UD Almería

Un Almería de vergüenza entierra la Copa

AGENCIAS

Los rojiblancos hacen el peor partido en mucho tiempo y caen con estrépito en Villarreal

JUANJO AGUILERA

Lo que tenía que pasar pasó, aunque no con tanta dureza. El pez grande se comió al chico, pero casi sin tener que abrir la boca. El Villarreal impuso su calidad para superar a un Almería que aguantó mientras pudo, pero que, como un castillo de naipes, en cuanto se cayó la primera carta vio desmoronarse las ilusiones. El gol de Toko Ekambi, en el 22, desniveló el duelo e hizo una herida incurable porque provocó la descomposición de un Almería que salió valiente y que murió sin capacidad ni siquiera para vivir arrodillado.

El delantero franco-camerunés fue el que puso la firma, aunque el cántabro Dani Raba fue el que amasó la victoria ante una UD Almería que vino a hacer su peor partido ante un Villarreal que, sin estar haciendo una gran temporada en Primera –está salvado porque hay tres equipos peores que él en la categoría–, le hizo pasarlo muy mal al conjunto rojiblanco al que, para sus menos habituales, se le acaban las oportunidades de encontrarlas en Liga por méritos propios. Ahora, 'los miércoles al sol o... a la sombra' por un partido para sacar los colores y sentir vergüenza.

8 Villarreal CF

Andrés Fernández; Miguel Layún, Daniele Bonera, Ramiro Funes, Jaume Costa; Javi Fuego (Samu Chukwueze, m. 72); Manu Trigueros (Pablo Fornals, m. 55), Manu Morlanes; Dani Raba; Toko Ekambi (Gerard Moreno, m. 64) y Carlos Bacca.

0 UD Almería

Fernando; Adri Montoro, Ángel Trujillo, Juan Ibiza (Esteban Saveljich, m. 48), Iván Martos; Joaquín Arzura, Mario Abenza; Lin, Chema Núñez, Nano (Juan Carlos Real, m. 58), y Sekou Gassama (Juanjo Narváez, m. 33).

goles
1-0, m. 22: Toko Ekambi. 2-0, m. 29: Toko Ekambi. 3-0, m. 35: Toko Ekambi. 4-0, m. 45+: Carlos Bacca. 5-0, m. 46: Toko Ekambi. 6-0, m. 66: Gerard Moreno. 7-0 m. 82: Carlos Bacca, de penalti.
Árbitro
Gonzalez Fuertes, perteneciente al colegio asturiano. Amonestó a Adri Montoro (m. 39) y a Joaquín Arzura (m. 81), de la UD Almería.
Incidencias
Partido correspondiente a la vuelta de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey, celebrado en el Estadio de la Cerámica, ante 12.739 espectadores.

Como siempre

El Almería salió como siempre, valiente, trató de poner en aprietos al Villarreal en la salida de balón desde el primer minuto, con presión adelantada tras perder el balón. Bien posicionado, consiguió disputarle el balón al conjunto 'groguet'. No se amilanó el equipo rojiblanco que lo intentó primero con un disparo de Sekou desde fuera del área que atajó Andrés Fernández.

El Villarreal intentó llegar al área rojiblanca en pocos toques, como consecuencia de balones largos. El movimiento rápido de jugadores como Carlos Bacca o Toko Ekambi pudo dar frutos, en el 9, pero el centro final de Jaume Costa lo remató mal Manu Trigueros, que mandó el balón demasiado cruzado y fuera, por la línea de fondo.

Los rojiblancos fueron quitándole el balón al Villarreal que tuvo dificultades para entrar por banda, basándolo todo en la aportación de Toko Ekambi y Carlos Bacca. El primero, tras una pérdida de Ángel Trujillo, pudo marcar, pero el propio central madrileño llegó para impedir un remate cómodo y un disparo que despejó Fernando Martínez, en el 12.

El balón y los goles

Cumplido el primer cuarto de hora, el Villarreal comenzó a tener algo más de balón, apretando al conjunto rojiblanco, con el acceso del balón conducido por Jaume Costa, por banda izquierda. Fue precisamente un balón a la espalda del lateral zurdo, en el minuto 22, lo que decantó el partido en favor del Villarreal. Toko Ekambi se plantó solo ante Fernando y su disparo, inapelable, no pudo detenerlo Fernando.

Lo pasó mal el cuadro de Fran Fernández por no tener el balón. En el 29, con el Villarreal jugando en superioridad arriba, un balón de Dani Raba en ataque no lo llegó a 'cazar' Trujillo y sí Toko Ekambi que aprovechó la ventaja para poner el segundo y dejar tocado a los de Fran Fernández, incapaces de ponerle freno al juego de llegada de un Villarreal crecido, tanto que no tardó en poner el tercero con otra vez el franco-camerunés aprovechando un buen servicio de Bacca, tras tocar en la frontal del área.

El Almería apretó arriba, pero descompensado y sin llegar a conseguir que la presión surtiera efecto y el Villarreal gozó de llegadas, encontrando los espacios y disponiendo de ocasiones ante el marco de Fernando como consecuencia de la velocidad de jugadores como Jaume Costa, Ekambi o Carlos Bacca, pero especialmente, en el juego entre líneas, la aportación de Dani Raba. En el 41, Ekambi pudo firmar el póquer, pero Fernando metió el hombro para despejar la acción clara de la que dispuso el delantero amarillo.

Sin capacidad

El problema para conseguir superioridad en defensa fue clave para ver a un rival muy superior que buscó portería rival con demasiadas ganas de hacer 'sangre'. En un balón filtrado por Manu Morlanes, en el 47, el Almería falló en el fuera de juego y Carlos Bacca firmó el cuarto, antes del descanso.

El cambio de actitud de la UD Almería no llegó. Solo había pasado un minuto cuando, en el 46, Ekambi hizo el cuarto de su cuenta particular, el quinto del partido, en una acción en la que el Villarreal jugó solo, sin oposición, en otro balón al hueco de Dani Raba, convertido en el 'asistente' y la 'pesadilla' para la UDA porque esta, ante la ausencia de capacidad para frenar al cántabro –la presión adelantada fue una trampa– que aprovechó los huecos para asistir. En el 53, Bacca pudo hacer otro, pero su disparo se fue al palo derecho de la meta de Fernando.

El balón fue del Villarreal ante un Almería obligado a perseguir sombras, mal en defensa. Sin estar demasiado juntos, los rojiblancos permitieron las llegadas del cuadro castellonense que aún pudo hacer e hizo más goles. En el 60, el disparo por banda izquierda de Pablo Fornals lo despejó con apuros Fernando, que nada pudo hacer para evitar que el balón de Javi Fuego para Gerard Moreno fuese el sexto, en el 67.

Muy duro

Con más de 20 minutos por delante, el Almería se dedicó a tapar vías de escape, que fueron muchas, porque el conjunto 'groguet' no dejó de pelear por hacer cuanto más goles mejor, aprovechando el peor, con creces, rendimiento del conjunto rojiblanco, que fue incapaz, incluso, de limpiar la vergüenza que debió pasar el propio equipo y seguro que pasó la afición rojiblanca.

Chukwueze pudo hacer el séptimo en el 76, con un disparo al larguero, tras otra llegada en oleada del conjunto de Javi Calleja, en la que Gerard Moreno entró por banda derecha y le puso el balón para que el nigeriano lo mandara al larguero de la meta defendida por Fernando, que salvó el séptimo en el 80, tras un gran disparo de Bacca, que incluso felicitó al meta. El colombiano, en el 82, hizo el séptimo de penalti para cerrar una noche muy dura, aumentada con el octavo, conseguido por Raba, en el 89 y que obligó al 'mundo rojiblanco' a taparse la cara. De vergüenza.

 

Fotos

Vídeos