UD ALMERÍA

Ante el reto de hacer un equipo nuevo

Ante el reto de hacer un equipo nuevoGráfico

La entidad rojiblanca deberá trabajar en todas sus líneas, con una plantilla en la que faltan mediocentros. La UD Almería tiene a trece jugadores en nómina para la próxima temporada liguera

JUANJO AGUILERAALMERÍA

Miguel Ángel Corona, director deportivo de la UD Almería para la próxima temporada -cuando firmó para desempeñar tal condición lo hizo por dos temporadas-, tiene que ponerse manos a la obra para confeccionar una plantilla que, como es obvio, mejore y mucho la que ha conseguido la salvación en la última jornada. Que no se vuelvan a repetir errores del pasado es, como es lógico, una de las premisas perseguidas para una entidad que tiene, como base, la continuidad de trece jugadores, algunos continuarán, pero seguramente habrá otros que no, del mismo modo que de los que cumplen contrato interesa la contratación de algunos jugadores.

La plantilla que cerró el curso el pasado fin de semana en el Anxo Carro ha estado supeditada, en gran medida, a las cesiones, lo que supone un lastre si, como ha sido el caso, la mayoría han participado asiduamente en el once inicial. No cabe duda que, en ese sentido, el nombre más importante es el de Rubén Alcaraz, que ha madurado como futbolista, confirmando la calidad que atesoraba cuando se confirmó su llegada. El barcelonés se lo disputan en Primera y los equipos punteros de Segunda División.

Él encabeza una lista que tiene otros nombres que también formarían, seguramente, un once habitual, el más asiduo. Pervis Estupiñán, Sulayman Marreh o Verza, también cedidos, ocuparían plaza como titulares, del mismo modo que, por minutos, Juan Muñoz, que al final se ha ido haciendo con el puesto y hasta viendo la puerta que no vio en los comienzos. De todas formas, los cedidos son 'harina de otro costal' y cuantos menos haya en el equipo mejor porque su crecimiento no se disfruta una temporada después.

La base para 2019

De los otros, los que el sábado pasado trataron de 'dejarse el alma' por lograr la permanencia -unos con más implicación que otros-, el Almería cuenta con trece jugadores, doce más uno como diría el desaparecido Ángel Nieto, porque doce lo tenían firmado antes de comenzar el campeonato y uno, Nano, se lo ha ganado por partidos disputados a lo largo de la temporada. Esos serán la base sobre la que habrá que construir un equipo nuevo. El hecho de haber acabado como el último de la categoría, descartados los ya descendidos, supondrá una reducción en los ingresos, aquellos que llegan por clasificación y por 'pinchazos' televisivos. El Almería no es atractivo a los ojos de los aficionados y eso también se valora a la hora del límite salarial, que suele anunciarse pocos días después del comienzo.

Eso maniatará, seguramente, las opciones de compra. De momento, el Almería de la temporada 2018/19 tiene a trece efectivos, aunque también es cierto que la recién concluida campaña ha dado pie a escuchar el interés por algunos jugadores como es el caso de Pozo o, incluso, de Gaspar Panadero. El primero, de todas formas, tiene una alta cláusula de rescisión que frena su salida, pero también es verdad que todo es negociable. El segundo ha visto frenada su progresión, de momento, por esa rotura del cruzado el pasado mes de abril, que le tendrá sin jugar hasta posiblemente el mes de octubre.

La base de la plantilla tiene en la portería al mejor inquilino. La demostración de René Román, durante los 42 partidos de Liga disputados, son el mejor aval y un 'premio' para quien negociara su fichaje. El Almería no está en Segunda B, entre otras cosas, por las paradas del gaditano, todo compromiso, autocrítico cuando hubo que serlo y merecedor de los mejores halagos. El rendimiento del jugador de El Bosque tiene también incidencia de parte de su 'segundo', el murciano Fernando Martínez, que solo pudo jugar un partido en Copa, pero que su trabajo en los entrenamientos ha permitido que René no bajara su nivel de concentración.

Para los demás puestos, el que vaya a ser técnico de la UD Almería tendrá que mirar con especial incidencia hacia la zona de mediocentros, la cual se queda desprovista de efectivos. Solo Joaquín Fernández, que ha demostrado una gran capacidad para desenvolverse en esa zona, pero que ha rendido incluso mejor como central, puede jugar donde 'se le antoje'.

Para la posición en la que se ha desenvuelto, está el propio Joaquín, además de Ángel Trujillo, que ha acabado jugando los últimos seis partidos, y Lucien Owona. Todos centrales diestros, por lo que habrá que echar las redes para el central zurdo que ahora no tiene el equipo. Este, sin embargo, pudiera ser Jorge Morcillo, con el cual no se planteó la renovación, por ahora, pero seguro que el interés se activará para que el valenciano continúe.

En los costados, para el perfil diestro, Marco Motta tiene un año más de contrato y, salvo sorpresa, será el titular cuando arranque la competición, pero necesitará un recambio -puntualmente podrían ser tanto Owona como Trujillo-. Fran Rodríguez, que puede ubicarse en esa zona y también por delante, no reaparecerá hasta octubre. Por la izquierda, Pervis se ganó el sitio, pero está cedido por el Watford. Nano, con cláusula de renovación cumpliendo un número de partidos, seguirá hasta final de la temporada 2018/19. También necesitará un 'apoyo'.

La creación

Como queda dicho, la creación está en horas bajas. No hay efectivos. El conjunto rojiblanco ha tenido para esa zona jugadores como Mandi, al cual se le ofreció renovar tras la grave lesión sufrida, pero no hubo acuerdo, o los cedidos Sulayman Marreh, José Ántonio Verza o Rubén Alcaraz. De todos, el que más opciones de quedarse tiene es el oriolano, que llegó cedido por el Levante.

Para las bandas, arriba, la UDA tiene el problema de dos jugadores, el ya valorado Fran Rodríguez, así como el manchego Gaspar Panadero, lesionado también de cruzado que se le espera para el próximo octubre. Sólo está Fidel Chaves, recuperado para la causa en la recta final de la competición y autor del gol de la permanencia en el Anxo Carro.

Hicham, que llegó como delantero, también ha aparecido en la posición por banda y hasta de enganche, puesto para el que la UDA cuenta con los servicios de José Ángel Pozo, si este continúa la próxima temporada.

El decimotercer hombre es Pablo Caballero. El delantero llegado el pasado verano desde el CD Lugo no ha completado una buena temporada. Se ha visto envuelto en ese problema del gol de un equipo que necesita un jugador capaz de darle a la UD lo que no ha tenido durante esta temporada y que ha condicionado el comportamiento global del conjunto rojiblanco.

Trece, mal número para los supersticiosos. Mejor doce más uno.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos