UD Almería

El Almería se cae en los últimos veinte minutos y pierde en El Sadar

Fran Rodríguez saca el balón desde atrás, acosado por Juan Muñoz, que hoy puede ser titular en el partido de El Sadar frente a Osasuna.
Fran Rodríguez saca el balón desde atrás, acosado por Juan Muñoz, que hoy puede ser titular en el partido de El Sadar frente a Osasuna. / J. J. A.

Los rojiblancos se presentan en El Sadar para tomarse la medida ante un rival muy complicado | Los rojillos son el segundo equipo con más presupuesto de la categoría, pero no es eso lo que les hace peligrosos y sí la presión que ejercen jugadores y público

JUANJO AGUILERAALMERÍA

Dijo el jueves Luis Miguel Ramis que visitar El Sadar es, por lo difícil que resulta puntuar allí, como hacerlo en el Bernabéu, si se compara con otros campos de la categoría. De todas formas, en este inicio de la temporada, el conjunto rojillo aún no se ha estrenado en casa, donde no pierde, pero tampoco gana. Y para todo hay un momento en la vida por más que la escuadra que dirige Diego Martínez se desposeyera el pasado domingo de la presión de no haber ganado en la Liga. Visitar el Estadio de El Sadar es presentarse en un campo difícil, muy difícil, si se habla de equipos de igual a igual. Pero que nadie olvide que, por ser un recién descendido, el equipo rojillo tendrá uno de los tres mejores presupuestos de la categoría y ha 'tirado con pólvora de rey' para fichar.

De todas formas, lo de menos en el rival son los nombres. Osasuna ha sido, es y será un equipo temible por su filosofía. Un fútbol intenso, típico norteño, donde se va a sufrir. Incluso cuando se ganó, que fue la penúltima vez que se visitó aquel recinto, fue como consecuencia de poner freno a un asedio continuo que se resolvió con un gol de Rodri, en el 18, y hubo que 'navegar' en un ambiente de constante zozobra.

Entonces el equipo dirigido por Francisco era 'carne' de un descenso que no se certificó, como Osasuna, y hoy las cosas han cambiado, por obligación, para los rojillos, que quieren volver a Primera. El Almería no anda pensando en otra cosa que en acercarse a la meta de la permanencia y ya se verá si hay tiempo para otras cosas. El Sadar es para la UDA como la visita a la 'sastrería' porque, con 7 puntos en cuatro jornadas, lo mismo el partido puede servir para ver si el traje da para pasar el invierno y es de un tejido tan fuerte que permite que el mismo sirva hasta para las primeras comuniones o mejor para el Corpus -porque lo primero se celebra ya hasta en marzo-.

Metidos en el partido, también habrá que ver la tan manida fábula de la 'manta' y si esta no se 'rasga' por la forma de jugar de un equipo rojillo intenso, que presiona y que va al límite, ademas de tener madera arriba con jugadores como un Xisco, como mucha 'mili', los exrojiblancos Quique González, David Rodríguez y Roberto Torres. El Almería está obligado a no perderle la cara nunca a un partido que puede marcar el camino del futuro, aunque esto no ha hecho nada más que empezar, pero sí que es cierto que si el Almería, que supera a Osasuna en la clasificación en dos puntos, logra la victoria habrá que empezar a tomárselo en serio, si es que su forma de jugar en estas primeras jornadas no es para tenerlo en cuenta, más allá de los resultados.

Buenas sensaciones

Lo cierto es que el cuadro de Luis Miguel Ramis ha mostrado buenas sensaciones en tres de los cuatro partidos de Liga e, incluso, en el otro -el de Soria- lo dominó en la primera parte y hasta mereció mejores cosas y hasta parece haber cambiado la suerte y de perder en los últimos minutos, como sucedía en pasadas temporadas, ahora se ganan.

Lo que habrá que ver hoy es con quiénes lo intenta hacer el equipo rojiblanco, si repite once y sistema o vuelve al pasado y si mantiene la intensidad y capacidad de concentración que expuso el sábado pasado, algo tan importante -esto último- como cualquiera de los otros argumentos. Lo cierto es que ya el jueves lo explicó el técnico sobre el once y, como es habitual, no dio nombres ni motivos para posicionarse sobre uno u otro equipo.

El partido, sí es cierto, será intenso y con jugadores preparados para combatir en las mil batallas las que promete ofrecer el cuadro osasunista. Por eso, al margen de René Román, que es un fijo bajo palos, la defensa puede ser la misma del partido de la pasada semana, por la segunda ausencia de Marco Motta en la convocatoria, por lo que Fran Rodríguez jugará en el lateral derecho, con Nano, en banda izquierda, mientras que por el centro aparecerán Joaquín Fernández y Jorge Morcillo. No sería descartable que Owona apareciera por el capitán rojiblanco, aunque más a lo largo del partido que entre los once de salida.

La columna vertebral apunta a estar formada por Mandi, incrustado entre la defensa y el centro del campo, con José Antonio Verza y Rubén Alcaraz como encargados de armar al equipo en la parcela ancha, aunque también es verdad que la aportación de Tino Costa, cada vez encontrando más minutos en el once -en Cádiz jugó sus primeros minutos, con los 20 últimos del partido de Copa, y ante el Lorca estuvo la última media hora final para dar un gol y casi propiciar otro-, se dejó notar y puede ser recambio, más para la segunda parte. Ahí quedan las dudas por delante y si Pozo y Fidel ocuparán las otras bandas, si arriba lo hace Pablo Caballero, brillante en tareas defensivas y un poco 'negado' en ataque porque no le llegaron demasiados balones, o si aparece Juan Muñoz. La semana entre algodones del argentino le abre las puertas del once al sevillano.

En cualquier caso, lo que sí es cierto es que quienes lo hagan tendrán que saber que se encontrarán a un rival que aprieta mucho, no sólo en su casa, sino fuera de ella, pero al jugar como local, donde esta temporada aún no se ha lucido para ganar, perseguirá un triunfo que el Almería quiere que no se produzca.

Un equipo intenso

Enfrente estará un Osasuna intenso, aunque este es un 'apellido' que siempre se asocia a un equipo rojillo titubeante en el inicio de temporada, que no ha ganado aún en casa, si bien encontró la primera victoria la pasada semana en Vallecas, justo antes de presentarse de nuevo en casa coincidiendo con el 'I Día del Osasunista', lo que conlleva más presión ambiental desde las gradas.

Por todo, se espera un partido complicado ante un equipo que tiene la 'ventaja' de adelantarse en los cuatro partidos de Liga celebrados, lo que puede ser un problema para una UD Almería que no gana cuando encaja -empató en casa ante el Real Oviedo y perdió en Soria-. De todas formas, también es cierto que sólo ganaron uno de esos partidos que, cronológicamente, es el último y eso supone como un cambio de ciclo. Lo cierto es que tiene 'dinamita' arriba con los Roberto Torres, Xisco, que seguirá siendo titular tras el doblete en Vallecas, y dos viejos conocidos como David Rodríguez y Quique, a los que ojalá les cueste trabajo 'tomarle la medida' al equipo de la que fue su casa.

Fotos

Vídeos