UD ALMERÍA

Un Almería de más a menos sigue sin saber ganar

Un Almería de más a menos sigue sin saber ganar

Los rojiblancos caen ante un Reus más listo y encadenan cinco jornadas seguidas sin saborear el triunfo

JUANJO AGUILERA

Dos propuestas diferentes se escenificaron sobre el césped del Estadio de los Juegos Mediterráneos y la que finalmente se impuso fue la de un Reus con un poquito de más pegada que la UD Almería y una vez consiguió su propósito, el de adelantarse, manejar el partido a su antojo. Lo cierto es que en la primera mitad, el equipo dirigido por Luis Miguel Ramis tuvo más presencia, pero sus intenciones no recibieron el fruto del gol, pese a que este estuvo cerca en varias ocasiones. El Reus sí lo encontró en una acción casi esporádica que le permitió llevar el duelo al terreno que más le convenía.

0 UD Almería

René; Fran Rodríguez (Marco Motta, m. 80), Joaquín Fernández, Lucien Owona, Nano (Pervis Estupiñán, m. 71); Mandi, Rubén Alcaraz; Nauzet Alemán (Álex Corredera, m. 72), José Ángel Pozo, Gaspar Panadero, y Juan Muñoz.

1 Reus Deportiu

Édgar Badía; Jorge Miramón, Pichu Atienza, Olmo, Álex Menéndez; Tito; David Querol (Campins, m. 79), Juan Domínguez, Ricardo Vaz (Fran Carbiá, m. 23), Borja Fernández, y Dejan Lekic (Édgar Hernández, m. 67).

Goles
0-1, m. 38: Borja Hernández
Árbitro
Sagués Oscoz, del colegio vasco. Amonestó a Borja Fernández (m. 57), Édgar Badía (m. 75), del Reus Deportiu.
Incidencias
Partido correspondiente a la undécima jornada del Campeonato de Liga de Segunda División A, Liga 1|2|3, disputado en el Estadio de los Juegos Mediterráneos, con 7.003 espectadores

El tanto de Borja Hernández cambió el decorado en la segunda parte. No se jugó o, para ser más exactos, se hizo el partido que quiso el Reus. Miró menos arriba y trató de defenderse, muy bien, ante un Almería sin ideas y cada vez menos ‘ducho’ para encontrar los huecos que pudiera dejar el rival, que se fue haciendo grande con el paso de los minutos para sacar renta a su único gol, un tanto que instaura los problemas en un equipo rojiblanco que encadena, con esta, su segunda derrota en casa, la tercera jornada seguida sin ganar como local, la cuarta de cinco sin ver puerta y la quinta consecutiva sin saborear un triunfo, desde aquel 3-0 frente al Sevilla Atlético, que cada vez deja la sensación de ser más ficticio para un equipo que hizo un mal partido. Y eso que dicen que no hay quinto malo. El de ayer no puede ni debe tener otro calificativo por el conjunto. Está bien que pudo ser mejor en la primera parte, pero adoleció de creatividad en la segunda mitad.

Buena propuesta

De salida, el equipo rojiblanco trató de hacer que el Reus jugara incómodo. Lo consiguió con una presión alta que obligó al conjunto de Aritz López Garai a tener que sacar el balón en largo con Édgar Badía, desde su propia portería. El intento de jugar le pudo costar caro porque José Ángel Pozo, primero, y un siempre combativo Gaspar Panadero, después, estuvieron cerca de conquistar el balón para cambiar el signo del partido. El Almería era profundo y vertical en su propuesta, pero el Reus, en el minuto 6, pudo sorprender en una contra que cortó Lucien Owona cuando Dejan Lekic se disponía a disparar hacia la meta de René.

Fue la primera, pero no la última. El conjunto almeriense proponía estar arriba, con una defensa adelantada, y el Reus se acercó con peligro. Jorge Miramón, en el 12, aprovechó una acción por su banda derecha para encontrar llegada. El disparo del lateral reusense se fue por encima del larguero de la meta defendida por René. Pese a todo, era el Almería el dueño del partido, el que imponía la propuesta para la disputa del mismo.

De todas formas, el conjunto tarraconense se descorsetaba y trataba de crear peligro, aunque sólo conseguía el penúltimo paso, que concluía con saques de esquina bien defendidos por los rojiblancos. Estos estaban más seguros y proponiendo más. En el minuto 26, Fran Rodríguez aprovechó un servicio de Gaspar Panadero, se empecinó en buscar el gol, cuando estaba siendo agarrado por Álex Menéndez y el disparo se fue a córner. A la salida, en el minuto 27, una jugada ensayada acabó con disparo de Rubén Alcaraz que se marchó fuera, sin encontrar el objetivo planteado por los de la UDA.

La primera llegada

Empujaba el Almería que ponía cerco a un Reus con problemas para frenar el buen juego de jugadores como José Ángel Pozo o Gaspar Panadero. En el 30, la fabricación entre ambos acabó con pase de Gaspar para Nano cuyo disparo se marchó fuera. El malagueño pudo marcar en el 34, en una falta lanzada con ‘comba’ para superar la barrera y que se marchó fuera. Antes, en el 31, Nauzet Alemán enganchó un fortísimo disparo que atajó el meta reusense Édgar Badía.

Estaba claro que el partido debía llevarlo controlado el conjunto unionista, pero en una pérdida por banda derecha, Álex Menéndez corrió hacia arriba, hubo centro rechazado y el balón le cayó a Borja Fernández que, desde fuera del área, pegó un ‘zapatazo’ ante el que nada pudo hacer René en una primera parte en la que el cuadro reusense se defendió muy bien.

La segunda parte fue más ‘tosca’ porque la propuesta del equipo de Aritz López Garai fue la de jugar a acumular hombres por delante de la meta de Édgar Badía. Tiró la defensa atrás y al Almería le costó encontrar hueco entre el orden del cuadro reusense, más pausado en su fútbol, tratando de ralentizar el juego y el caso es que se impuso esa propuesta. El cuadro unionista tenía poco tras el desgaste de la primera parte. En el 59, una falta lanzada por el Reus impactó en la mano de Nauzet Alemán, que pudo ser penalti.

El Reus buscó, con Édgar Hernández, el fútbol a la contra, tras sentar a un Lekic ya sin propuesta. El Almería lo que hizo fue ser más ofensivo, con la presencia en campo de Pervis Estupiñán en lugar de Nano y Álex Corredera por Nauzet Alemán. Pozo se fue más cerca de Juan Muñoz y el Almería tuvo algo de presencia, también porque el Reus defendía con once.

Los rojiblancos, con mucha pérdida, tenían complicado encontrar huecos por los que sorprender a un equipo bien plantado, que tuvo pocas, pero que sirvieron para que el Almería no las tuviera todas consigo. En el 82, Álex Menéndez pudo hacer el gol en saque de esquina cuando el Almería estaba demasiado espeso de ideas y de fuerzas y veía imposible el propósito de ‘enmienda’ para terminar cerrando otra aciaga tarde y ‘van cinco’.

Fotos

Vídeos