UD Almería

Cómo hemos cambiado

La afición de la UDA ha ido en aumento conforme han ido pasando las temporadas.
La afición de la UDA ha ido en aumento conforme han ido pasando las temporadas. / IDEAL

La UDA pasa en una década de 2.500 abonados a que haya una base superior a los 10.000

JORDI FOLQUÉALMERÍA

«Hasta que no sepa los fichajes que hay no me abono». Era una frase típica en cualquiera de los clubes de fútbol en Almería en los últimos 20 años. Las entidades siempre hablaban de subir de categoría, pero eso era cuando se presentaba una campaña de abonos o, simplemente, se quería borrar o continuar el pasado más reciente. Porque si algo ha habido en el deporte rey en la capital ha sido equipos 'ascensores'. Tanto para arriba como hacia abajo. Según fuese la categoría y el proyecto, así se notaba en el número de socios (ahora abonados) con los que contaba la entidad de turno. Aunque pueda parecer un aspecto muy lejano en el tiempo, hace 11 años tan solo el número de 'fieles' con carné no era excesivamente alto en la ya creada UDA.

La UDA pide a sus seguidores mensajes para la zona mixta

En el primer año en la máxima categoría (2007), los jugadores de la UDA pusieron en el vestuario una encuesta realizada entre los lectores de un medio de comunicación en el que se decía que el Almería era el máximo candidato para el descenso a Segunda. Fue un 'mensaje motivacional' que duró todo el ejercicio. Acabaron en la octava posición y rozando los puestos europeos. Todo sirve para intentar ganar partidos. Es lo que ha pensado el club rojiblanco que les ha pedido a sus seguidores, a través de las redes sociales, que escriban mensajes que puedan servir para que los actuales pupilos de Luis Miguel Ramis salgan a los partidos leyendo lo que opinan los que estarán en las gradas.

Hay de todo tipo. Desde el «Almería nunca se rinde», hasta mucho más elaborados y que son una declaración de intención de lo que debe ser el espíritu del equipo cuando defiendan la elástica rojiblanca.

Hace ahora un año, el actual director deportivo del Almería (Miguel Ángel Corona) dijo a IDEAL en una entrevista, tras ser nombrado de nuevo capitán de la primera plantilla a la que había vuelto tras un año en Australia, que lo más importante en la última década había sido «la base sólida de aficionados» que se había creado. Y no le faltaba razón. Porque cuando él llegó, en el verano de 2006, el club presidido por Alfonso García tenía solamente 2.500 abonados. Es la cifra de un equipo que en su mentalidad estaba el ascenso a la máxima categoría del fútbol español. Tras haberlo 'rozado' meses antes, el club se aprestaba a disputar una campaña en la que no cabía otra que el dejar la Segunda A por el piso de arriba.

Pese a que el objetivo era el mencionado, se 'sudó' bastante para alcanzar la cifra de los 2.500. Eso sí, las últimas jornadas el Estadio de los Juegos Mediterráneos registró grandes entradas con un lleno frente a la Ponferradina. Muchos de los 'nuevos' compraron su abono conforme pasaban las jornadas. Muchos de ellos, incluso, en el tramo final del ejercicio. Se notaba que el equipo llegaría a la Primera División y se quería asegurar el lugar por si la demanda, ya entre los grandes, impidiese poder hacerse el abono y, de esta manera, no poder ver a los grandes del fútbol español.

Colas en el primer día para poder hacerse nuevos abonados en la sede del club

El mejor año

Los 15.000 del primer ejercicio fue un espejismo. Con gradas supletorias que se tuvieron que poner en algunos partidos en preferencia para hacer el Estadio de los Juegos Mediterráneos con más capacidad. Fue, como se podría decir, flor de un día. El aumento en los precios (para Alfonso García la crisis no había empezado) y el haber visto ya al Barcelona de Guardiola o al Real Madrid de Schuster, hicieron que el número de abonados fuera descendiendo. De 15.000 se pasó a 12.000 y, ya en las últimas campañas en la elite, no superar los 10.000.

Cabía esperar que, con el primer descenso, el número de abonados volviese a ser como el de 2006. No lo fue así. Aunque tampoco se mantuvo cercano a las cinco cifras. Un término medio. Las medidas tomadas, como el mantener el precio en Primera si se subía, la creación de las gradas supletorias en los fondos detrás justo de las porterías, o la bajada de precios, permitieron que los abonados rojiblancos, la mayoría que no habían visto fútbol de otra cosa que no fuera de Primera o Segunda, se mantuvieran fieles en el Estadio de los Juegos Mediterráneos para apoyar a los suyos.

Con el segundo ascenso en seis años, el Almería vivió otro repunte para hacer que el número de abonados pudiera poner el 1 en la parte más izquierda del dígito completo y superar la decena de millar. No hubo la 'locura' de la primera vez que se pisaba, con la denominación de UDA, la elite. Pero, también hay que decirlo, la base estaba ya hecha.

Tras un nuevo descenso y después de dos años sufriendo hasta la última jornada para salvar la categoría, el Almería vuelve a ver que sus aficionados son fieles. Pese a que ha habido más malos momentos que días de alegría. Pese a que han sumado más derrotas que victorias en estos dos años (sin contar con los dos anteriores). Pese a todo ello, la respuesta está siendo muy positiva. El objetivo de alcanzar, de nuevo, los 10.000 abonados está cerca de cumplirse.

Si fuese por expectación, la afición de la UDA ya ha marcado el primer gol de la próxima temporada. Pese a que la entidad lleva cuatro años rozando el descenso, que en el segundo se consumó, los seguidores rojiblancos demuestran que el apoyo antes de iniciarse la campaña es real y que no esperan para hacerse el abono a que la plantilla esté confeccionada.

El periodo de renovación acabó con 7.861 abonados que habían repetido en relación al pasado curso. Algo más de 500 menos que hace un año. Pero lo vivido ayer en el Mediterráneo hace pensar que las cinco cifras se alcanzarán, como también ocurrió en las anteriores campañas. Los abonos se pueden adquirir de lunes a viernes en las oficinas de la UD Almería siendo el horario de 10.00 a 13.30 horas y de 17.00 a 20.30 horas.

El club ha querido mostrar públicamente el agradecimiento por el compromiso de sus aficionados que permiten dejar bien a las claras el crecimiento en cuanto a masa social. En 10 años, haciendo propio el título de la canción más famosa de Presuntos Implicados, cómo hemos cambiado pensarán en la UDA mirando a las gradas.

Fotos

Vídeos