UD Almería

Blanca Navidad

Joaquín, que se prepara para comenzar a trabajar, confía en pasar unas Navidades tranquilas./J. J. A.
Joaquín, que se prepara para comenzar a trabajar, confía en pasar unas Navidades tranquilas. / J. J. A.

Joaquín no quiere irse de vacaciones en descenso; «si te vas en esa zona es probable que estés todo el año» | El capitán asegura que «con Ramis jugábamos un poco más abiertos y a Lucas le gusta que el equipo esté más juntito y, sobre todo, ser muy verticales»

JUANJO AGUILERAAlmería

El calendario ofrece para la UD Almería cuatro jornadas más antes de llegar al parón navideño y el objetivo claro para lo que queda de competición en 2017 no es otro que el de estar fuera de la zona de descenso. Joaquín, uno de los tres capitanes del conjunto rojiblanco, tiene claro que esos cuatro compromisos ante Tenerife, Granada, Córdoba y Alcorcón «son muy importantes para llegar a Navidad y vacaciones fuera de la zona roja, porque si te vas en Navidad en esa zona es muy probable que estés todo el año ahí».

El comodín huercalense, que le da igual la posición en la que le utilice Lucas porque sólo quiere «jugar», es una pieza importante en el equipo. Lo era con Luis Miguel Ramis y parece que lo va a ser también con Lucas Alcaraz, de los que analiza su fútbol. Aunque de inicio dijera que nada cambia, que «sigue siendo fútbol», sí expuso algunos detalles que hacen diferente el fútbol del tarraconense con respecto al que utiliza Lucas Alcaraz. «Es verdad que con Ramis jugábamos un poco más abiertos, a tener bastante más la posesión y a Lucas le gusta que el equipo esté más cortito, que esté juntito y, sobre todo, ser muy verticales, tener las posesión pero para algo, para ser verticales y para atacar la portería contraria».

Y ya aprecia mejoras en el aspecto defensivo. Considerando que el partido ante el Zaragoza y el disputado el pasado domingo fueron «bastante completos», también expuso una sensación que se refiere al hecho de que «nos estamos convirtiendo con Lucas, que creo que es también su ADN, en un equipo difícil de batir», una apreciación que «en esta categoría es lo más necesario, dominar el espacio, dominar al equipo rival con y sin balón, y creo que al fin y al cabo si conseguimos ser sólidos en ataque y sólidos en defensa, en esta categoría tienes mucho ganado por la igualdad que hay».

Cosas nuevas

El central rojiblanco habló de comodidad al referirse al comportamiento del equipo en la cita del domingo en el Mini Estadi. «Nos sentimos cómodos. Te hablo desde la parcela defensiva y sí mucho más arropados, más juntitos, con más ayuda. Si estás más arropadito, las ayudas son más fáciles de que lleguen porque todos estamos más cerca. Me sentí bien».

El huercalense llegó a considerar que el punto es poco para los merecimientos del equipo. «Creo que es una pena porque creo que merecimos algo más en el partido, pero no supimos cerrarlo y sí que es verdad que al final nos faltaba un poco de piernas». Una sensación que también puede influir en las dificultades físicas de los de arriba. «Sí. Es verdad que al final del partido nos faltaron un poco de piernas porque creo que era un momento adecuado para atacar porque ellos se estaban empezando a descolocar y crearse más espacios, pero sí es verdad que nos ayudaron mucho a nosotros, a la defensa y mediocampo, y jugamos bastante arropaditos y, con el paso de los partidos y de coger la dinámica y las ideas de Lucas, los delanteros llegarán mejor a los últimos minutos y podremos hacer más cosas, seguro».

Esa mejoría también debe llegar en cuanto a acabar los partidos con once jugadores porque son muchas las expulsiones que ha recibido el equipo en estas 16 primeras jornadas. «Sí y me incluyo porque yo fui expulsado en el partido de Albacete. Creo que la de Tino ha sido una injusticia porque incluso el jugador del Barcelona B nos dijo que tampoco la veía. Puede que sí pague algo la de Rubén -en referencia a la entrada de Alcaraz unos minutos antes que debió ser roja-, que sí que es desmedida, pero lo estamos trabajando, tenemos que acabar los partidos con once porque esta categoría es muy igualada y cuando te expulsan a un hombre, ya se vio y, aunque fueran seis o siete minutos lo que no estuvo Tino en el campo, se paraliza mucho».

El rojiblanco, que hacía autocrítica con el gol de Lozano y decía que «tanto Owona como yo debimos estar más cerca de él, porque se gira muy rápido y creo que podíamos haber estado un poquito más cerca en la jugada del gol», le da igual dónde jugar, siempre que esté en el campo. «Si te digo la verdad, todavía no lo sé. La semana pasada sí que entrené toda la semana de central, jugué el domingo ahí y esta semana conforme vayan pasando los entrenamientos lo veré. A mí sólo me importa jugar, si es de central bien, y si es de mediocentro también».

Sumar

Normalmente los jugadores van partido a partido. Joaquín, sin embargo, tiene metas a un plazo algo más largo y que se refiere a las próximas jornadas para llegar al parón navideño. Ganarle al Tenerife sería sumar 7 de 9, después de haber estado ocho jornadas con dos puntos sobre 24. «Sí. Ya cuando el cese de Ramis lo hablamos el equipo y seguimos manteniéndolo. De aquí a Navidad quedan cuatro partidos y son muy importantes para llegar a Navidad y vacaciones fuera de la zona roja, porque si te vas en Navidad en esa zona es muy probable que estés todo el año ahí. Incluso también para la gente. No es lo mismo irte sabiendo que cuando vuelvas vas a estar en descenso, que consciente de que en estos últimos partidos los has hecho bien y que puede ir la cosa para arriba».

No se pone una cifra numérica. «Todavía no. Sí que es verdad que pensamos en estos cuatro partidos y tenemos que acabar fuera de la zona de descenso. El año pasado nos pasó en Miranda que llegamos fuera, nos fuimos dentro. Empezamos ganando y nos remontaron 2-1 y ya sabéis todos el cuento. Hasta la última jornada ahí metidos. Sabemos que en Navidad tenemos que quedar fuera y después, aunque quedan jornadas por delante, no estás en zona roja».

El domingo viene un partido complicado, más allá de que el Tenerife no esté actuando con regularidad. «Sabemos que el Tenerife no llega en su mejor momento, pero sí que es verdad que tiene grandes jugadores, sobre todo en la parte de arriba y creo que si nos hacemos fuertes en casa, como en el partido de Zaragoza, y estamos juntos como en el partido ante el Barcelona B, con nuestra gente y en nuestro estadio creo que aquí siempre que hemos estado en buena dinámica nos hemos encontrado fuertes. Es un partido para hacer siete de nueve y afrontar el partido siguiente con las mismas ganas y pensando que estamos fuertes».

De todas formas, también puede influir que el conjunto chicharrero llegará a Almería tras jugar Copa del Rey pasado mañana en Barcelona frente al Espanyol. Joaquín no cree que se note. «Sabemos que tienen Copa del Rey y sí que es verdad que aunque puede utilizar jugadores del once inicial que jueguen aquí en Almería y puede venir más mermado porque es normal que si juegas un partido el jueves el domingo puedes estar más pesado de piernas, sabemos que tenemos que seguir fuertes, sobre todo más que para mermarles a ellos, para que sepan que van a tener un partido difícil. Siempre que juegas en casa ganar las primeras opciones para que sepan que tienen un partido difícil».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos