UD Almería

Cambio de chip y de mentalidad

Fran Rodríguez desea que el equipo empiece a volar hacia arriba./J. J. A.
Fran Rodríguez desea que el equipo empiece a volar hacia arriba. / J. J. A.

Fran Rodríguez, que se considera un trabajador del fútbol, asegura que «había que dar un paso adelante» | El sexitano está seguro de la reacción porque «con la plantilla que tenemos merecemos estar más arriba y creo que lo conseguiremos»

JUANJO AGUILERAALMERÍA

Se le ve un tipo sincero, que habla todo lo se le pregunta, sin esconder nada. Fran Rodríguez, que fue la sensación en su primer partido como titular en la posición para la que le eligió Ramis, también respondió cuando parecía que el 'fuelle' se le había ido por culpa de esos ocho partidos en los que el equipo, en bloque, no funcionó y 'reapareció' en otra posición para la que tal vez esté hecho. «Es una posición en la que he jugado hace mucho tiempo y yo soy un jugador de banda y, ya sea en una zona más atrasada o adelantada, me voy a sentir cómodo», expuso el joven jugador rojiblanco.

El sexitano, con el paso de los años, ha ido retrasando su posición, pero su perfil parece que casa ahora en la posición de interior, en la que se desenvolvió el pasado viernes, en el partido frente al Real Zaragoza, su exequipo, al que le hizo uno de los goles de la jornada, el primero de una victoria que espera y desea sea la primera de muchas. Lo que sí es seguro, según sus palabras, es que «sabemos que estamos en una situación muy complicada, muy comprometida, y teníamos que dar un paso adelante. Sí que es cierto que tuvimos varias charlas los jugadores porque, si no cambiábamos, esto iba a ir a peor y cuando te metes ahí abajo en el hoyo luego es muy complicado salir. Ha habido un cambio de chip, de mentalidad y se vio reflejado el fin de semana pasado».

Solidez

Aún es pronto para decir que la situación que ha aquejado al Almería durante ocho jornadas se ha terminado, pero sí es cierto que los tres puntos deben dar paso a una mejor etapa. «Cuando uno no obtiene los resultados nunca está tranquilo y sí que es cierto que este fin de semana se vio a un equipo sólido, diferente, con actitud, con ganas y eso te hace respirar un poco después de esta mala dinámica y esperemos que siga así, que ahora cojamos de la mejor manera el partido contra el Barça B», decía el de Almuñécar.

En el Mini Estadi espera la posibilidad de cambiar el destino de este equipo. «Así es. Creo que ahora tenemos la oportunidad de conseguir otra victoria, que encima no hemos conseguido dos victorias consecutivas en lo que va de temporada, e igual que hemos estado en una mala dinámica es buen momento para que el equipo coja una línea ascendente. Creo que con la plantilla que tenemos merecemos estar más arriba y creo que lo conseguiremos».

El puesto en el que jugará en el Mini Estadi no lo sabe todavía, del mismo modo que desconoce los motivos por los que Luis Miguel Ramis apostó por el para ocupar la posición de defensa, descartando a Marco Motta como lateral. La de interior, como el viernes, sólo se le vio, funcionando bien, en el partido frente al Reus, en la segunda parte. «El motivo la verdad es que no lo sé. Ramis me conoce de hace ya mucho tiempo y él sabe que en la cantera allí en el Madrid jugué en posiciones más adelantadas, pero yo creo que también en el equipo hay buenos extremos y en ese caso no vio conveniente ponerme ahí», reconoció.

No puso peros a la decisión, la cual «es una decisión suya, que es la tomó y fue bien recibida por todos. Yo estoy aquí a disposición del entrenador y si me pone de lateral jugaré de lateral y si me pone de extremo jugaré de extremo encantado».

Un rival complicado

El grupo está a la espera de que llegue el domingo y jugar frente al Barça B para ver si la reacción continúa. Lo cierto es que el Almería tendrá un difícil enemigo. «Sí, ya sabemos que el Barça es un filial que tiene jugadores con mucha calidad y, como es su estilo propio de juego de jugar en corto, de tocar, tiene jugadores con buenas individualidades». Esta situación exige. «Sí que es cierto que los niveles de atención y de concentración tienen que ser máximos, pero no cambia nada con respecto a cada fin de semana porque eso creo que es primordial y trataremos de dificultarles lo máximo posible y nosotros aprovechar nuestras virtudes y las que tengamos materializarlas», apostaba.

Por eso ayer, se trabajó mucho aspectos defensivos en la sesión. «Hoy -por ayer- hemos tocado el plano táctico, la estrategia defensiva y Lucas es un entrenador con mucha experiencia, que ha estado en muchos equipos y lo que nos quiera transmitir nos lo va a hacer llegar seguro a cada jugador y eso es muy bueno tanto para nosotros como para el equipo», manifestaba.

Fran Rodríguez, que sonríe cuando se le intenta cuestionar que acción gustó más al vestuario si su gol o el logrado por Rubén Alcaraz, relataba sobre esa acción que la había vuelto a ver en televisión. «Claro que lo he visto. Es una sensación de satisfacción, de felicidad porque es un gol que no estaba ni ensayado, que sale improvisado por la forma que tenía el Zaragoza de defender. Pozo vio que ellos se aplastaban mucho, vio que estaba solo y a mí me llega el balón, le pego y me sale un buen disparo». Qué duda cabe cuál es su estado anímico. «Estoy muy contento con el gol, pero sobre todo porque hemos roto esa mala dinámica, esa mala racha, que ya hacía falta y esto nos da una confianza para afrontar el próximo partido con mucha más tranquilidad», afirmaba el jugador sexitano.

Será con un nuevo técnico, del que ayer explicaba, durante su intervención en sala de prensa, que «es un entrenador serio al que le gusta trabajar todos los aspectos como a cualquier entrenador que viene a un club y sí que da la sensación que es un entrenador que transmite mucha seguridad, que transmite experiencia, pero es pronto para hablar porque llevamos un par de días sólo con él y a lo largo de la semana iremos viendo cómo trabaja, lo que nos pide y lo que quiere para el fin de semana contra el Barça», sentenciaba el jugador rojiblanco.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos