UD Almería

El Almería cae por demasiado temor ante el Cádiz

Imagenes del partido entre UD Almería y Cádiz./JOSÉ LUIS MATARÍN
Imagenes del partido entre UD Almería y Cádiz. / JOSÉ LUIS MATARÍN

Los rojiblancos caen al descenso tras un partido en el que faltó acierto

JUANJO AGUILERAALMERÍA

No es nuevo. Fútbol es fútbol, decía Luis Miguel Ramis el pasado viernes en sala de prensa para hablar de la pasión e ilusión con la que transmitían él y su cuerpo técnico las cosas a los suyos, exponiendo esa frase que 'enseñó' Vujadin Boskov. La frase vale para todo, lo mismo para un roto que para un descosido. Y el Almería está roto por eso de que el 'fútbol es fútbol'. Tuvo ocasiones para haberse adelantado en el marcador, pero un gol en contra supone para este equipo como una losa de mil kilos que pesa y mucho, porque provoca destrozos en los 'órganos vitales' con cada vuelta del segundero.

El caso es que esta UD Almería, como por ejemplo en el anterior partido disputado en casa frente al Reus, hizo una primera parte con algo más de mérito para haberse adelantado en el marcador, hasta estrelló un balón en la madera, pero el gol de Salvi Sánchez, el primero, fue una 'puñalada' que hundió al equipo de un Luis Miguel Ramis que fue un azucarillo en un café hirviendo. No hubo necesidad de meter la cucharilla en la taza para deshacerlo. Y si la cosa se podía recuperar, Salvi Sánchez lo evitó a los tres minutos de la reanudación, una segunda parte sin ideas, sin capacidad para hacer daño, lo que aumentó la ansiedad, las ganas de hacer daño con el corazón, pero no con la cabeza. Todo porque este equipo es, a día de hoy, una 'verbena', la que exhibe el cuadro rojiblanco en ataque, no sólo en este partido, y la que 'exhibió' frente al Cádiz en defensa. Si el equipo gaditano se llevó los puntos fue por saber 'domar' el miedo. El Almería no lo hizo y se vio atenazdo por el temor.

Propuestas sin gol

El partido comenzó con ritmo por parte de ambos equipos. El Almería era el que tenía el balón, pero no porque ganara la pelea, sino porque el Cádiz CF trataba de esperar para centrar todo su esfuerzo en alguna acción a la contra que no llegó en los primeros minutos, en los que presionaba la salida de balón de los rojiblancos. El Almería no rechazó la opción de tratar de sorprender con esa medida. En el minuto 9, un balón sobre Pablo Caballero lo cortó in extremis Mikel Villanueva para evitar el remate del delantero argentino.

Ambos propusieron su fútbol, su versión de juego. En el minuto 16, la pudo materializar la UD Almería, en una acción por banda izquierda en la que Fidel Chaves, que volvía al once tras dos partidos fuera por sanción, puso el centro, pero José Ángel Pozo, dentro del área, no llegó a rematar ante la meta defendida por Cifuentes, provocando la salida del cuadro cadista.

El Almería buscaba la movilidad para hacer daño a un Cádiz pertrechado en su parcela. Hicham y Pozo intercambiaban sus posiciones y, en el minuto 24, la ocasión llegó de nuevo por banda izquierda, en la que la presencia de Pozo por el centro creaba superioridad. Fidel la puso perfecta, pero el cabezazo del media punta malagueño se fue al centro para la parada posterior de Cifuentes, que no pudo hacer nada en el minuto 27, con una acción a la salida de un córner que sacó Fidel y que remató Rubén Alcaraz, pero el balón se le fue al larguero, clara 'exhibición' de la falta de acierto de los rojiblancos.

0 UD Almería

René; Fran Rodríguez (Javi Álamo, m. 69), Joaquín, Owona, Nano; Mandi, Rubén Alcaraz; Hicham (Juan Muñoz, m. 69), Pozo, Fidel (Gaspar Panaadero, m. 60), y Pablo Caballero.

2 Cádiz CF

Cifuentes; Carpio, Servando, Mikel Villanueva, Bijker; José Mari (Alberto Perea, m. 84), Garrido; Salvi Sánchez (Nico Hidalgo, m. 72), Álex Fernández, Álvaro García, y David Barral (Carrillo, m. 46).

Goles
0-1, 39: Salvi. 0-2, m. 48: Salvi.
Árbitro
Arcediano Monescillo, perteneciente al colegio castellano-manchego. Amonestó a José Ángel Pozo (m. 66), Mandi (m. 77) y Rubén Alcaraz (m. 89), de la UD Almería y a Jon Garrido (m. 22), José Mari (m. 30) y Nico Hidalgo (m. 74), del Cádiz CF.
Incidencias
Partido correspondiente a la decimotercera jornada del Campeonato de Liga de Segunda División A, Liga 1|2|3, celebrado en el Estadio de los Juegos Mediterráneos, con 6.961 espectadores.

El partido parecía estar donde quería la UD Almería, que trabajaba bien en defensa, sin dejar espacios, y el Cádiz replegaba cada vez más, sin acercarse con peligro a la meta de René. El peligro lo metía el Almería que, en el minuto 36, estuvo cerca del gol en un balón que nació en un saque de banda, el cuero retrasado le cayó a Rubén Alcaraz, cuyo disparo buscó la escuadra derecha de la meta de Cifuentes, pero se fue ligeramente desviado.

Buscar sin encontrar

El Almería buscaba el gol, pero no lo encontraba y el Cádiz, casi sin buscarlo, lo halló en el minuto 39. Fue en una acción por banda izquierda del lateral Lucas Bijker que la puso al área y Salvi Sánchez apareció para sembrar de dudas al conjunto rojiblanco. Este, aparentemente, no acusó el golpe porque, en el minuto 41, pudo empatar por medio de José Ángel Pozo, pero su remate acrobático se fue fuera.

El cuadro de Ramis perdió credibilidad parar acercarse al gol. El Cádiz estuvo cerca de meter el dedo en la llaga en la acción posterior. Fue consecuencia de un mal despeje de Nano que le cayó a Álex Fernández y el disparo cruzado lo remedió el lateral malagueño que tocó lo justo para que el balón, que iba a la portería defendida por René, se marchara a saque de esquina en la últimas acción de la primera parte.

De salida, en la segunda parte, el Cádiz no despreció su propuesta. Con esa firmeza no dejó escapar la primera que tuvo. Fue tras una salida de balón de Lucien Owona. El central rojiblanco perdió el balón en el centro del campo y montó una contra en la que Carrillo, que había entrado en lugar de David Barral, se la puso a Salvi Sánchez que ejecutó perfecto el disparo para superar a René y casi sentenciar el partido.

El Almería empezó a atorarse, a buscar el gol de cualquier forma y, por consiguiente, a perderlo, lo que pulsó el 'botón' de la 'música de viento' que suele aparecer en este tipo de ocasiones. En el minuto 52, el Almería pudo acortar diferencias en una acción que golpeó en la mano de Jon Garrido, el rechace fue para Fran Rodríguez que buscó el remate, pero rozó en un defensor y se fue a córner.

El equipo rojiblanco insistía, tiraba y buscaba la puerta contraria, entrando por la banda izquierda, por la que percutían tanto Fidel como Nano, pero el acierto en el remate impedía que el cuadro almeriense consiguiera recortar diferencias. Luis Miguel Ramis lo intentó primero con un cambio rápido, dando entrada a Gaspar Panadero en lugar de Fidel, que dio todo lo que tuvo. En el 70 ya había agotado cambios por dar entrada a Juan Muñoz y Javi Álamo, para tener más gente arriba, pero a costa de que Álamo, que había entrado por Fran Rodríguez, ocupara la posición de Fran Rodríguez.

Pero el Almería se fue rompiendo poco a poco, sin capacidad para hacer cosas nuevas que medio equilibraran lo que había destrozado el marcador. Acunado en tablas, careció de fe conforme se acercaba el final del partido, con la afición desesperada que no sabía si aplaudir por desesperación o silbar como protesta. El caso es que el cuadro almeriense no mejoró, el campo cuesta arriba, en favor de un Cádiz que pudo aumentar la ventaja en el minuto 83, con un balón que Carrillo no llegó a acertar cuando estaba solo delante de René.

Con lo poco que quedaba, poca capacidad reacción de un equipo almeriense que se vio incapaz de acabar en área contraria, como debió ser. Con eso, el Cádiz, en el 91, pudo aumentar las diferencias, con un remates de Perea, a centro de Álvaro García, y de Álex Fernández, a pase de Carrillo. Curioso, el equipo que menos gol tenía, hizo dos en Almería en una segunda parte ante un equipo 'loco' con más miedo que el rival.

Fotos

Vídeos