UD Almería

Ángel Trujillo: «Yo también me estoy jugando el pan de mi hija»

Trujillo está dispuesto a dejárselo todo en el campo por conseguir la permanencia de la UDA. Hay muchas cosas en juego./JOSÉ LUIS MATARÍN
Trujillo está dispuesto a dejárselo todo en el campo por conseguir la permanencia de la UDA. Hay muchas cosas en juego. / JOSÉ LUIS MATARÍN

El central de la UDA, contundente ante el duelo en Lugo: «El que tenga nervios que se quite de en medio. Es un partido para quien quiera estar, para hombres»

Juanjo Aguilera
JUANJO AGUILERAALMERÍA

Es el partido más importante de su carrera, también lo es el de la historia de la UD Almería. Ángel Trujillo lo dejó bien claro ayer en su comparecencia después de la primera sesión de entrenamiento de la última semana de la temporada, en la que la UD Almería se lo juega todo a una carta, la de la victoria, en el Anxo Carro de Lugo. «Más que un ascenso a Primera División, más que la salvación de Primera. Bajar de Primera a Segunda es duro, pero estás en una liga profesional. Subir a Primera es muy bonito porque lo es para todo el mundo, pero bajar de Segunda a Segunda B es como empezar de cero, es como cuando yo estaba en el filial».

El madrileño dejó claro que «por lo que has luchado toda tu vida es por jugar en una liga buena, en una liga profesional, lógicamente está Primera y también Segunda, pero económicamente para toda una ciudad, para un club, para todo el mundo, Segunda B es malo para todos». Así de contundente fue el madrileño a la hora de hablar de un partido en el que pueden aparecer los miedos -ya los hubo el domingo-.

Tiene la receta porque ese duelo del próximo sábado, a las 20.30 horas, a poco más de cien kilómetros de donde se ingresó en Liga de Fútbol Profesional para 'no bajarse' tiene muchas cosas en juego. Es un descenso y es la «mayor respuesta o mayor ejemplo, la resolución de todo lo que puede pasar si no conseguimos la victoria, más motivación o mayor objetivo que eso no hay nada. Yo tengo contrato el año que viene, por ponerte un ejemplo, mi familia vive de esto y yo no quiero bajar a Segunda B. Entonces, yo te puedo decir de hablar y hablar, pero yo también me estoy jugando el pan de mi hija. Ten por seguro que yo voy a darlo todo para que el equipo gane esta semana y creo que mis compañeros igual», expuso.

Morir en el campo

Para este jugador que llegó a la UD Almería en la 2007/08 para jugar en el filial, que entonces militaba en Tercera División, ese partido del sábado no puede jugarlo cualquiera. «Yo voy a hablar de mí. Es fútbol, hemos jugado partidos, dentro de lo que cabe, importantes, casi todos en estas situaciones y el que tenga nervios que se quite de en medio. Es un partido para quien quiera estar, para hombres, y hay que salir a darlo todo. La realidad es que tenemos que dar todo lo que tengamos y morir en el campo. Es repetitivo, es lo que se dice siempre, jornada a jornada, porque siempre estamos abajo, pero ya no hay otra oportunidad, no hay otra semana, no hay nada más. Es esto o nos vamos abajo», enfatizó el jugador rojiblanco.

Titular desde la llegada de Fran Fernández al banquillo de la entidad rojiblanca, Ángel Trujillo habla del partido frente al CD Lugo como «una final. Como pueden pasar tantas cosas, yo pienso personalmente que hay que salir a ganar desde el minuto 1 y si podemos meter un gol en el 1 mejor, si lo metemos en el diez mejor, si podemos encarrilar el partido cuanto antes, mucho mejor».

De todas formas, la consecución del objetivo no va a ser un camino de rosas. «Si en el minuto 80 vamos 0-0 o vamos 1-0, tendrás que morir igual. Vamos a decir que, como en Alcorcón, el equipo no estuvo bien los últimos minutos o en la segunda parte por los nervios o lo que sea, pero el que tenga nervios o si yo los tengo, no nos vale otra cosa que ganar. Igual que ante el Alcorcón vamos a decir que a lo mejor podríamos tener nervios porque teníamos miedo a perder, el de Lugo no puedes tener miedo a nada porque solo te vale ganar. Si en el minuto 80 vamos empate y si vas perdiendo solo te vale ganar, te da igual perder 1-0 que 5-0. Hay que ir a por todas, ganar tiene que ser el pensamiento nuestro, no hay más», relató el jugador de la UDA.

Al respecto de los problemas que se le vieron al equipo frente al Alcorcón en la segunda parte, Ángel Trujillo fue claro. «Esto es fútbol, todos sabemos cómo funciona esto y ya no vale de nada el partido del otro día y hoy -por ayer- por ejemplo hemos entrenado, hemos competido, hemos dado todo y al final lo único que pido o digo es que hay que ser optimistas, de que el equipo va a salir a darlo todo como el día del Granada, los buenos momentos que tuvimos el otro día contra el Alcorcón y hayamos hecho lo que hayamos hecho frente al Alcorcón no nos queda nada más que ser optimistas y competir y confiar en el equipo, confiar en los compañeros, confiar en nosotros, que vamos a dejarnos la vida porque al fin y al cabo no queda otra».

Es una final

No cabe duda que el partido de Lugo, más allá de las muchas condicionantes que lo rodean -más allá de cómo fueron las despedidas, Francisco creció como jugador y como técnico en la UD Almería, Ramón Azeez ídem de lo mismo-, es a cara y cruz. «Es una final, la cual tenemos que ganar, tenemos que salir a competir como lo estamos haciendo en los últimos partidos, conseguir la victoria y a esperar», expuso el central.

Ángel Trujillo repitió una y mil veces la palabra ganar, no sabe conjugar otro verbo, en estos días. Ni el empate formó parte de su diálogo de ayer en la sala de prensa del Estadio de los Juegos Mediterráneos. «Yo creo que todos miramos lógicamente todas las combinaciones que se puedan dar, pero como hay que hacer cada semana importante eres tú. Nosotros tenemos que ganar y sino ganamos da igual lo que pasa en otros campos. Si el otro día hubiéramos ganado tendríamos que ir a Lugo también a ganar. Sí es verdad que con el empate nos hubiese bastado en Lugo de haber ganado el otro día. No cambia la situación de que tenemos que ir a ganar. Sí es verdad que tenemos que esperar, pero todo pasa por ganar nosotros. Si no vamos allí a ganar, a competir, a dejarnos la vida, de nada vale lo que pase en otros campos».

El madrileño conoce bien a Francisco, el técnico del Lugo. Jugó con él al mando, en el filial, y también en el primer equipo. Entenderá lo que suceda. «En el fútbol somos profesionales y lógicamente para él tiene que ser duro porque es de aquí y él quiere a este club, él es lo que es gracias a este club como entrenador, también como jugador, y tiene que ser difícil, pero es un profesional más, es el entrenador del Lugo y tendrá que hacer un buen partido como profesional y como entrenador del Lugo».

Pero más allá de lo que pueda aportar Francisco, también está el rendimiento de sus jugadores y habló de lo que cree que será el duelo. «Un Lugo que va a salir a tope también. Imagínate que nosotros tuviéramos el trabajo hecho y el partido fuera al revés, que el Lugo se jugase algo, y me toca jugar a mí ese partido. Yo voy a salir a darlo todo porque yo el año que viene quiero jugar y si no tengo contrato el año que viene quiero tener un buen equipo. Van a salir a hacer un buen partido. Francisco como entrenador puede tener opciones, si no es en el Lugo, de firmar en otros equipos. Todo el mundo busca hacer un buen papel y pienso que saldrán a ganar, como es normal».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos