UD ALMERÍA

El Almería-Nàstic depara 'empate' también en las crónicas de la prensa

Verza, que marcó tras derribo sobre Juan Muñoz, pide explicaciones al árbitro./J. L. MATARÍN
Verza, que marcó tras derribo sobre Juan Muñoz, pide explicaciones al árbitro. / J. L. MATARÍN

Coincidencias en señalar al portero Dimitrievski como la gran figura del partido y discrepancias en torno al equipo que jugó con más criterio

JOSÉ GABRIEL GUTIÉRREZALMERÍA

En líneas generales, las distintas crónicas extraídas de la prensa escrita, en relación al partido entre la UD Almería y el Nàstic, ofrecen la conclusión de que el 1-1 fue justo, en base a lo ofrecido por ambos. Un empate que, mirando la tabla, deja las cosas igual para almerienses y tarraconenses.

Analizando la 'letra pequeña', opiniones discrepantes en torno al control del envite, salvo en un apartado. El de la catalogación del meta Dimitrievski como la figura del partido, evitando que el marcador final de 1-1 no hubiese sido 2-1, al detener el penalti al local Verza.

Un punto merecido

Mundo Deportivo titulaba 'Dimitrievski salva a un afortunado Nàstic en Almería', informando que el equipo grana llevó el peso del partido. «El Gimàstic de Tarragona rescató un importante punto en el campo del Almería gracias a un empate que llegó en la fase final del encuentro, en el que el conjunto andaluz falló un penalti en los últimos minutos. Los visitantes tuvieron más peso en el inicio del envite y también al final, en el que el Almería sufrió físicamente, aunque tuvo la victoria en las manos, pero Verza falló un penalti en el 88».

Reparto con sabor a poco

También se pudo leer que a los locales le costó coger ritmo. «Fue un encuentro muy igualado. Los rojiblancos tuvieron en sus manos la victoria, pero Dimitrievski le adivinó el lanzamiento de penalti a Verza. Al Almería le costó entrar en el juego, todo lo contrario que al Nàstic. Los de Rodri empezaron dominando el partido y llegaron a la zona de ataque con mucha facilidad. El conjunto catalán se hizo con la posesión, tuvo más protagonismo ofensivamente y dispuso de las ocasiones más claras. En la segunda mitad, el cuadro unionista se hizo con el balón. Los almerienses salieron más enchufados que en los primeros 45 minutos y se adelantaron en el marcador. Los de Rodri no bajaron los brazos e igualaron el partido. En los últimos instantes, el Almería pudo llevarse los tres puntos, pero Verza falló un penalti. Dimitrievski adivinó el lanzamiento».

Cambio y sinfonía

Se informaba además que «en el segundo acto, el mando del partido viró. Precisamente cuando Pozo cogió la manija y el Almería empezó a pisar con más frecuencia el área de Dimitrievski. Cuando el mediapunta hace sonar su sinfonía, se hace el silencio y huele a película de amor para su bando y de terror para el otro. Pero todos los días no son fiesta para Lucas Alcaraz. Cuando parecía que iba a ser el quinto triunfo consecutivo en casa, el cuarto desde que está Alcaraz -todos por la mínima y con la impronta del técnico granadino-, apareció Tete para disparar rebotando su lanzamiento en Joaquín e igualando el envite. Le quedaba una bala más al Almería. La que esquivó Dimitrievski disfrazándose de René».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos