el balón ni sentirse cómodos en ningún momento. No quiere que sea un planteamiento de esperar atrás. «Tenemos que ser valientes para enfrentarnos al mejor equipo de la Liga en estos momentos», reconoció y recordó. Para que los tres puntos se queden en casa, además de esa valentía que reclamaba, también apunta que no se debe esperar a que alguno sea mejor que el oponente. Deben serlo todos. «Hay que ser mejor que ellos en los duelos individuales, sobre todo en nuestra área porque el Rayo tiene mucho gol». Aviso a navegantes y a uno mismo.

Casi fue lo último que quiso destacar de los madrileños. Porque cree que lo mejor para el Almería es valorar sus propios aspectos positivos y potenciarlos. «Nosotros tenemos que centrarnos más en nosotros mismos. Estamos haciendo buenos números en casa y ahora también fuera, lo que nos refuerza mucho, y debemos ser optimistas», apuntó el defensa zurdo. Dentro de ese optimismo, dosis de realidad. "No cabe duda que va a ser un partido muy complicado y difícil, pero en estos momentos estamos en condiciones de plantarle cara a cualquiera, y más en casa». Solamente así, con confianza en su justa medida, podrán puntuar «para acercarnos más al objetivo». Que no es otro que alcanzar los 50 puntos, para lo que restan 13 en otras tantas jornadas que restan del campeonato liguero.

Para que no dejen todo para el final, las citas que vienen ahora deben ser la clave para seguir mejorando los números de la primera vuelta y llegar con un mayor colchón al tramo final. De ahí que la cita frente al Rayo esté marcada, en el Almería, como muy importante. Así se debe notar en el campo y, según Morcillo, en la grada. En los vallecanos está previsto que acudan medio millar de aficionados. El valenciano tomó como suya una frase de Rubén Alcaraz al respecto para hacer un llamamiento a los seguidores de la UDA. «Si el Rayo mete 500, nosotros meteremos 8.000». De esta manera se sentirán arropados. «La afición, que es fundamental para nosotros, nunca nos ha fallado. Mira que ha tenido motivos para darnos la espalda y no lo ha hecho. El sábado creo que habrá un gran ambiente en el Mediterráneo y espero que sea desde el principio del partido y hasta el final del mismo». Una especie de 'pedir disculpas' y de que el futuro debe ser mejor que el pasado.

 

Fotos

Vídeos