UD Almería

El análisis habitual a domicilio

Lucas Alcaraz no ha podido enderezar el rumbo de la UDA fuera de casa. /AGUILERA
Lucas Alcaraz no ha podido enderezar el rumbo de la UDA fuera de casa. / AGUILERA

Pese a que el Almería ganó en la primera jornada en Tarragona, después han encadenado nueve salidas para sumar únicamente dos puntos | Solamente Lorca y Córdoba han logrado menos puntos fuera de casa que la UDA en 20 jornadas

JORDI FOLQUÉALMERÍA

Todo parecía que este ejercicio sería diferente. Al menos, así dio la sensación tras la primera jornada con un triunfo a domicilio. Se ganó en Tarragona, con un gol de Pablo Caballero, y en el entorno de la UDA se pensó que el Almería había dejado atrás su 'costumbre' de no hacer daño cuando viaja y ser el mejor huésped posible. El que ni molesta ni se lleva nada de la habitación ni de la casa que visita. Pudo hasta dar la sensación que volvía el equipo que era poderoso tanto en su propio feudo como cuando tiene que hacer el petate y sale de la provincia para ganarse los puntos. Los que, desde aquella ya lejana primera jornada, tan solo ha logrado traer hasta la capital almeriense en dos ocasiones, nunca como el premio máximo. Lo demás, como en la última cita en Alcorcón, de vacío. No ser capaces de quitar la sonrisa al anfitrión que los recibe. Así hasta en siete viajes.

Lo vivido en Santo Domingo fue el fiel reflejo de lo que ha sido este ejercicio y, prácticamente, este año cuando los almerienses han ejercido de visitantes. En el previo, en el partido y en las declaraciones después de la (habitual) derrota. Porque, como dijo Rubén Alcaraz en los días previos, «el equipo debía salir a por la victoria desde el primer segundo». Agua. A los 30 segundos ya iba perdiendo en Alcorcón. Como también se dijo desde el vestuario, el equipo debía tener «capacidad de reacción». Agua. Casto, exrojiblanco y guardameta del cuadro alfarero, fue un espectador más. Un tercer punto, manifestado hasta la saciedad, en referencia a las condiciones de Santo Domingo. Agua (literal). No se pudo 'soportar' que lo regaran poco antes del choque. Varios jugadores de la UDA se resbalaron y pudo ocasionar más de un problema. En el Alcorcón, nadie se resbaló. ¿Mala elección de las botas? Y así varias circunstancias más.

Agarrados a todas ellas, las declaraciones después de la cita que permitió cerrar un año que ha servido para salvar la categoría en el pasado ejercicio y que, ahora, los deja dos puntos por encima de un descenso que este año está más 'barato'. Mucha autocrítica. Mucha frase de reflexión individual y colectiva. René, el mejor de la UDA en esta temporada, dijo que «la derrota es clara. Tenemos que hacer autocrítica y mejorar». Porque «si damos esta imagen más, vamos a sufrir mucho». Así se expresó en UDA Radio. El cancerbero poco pudo hacer en los dos goles encajados. Además de salvar alguno que otro más. De ahí que sí tuviera muy claro que al equipo le falta «ambición». Solamente aumentando las ganas de ganar «se podrá mejorar».

Claro y rotundo alguien que da la cara en el campo y fuera. Algo que es un síntoma de lo que sucede en el primer equipo rojiblanco desde hace mucho tiempo. Las comparecencias ante la prensa después de una cita liguera son un fiel reflejo de lo sucedido en el campo. O muy veteranos que dan lo que pueden o jóvenes del filial. Nada más cuando las cosas no han ido bien a lo largo de un partido. Todo lo contrario cuando sí van bien las cosas. Pero lejos de Almería no suele ser lo habitual.

También habló Lucas Alcaraz y dejó un claro mensaje para su vestuario. «Hay que hacer autocrítica y no nos podemos conformar con estar fuera del descenso». Algo que suele ser, también, habitual en la UDA. Cuando salen del descenso y pueden encadenar una segunda victoria seguida, 'petardazo'. Pero, ahora, están fuera de esos puestos. Por lo mal hecho por los rivales. Un único equipo (Barça B) ha llegado a los 20 puntos. Los otros tres (Córdoba, Lorca y Sevilla Atlético) a duras penas se han acercado a los 15. Lo único que ha podido dejar a los rojiblancos fuera de los puestos de descenso. Un aspecto logrado, básicamente, con los puntos directos frente a esos cuatro adversarios.

Diez de doce

Es, quizás, el aspecto más importante del equipo rojiblanco cuando falta una jornada para acabar la primera vuelta. Ver que, en los duelos directos, ha logrado sumar diez de doce posible ante los que ocupan puestos de descenso a Segunda B. El único empate (1-1) fue en la visita al Mini Estadi para medirse al Barcelona B. Los otros tres fueron victorias. Comenzaron con el agónico triunfo (2-1) frente al Lorca. Después, el claro triunfo (3-0) en el marcador frente al Sevilla Atlético. Por último, el 1-0 ante el Córdoba que sirvió para poner distancia con los puestos de descenso, de los que se salía en ese momento. Pero, en los tres casos, en partidos jugados en el Estadio de los Juegos Mediterráneos.

No debería extrañar que ni Lorca, Sevilla Atlético y Córdoba se fueran del Mediterráneo sin puntuar. Porque son, junto a la UDA, los conjuntos, junto al Tenerife (al que también se le ganó en Almería), que menos rédito han sacado en sus visitas en estos últimos meses de 2017. Lorquinos y cordobeses tan solo han logrado cuatro puntos en sus desplazamientos. Los sevillistas han llegado a los siete, tras su única victoria del campeonato en Granada. Entre ambos, un Almería que suma cinco puntos, uno menos que los tinerfeños. Y eso que, como se ha reflejado al inicio de esta información, en la primera jornada los almerienses ya habían sumado sus primeros tres puntos lejos de casa.

En la segunda vuelta, por tanto, deberán visitar los feudos de los tres adversarios que, pase lo que pase en la primera jornada de 2018, acabarán en la zona de quema al término de la primera vuelta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos