UD Almería

Segunda derrota consecutiva de la UD Almería

La mala imagen dada ante el Huesca el pasado sábado marca el equipo que salga hoy ante el Rayo Vallecano. / IDEAL

Habrá cambios en el equipo que salió de inicio el pasado sábado para mejorar el nivel y por lo apretado del calendario esta semana | La plantilla de la UDA tiene en Vallecas la opción de demostrar que lo de Huesca fue un 'desliz'

JORDI FOLQUÉALMERÍA

La UDA ha vivido sus primeros días de la temporada con un principio de tempestad. Después de la derrota de forma muy clara ante el Huesca (0-3), en manos de los jugadores de Luis Miguel Ramis está el que llegue de nuevo la calma o el 'aire' siga creciendo. No habrá término medio. Porque la imagen dada fue demasiado mala como para que la indiferencia sea lo que se quede tras lo de esta noche. Un segundo paso atrás sería ahondar más en la crítica que el propio entrenador (junto a algunos futbolistas) vienen haciendo al juego (y la actitud) del equipo sobre todo en las salidas. Y como el que avisa no es traidor, para la cita ante el Rayo Vallecano habrá cambios.

Se podrá disfrazar en que es el segundo encuentro, de tres, en apenas ocho días. Se podrá decir, por tanto, que se está en la llamada rotación para no desgastar mucho. Pero la realidad es que hay determinados pupilos, que han sido fijos para el tarraconense desde el inicio de la campaña, que están pidiendo a gritos un descanso en forma de banquillo. Hasta ahora había dado esa confianza por convencimiento y porque el posible recambio daba menos confianza que el titular. Hoy, en algunas demarcaciones, será totalmente distinto.

Lo de Huesca le ha venido 'bien' a Ramis para poder mover un tanto el equipo. Para que los suplentes puedan intentar cambiar la dinámica y ganarse el puesto para el futuro. Para que, en mayor medida, los titulares no piensen que el lugar en el once inicial lo tienen ganado por oposición administrativa y sin oposición deportiva. Eso sí, sin ser una revolución, tampoco el equipo será muy similar al que disputó de salida el choque contra el Huesca.

En todas las líneas

Ramis hará modificaciones en todas las líneas. Morcillo recuperará su lugar en el centro de la zaga. Por delante, uno del trivote se quedará fuera. La teoría indica que Pozo regresaría a una posición más centrada. Pero no porque en la llamada banda que ocupa esté en una mala situación de partida, se debe a que, como no ocurrió frente al Huesca, el técnico quiere un equipo abierto y que haga daño por las bandas.

Y aquí estarán las novedades. Fidel lleva unas jornadas con un perfil muy bajo. Un rendimiento que baja fuera de casa. ¿Oportunidad para Pervis de inicio? Es probable. Como también darle la primera titularidad liguera a Nauzet Alemán. El técnico lo quiere más por dentro. Eso significa que si lo que desea es un extremo, Gaspar tendría más opciones de ser el elegido. El manchego volvió a ser llamado por el técnico tras unas semanas por detrás de un Javi Álamo que se cayó de la lista sin haber jugado todavía ni un minuto liguero.

Y arriba un cara o cruz. Pablo Caballero y Juan Muñoz se juegan el '9'. El primero tiene la aprobación de la grada. Al menos, así se vio el pasado sábado. El sevillano, por su parte, espera estrenarse. De sus goles depende que la calma sea total o la tempestad aumente.

Fotos

Vídeos