UD Almería

En busca de la grada perdida

La grada del Estadio de los Juegos Mediterráneos ha ido perdiendo seguidores esta campaña./J. L. MATARÍN
La grada del Estadio de los Juegos Mediterráneos ha ido perdiendo seguidores esta campaña. / J. L. MATARÍN

Motta apeló ayer, una vez más, a la necesidad de contar con una grada repleta de seguidores, que se han ido en estas jornadas al no encontrar nada de sus jugadores | La plantilla de la UDA intenta recuperar a los 2.000 aficionados que se han ido 'borrando'

JORDI FOLQUÉALMERÍA

Las estadísticas no suelen mentir y lo que ha vivido la grada del Estadio de los Juegos Mediterráneos en esta primera parte de la competición es un fiel reflejo de lo que ha sido el equipo rojiblanco. Se iban perdiendo seguidores conforme iba bajando el nivel de juego y, sobre todo, de resultados de la primera plantilla del club almeriense. Como claro exponente, la última cita frente al Real Zaragoza. La victoria local fue el partido con menos presencia de esta temporada y, también, una de las más flojas de los últimos cursos a nivel de competición liguera. Porque casi se podrían contar con los dedos de una manos las veces que se han superado por poco los 5.000 aficionados. Es decir, un tercio de lo que cabe en el recinto almeriense. Y no vale, en este caso, poner la 'excusa' de que era viernes por la noche. Porque el anterior ejemplo con ese horario (Sevilla Atlético) es la segunda mejor entrada del presente ejercicio. Así que ni horario, día ni televisión, porque ambos fueron retransmitidos por Gol en abierto.

El plantel rojiblanco tiene muy claro que recuperar a esos 2.000 que han ido 'desertando' conforme la competición ha ido pasando será la mejor muestra de que el Almería, de nuevo, es atractivo para sus propios aficionados y que prefieren estar dos horas en el Estadio de los Juegos Mediterráneos que viendo el partido por televisión o, simplemente, pasar de sufrimiento alguno porque la racha de cuatro puntos de seis posibles, la actual que llevan, no deja de ser una mera ilusión.

La visita al Zaragoza, cuando el equipo llevaba ocho jornadas sin ganar, supuso tener una entrada como si de una eliminatoria de Copa del Rey se tratara. Casi 1.700 espectadores menos que en el partido que menos público había acudido. Como no podía ser de otra manera, el que estrenaba la competición en Almería y que coincidía, además, con el último día de la Feria de Almería y el concierto de Melendi, todo a la misma hora y en un corto radio de acción.

La distancia fue mucho mayor en comparación con los otros encuentros. Por ejemplo, más de 2.000 espectadores de diferencia con el que, por ahora, es la mejor entrada. La visita de un Lorca que supuso el que fue primer triunfo casero de la UDA. Un partido que se ganó casi en el tiempo de prolongación, con un gol de falta de Tino Costa. Un partido del que todos dijeron que el apoyo del respetable había sido clave para esa victoria. El Lorca empató en el tramo final y, un minuto después, el argentino logró el tanto del triunfo definitivo.

De ahí que ayer Marco Motta fuera claro sobre la importancia de que el público acudiera al Estadio. De la misma manera que también indicó que los jugadores debían dar más para que esa diáspora de aficionados sea todo lo contrario y retomen a los que son sus asientos para todo el actual curso. «En nuestra casa tenemos que hacer valer mucho más nuestra fuerza. El Almería no es sólo un equipo. Es un club, una afición, una ciudad entera... y entre todos tenemos que intentar ganar cada vez que juguemos en el Mediterráneo, o al menos sacar el mayor número de puntos». Por ello, «el apoyo de los aficionados es realmente importante para nosotros y los necesitamos de verdad. Me gustaría ver el Estadio lleno», sentenció.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos