UD Almería

Cambio de rumbo en el Mediterráneo

La afición, siempre entregada, necesita sufrir menos con una UD Almería que en las últimas tres campañas estuvo la mitad en puestos de descenso. /AGENCIA LOF
La afición, siempre entregada, necesita sufrir menos con una UD Almería que en las últimas tres campañas estuvo la mitad en puestos de descenso. / AGENCIA LOF

El Almería debe cambiar de dinámica, la peor desde que milita en la categoría de plata del fútbol español | En la recién concluida campaña solo estuvo seis jornadas en descenso, pero es la primera vez que acude a la última sin depender de sus propios resultados

JUANJO AGUILERAALMERÍA

Al margen de la venta de la entidad -o no-, lo que está claro es que el Almería ha vivido esta temporada la tercera consecutiva en los 'bajos fondos', una concatenación de aciagos números que son un claro 'aviso a navegantes' sobre la obligatoriedad de cambiar de rumbo, de hacer las cosas mejor, como dijo Miguel Ángel Corona. Lo cierto es que el equipo rojiblanco, desde que milita en el segundo escalón de la Liga de Fútbol Profesional, algo que se produce desde la temporada 2002/03, nunca había tenido unos resultados tan negativos, estando tal al borde del precipicio de una manera tan continua. Desde que la UD Almería milita en la división de plata, ha pisado zona de descenso en 88 jornadas de las 420 que ha disputado. Con la finalizada el pasado 2 de junio en el Anxo Carro, han sido diez campeonatos de Liga en Segunda División y, aunque la concluida en Lugo salvando la categoría con 48 puntos -los mismos que la Cultural y Deportiva Leonesa que sí descendió- no haya sido extremadamente 'tenebrosa' por las estadísticas -solo pisó puestos de precipicio en seis jornadas-, ha sido la única de las diez campañas en la que inició la última jornada con los pies en Segunda División B.

Ni el 21% de las jornadas ha estado la UDA en zona de descenso durante esa 'década' en la 'ruta de la plata'. Sin embargo, las sensaciones son otras bien distintas cuando hay que escarbar en estos últimos tres campeonatos disputados en la segunda categoría del fútbol profesional. Entendiendo que debe ser considerado un éxito estar en ella, lo cierto es que han sido tres periodos un tanto aciagos, flirteando con el descenso en el 50% de los encuentros. En ese sentido hay que indicar que el conjunto unionista ha pasado 63 jornadas en las que, de haber concluido en ellas el campeonato, hubiese descendido a Segunda División B, justo la mitad de los partidos disputados entre el inicio del campeonato liguero en agosto de 2015 y la conclusión de la campaña 2017/18. En ese periodo se han jugado 126 partidos.

Temporadas mejores

Lo cierto es que la historia en cifras de la UD Almería en la segunda categoría del fútbol nacional, habla de diez temporadas con 'buenos números' para los rojiblancos. De 420 jornadas, la UD Almería ha estado solamente 88 en puestos de descenso y, como es obvio, nunca ha cogido la 'escalera del descenso'. Los rojiblancos han vivido con cierta tranquilidad durante su estancia en Segunda División A cuando esa era 'su' categoría. En los cinco primeros cursos en la categoría, el conjunto rojiblanco las pasó 'canutas' solamente en la primera temporada, la 2002/03, en la que pasó catorce jornadas en puestos de descenso, la vez más continuada en el inicio, en concreto entre las jornadas segunda y sexta y entre la vigésimo octava y la trigésimo primera. Volvería después, pero en la trigésimo séptima tomó tierra y no volvió a tocar zona peligrosa, aunque se salvó con un punto frente al Poli Ejido y aquel gol de Luna, en la última jornada.

En la siguiente, el inicio fue fulgurante. Llegó incluso a ser primero en la jornada undécima, con diez jornadas de las fechas iniciales pisando puestos de ascenso a Primera División -subían los tres primeros-, hasta que en la jornada decimosexta abandonó esas posiciones y se 'desfondó'. Aún así, solo pisó la zona de descenso en las jornadas 27ª y 28ª.

88
Son las jornadas que la UD Almería ha estado ubicada en puestos de descenso a Segunda División B.
67
Son las veces que, a lo largo de 420 jornadas en Segunda División A, el equipo rojiblanco ocupó puestos de ascenso directo.
Son las jornadas que estuvo en zona de playoff
En ellas entran cinco en la recién concluida y dos en la 2015/16.

Cuatro fueron las jornadas que estuvo en zona de peligro en la temporada 2004/05. Aquella campaña 'aciaga', la UD Almería tuvo cuatro entrenadores, con Fernando Castro Santos, Alfonsín, Fabri y Paco Flores. Con los dos primeros no tocó el descenso. Con el gallego estuvo en las jornadas 28, 29 y 31 y con el barcelonés en la trigésimo octava. Pero su llegada y la salvación posterior permitió sembrar para el futuro. En la 2005/06, el equipo estuvo cerca del ascenso, con solo la primera jornada en zona de descenso. Estuvo siete jornadas en puestos de subir, pero la derrota en La Condomina de Murcia, en la jornada trigésimo quinta, le descabalgó de la pelea.

La siguiente temporada fue la del ascenso con Unai Emery. Pese a ser una campaña brillante, entre las jornadas segunda y quinta, el equipo rojiblanco estuvo en descenso y en la tercera era el 'farolillo rojo'. Pero el equipo fue creciendo poco a poco. Un triunfo en Ponferrada, en la decimoséptima, puso a los rojiblancos en puestos de ascenso. No bajó de la tercera posición nunca hasta que en la trigésimo octava certificó, ganando al conjunto leonés en el Estadio de los Juegos Mediterráneos, el ascenso a Primera.

Inmaculado

En las dos siguientes temporadas en Segunda -la 2011/12 y la 2012/13-, el cuadro rojiblanco vivió siempre en las alturas. Nunca, en ninguna de esas 84 jornadas disputadas en la categoría de plata, pisó zona de descenso. Su peor clasificación fue el decimotercer puesto de la segunda jornada. Estuvo cinco jornadas en zona de ascenso directo y 24 en posición para jugar el playoff para retornar a Primera División. La destitución de Lucas Alcaraz cuando el equipo era quinto le mantuvo en la pelea, pero en desventaja. Aunque fue sexto tres jornadas, al final se quedó en la séptima posición.

La 2012/13 quizás sea la más regular y exitosa de los rojiblancos, pese a que el ascenso llegó en el playoff. Pero el equipo que tuvo en el banquillo a Javi Gracia, este con la 'mano' de Ibán Andrés, pasó toda la temporada entre los cinco primeros clasificados. En 19 jornadas tuvo puesto de ascenso, siempre como segundo clasificado. 13 jornadas más fue tercero, en seis ocupó la cuarta posición y solo en cuatro jornadas fue quinto. Al final, logró ascender tras superar en el playoff a la UD Las Palmas, primero, y al Girona, en la final de ascenso.

Mala pinta

Las últimas tres temporadas han deparado un 'retroceso' importante en lo que al rendimiento deportivo se refiere. Han sido tres temporadas con la amenaza del descenso siempre latente. Ha decrecido, eso sí, los momentos en zona de descenso, pero el peligro ha sido constante. En 63 de las 126 jornadas disputadas en esas tres temporadas se ha estado en puestos de descenso. Solo en la recién concluida, se llegó a la última ocupando tal posición de peligro, lo que suponía no depender de sí mismo para permanecer.

Sin embargo, hay muchas cosas negativas que exponer. Por ejemplo, la carencia de gol, un déficit que ha contribuido a que las penas fuesen más y puede que la 'piedra filosofal' porque esa ausencia de acierto cara al marco contrario deparó fragilidad para ganar, tanto en casa como fuera. Ahí, lejos del Estadio de los Juegos Mediterráneos, el equipo ha sido débil, desesperadamente débil. En la primera de las últimas tres 'citas' con la Segunda, se tardó mucho para sumar la primera victoria, tanto como 24 partidos. Los siete de la campaña del descenso en Primera, tras ganar en Córdoba, y los 17 primeros partidos a domicilio en la 2015/16. En ese decimoséptimo duelo llegó la victoria en Ponferrada que fue importantísima para lograr la permanencia, con 30 jornadas en el 'fango'.

La 2016/17 comenzó con idénticos problemas. En la jornada vigésimo octava llegó el primer triunfo fuera, de la mano de Fran Fernández. Lo logró en Lugo y después llegó Ramis, que con muy buenos números, permitió al equipo luchar por la salvación. Entre su etapa y la de Fernando Soriano, fueron 27 jornadas en descenso, de las que 19 fueron con el maño, dos con Fran Fernández y seis más con Ramis. La victoria en Elche, en la trigésimo sexta, sacó al equipo de los problemas para salvarse con aquel triunfo frente al Reus.

En la recién concluida campaña, Las penas han sido más duras que las que dicen los números. El equipo solo estuvo seis jornadas en descenso, pero una de ellas fue tras empatar en casa con el Alcorcón, lo que suponía ir a Lugo sin los deberes hechos y a expensas de qué pasada en otros campos. La 'responsabilidad' de esas jornadas en descenso se reparten a dos jornadas por cabeza, dos para Ramis, dos para Fran Fernández y otras tantas para Lucas. Hay que decir que la primera del técnico que al final dirigió al equipo hasta la salvación fue arrastrada por los números malos del tarraconense.

Golpe de timón

El Almería está obligado, por tanto, a cambiar su rendimiento, a hacer las cosas de una forma diferente si no quiere vivir otro año 'peligrosamente'. Está claro que lo de los fichajes suele ser como ese dicho tan popular que se utiliza en los toros, en los que se explica que el 'toro es como un melón', que no se sabe si es bueno o malo hasta que no se abre. También pasa en el fútbol. Sin ir más lejos, en el Almería se ha visto cómo jugadores que no lucieron con la rojiblanca sí lo hicieron en otros equipos. Diamanka, por ejemplo, es el héroe en Soria por un gol en Zaragoza, donde también pasó sin pena ni gloria, como en Almería. David Rodríguez, que de la UDA tuvo que salir cedido, ha hecho goles en el Celta, Sporting o Alcorcón y esta temporada se quedó en siete tantos en Osasuna, donde Quique González ha pasado de hacer 31 dianas en sus dos últimos años en el Almería a hacer cuatro con los rojillos.

Todo dependerá de lo que llegue a la 'caja'. El conjunto rojiblanco tiene un problema en ese sentido, ya que la pasada temporada fue el 17º equipo en ingresos de televisión, percibiendo 5,2 millones de euros. Solamente Huesca, Lugo, Sevilla Atlético, UCAM Murcia y Reus recibieron menos. Aunque aún no se conoce el reparto, seguramente los 'pinchazos' televisivos de la UD Almería estarán por encima de muy pocos equipos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos