UD Almería

El Almería saca un punto de El Alcoraz por trabajo

El Almería saca un punto de El Alcoraz por trabajo
AGENCIA LOF

Soleri se destapa con un 'doblete' que saca de sus casillas al Huesca

JUANJO AGUILERAALMERÍA

Por raza, el Almería sumó un punto que sabe a gloria en El Alcoraz porque no era fácil hacer lo que hizo el equipo de Lucas Alcaraz, que tiene mucho mérito porque al Huesca, en casa, pocos habían conseguido toserle. El Almería supo hacerlo, gestionó el partido y todo lo que rodeaba al mismo a base de un comportamiento sin fisuras desde el inicio. Porque el Almería salió enchufado, al segundo disparo se adelantó en el marcador y mandó hasta que empató el Huesca con un gol de Jorge Morcillo en propia meta, tras un centro de Chimy Ávila que no debió irse de 'rositas' y que estaba en fuera de juego cuando puso el centro. Con eso se se llegó al descanso.

De salida, antes de que el Huesca volteara el envite, Soleri fue objeto de penalti no sancionado. Y todo se nubló porque el Huesca tiró de la calidad de jugadores como Gonzalo Melero y la intensidad de sus hombres de arriba, que pusieron en apuros el objetivo rojiblanco. La expulsión de Pulido, primero, dio a los rojiblancos un plus de credibilidad que aumentó con los cambios. El Almería empató el partido y pudo ganarlo, tras la segunda expulsión de Gonzalo Melero que dio opciones. El punto sólo vale eso, pero esconde la imagen de una UD Almería que puede ganar, empatar, como en esta ocasión, o perder, pero que da la cara y así difícilmente saldrán mal las cosas.

A manejar con ventaja

El partido comenzó intenso, con la UD Almería tratando de cortocircuitar la creación del equipo azulgrana, que se mostraba incómodo para tener el balón de mediocampo hacia arriba. De hecho, el conjunto rojiblanco era capaz de robar y de presionar para hacer daño al equipo de Rubi. En el minuto 3, un robo de balón de Rubén Alcaraz con pase para José Ángel Pozo, acabó con el balón metido para Edoardo Soleri que encaró a Álex Remiro, pero el disparo del delantero centro italiano lo despejó el meta local a saque de esquina.

No cambió el decorado. El Almería incomodaba la salida de balón del conjunto azulgrana, sin llegada al área defendida por René Román. Y lo importante es que la recuperación no era para no perder, sino para tratar de aprovechar los espacios que, por esa virtud ofensiva del cuadro altoaragonés, dejaba en defensa. Una mala salida de balón oscense la aprovechó Rubén Alcaraz, que buscó el área azulgrana. Su disparo, en el minuto 7, lo rechazó Álex Remiro y Edoardo Soleri, esta vez sí, aprovechó que el rechace le cayó a los pies y lo puso dentro de las mallas para jugar un partido nuevo.

2 SD Huesca

Álex Remiro; Alexander González, Jorge Pulido, Jair, Rulo (Moi Gómez, m. 46); Juan Aguilera, Gonzalo Melero, Lluis Sastre; David Ferreiro, Chimy Ávila (Luso Delgado, m. 78), y Álex Gallar (Iñigo López, m. 72).

2 UD Almería

René; Marco Motta, Joaquín Fernández, Jorge Morcillo, Pervis Estupiñán; Sulayman Marreh (Fidel, m. 74), Rubén Alcaraz; Fran Rodríguez (Lass Bangoura, m. 68), Pozo, Nano (Pablo Caballero, m. 72), y Soleri.

Goles
0-1, m. 7: Soleri. 1-1, m. 33: Jorge Morcillo en propia puerta. 2-1, m. 56: Chimy Ávila. 2-2, m. 83: Soleri.
Árbitro
Gorostegui Fernández-Ortega, perteneciente al colegio vasco. Amonestó a Chimy Ávila (m. 60), Iñigo López (m. 78) y Luso Delgado (m. 90), de la SD Huesca, y a Fran Rodríguez (m. 15), Sulayman Marreh (m. 28), Edoardo Soleri (m. 31) y Fidel (m. 81), de la UD Almería. Expulsó al local Jorge Pulido por una durísima entrada a Sulayman (m. 71) y a Gonzalo Melero (m. 85).
Incidencias
Partido correspondiente a la vigésimo novena jornada del Campeonato de Liga de Segunda División A, Liga 1|2|3, celebrado en El Alcoraz.

Tocaba defender, pero no olvidarse del gol. Lo hacía con mucha disciplina, basculando para tapar huecos que dejaban sin efecto las acciones ofensivas que llevaba a cabo el líder de la categoría, contra las cuerdas por el juego plasmado por la UD Almería, que robaba y buscaba el fútbol de contragolpe para seguir haciendo daño a un rival con la intención de volcarse para poner las tablas cuanto antes. Dominaba en la posesión, pero no en el marcador.

Acoso local

Sin embargo, cuando el partido se había convertido en un duelo de ida y vuelta, fue el cuadro oscense el que más pisó área contraria. Los rojiblancos se defendían, forzando córner. En el 33, a la salida de un saque de esquina, el balón le cayó a Chimy Ávila, por la banda derecha del ataque rojiblanco, que, en posición ilegal, lo puso al área y Jorge Morcillo, de cabeza, lo introdujo en la meta defendida por René que no pudo hacer nada por evitar el tanto.

El acoso, tras conseguir las tablas, no cesó para la meta defendida por René Román. El Huesca siguió poniendo a prueba el trabajo defensivo de los rojiblancos que, sin embargo, terminaron la primera parte gozando del último disparo de la misma.

Tras la vuelta, siguió siendo dueño del balón la SD Huesca, que se acercaba al área rojiblanca, con una prediposición táctica parecida, pero con puestos diferentes. Rulo, que había acabado tocado la primera parte, dejó su plaza a Moi Gómez, cuya entrada provocó que Alexander González pasara a banda izquierda y Lluis Sastre se colocara en banda derecha.

El Almería aguantó lo que pudo, pero no renunció a conseguir algo más que el empate. En el minuto 51, Soleri fue objeto de un penalti por parte de Jorge Pulido que Gorostegui no sancionó como tal y, en el 54, la ocasión fue de Fran Rodríguez, cuyo disparo desde fuera del área lo sacó Pulido cuando el balón entraba en la meta de Álex Remiro, batido.

Lo de la ida y la vuelta se escenificó pronto. En el minuto 56, un balón conducido por Álex Gallar, tras una pérdida en las cercanías del área, acabó con servicio de este para Chimy Ávila que recogió el balón y la puso a donde René Román no podía llegar para confirmar la remontada en el marcador para el equipo de Joan Francesc Ferrer 'Rubi', que en el 62 pudo ampliar la diferencia en una acción de Moi Gómez defendida por Joaquín Fernández, que mandó el balón a saque de esquina.

A por algo más

En el minuto 66, en una mala decisión de Pervis Estupiñán, que hizo falta sobre Chimy Ávila, Álex Gallar buscó el lanzamiento directo que no sorprendió a René Román, que metió la mano para mandar el balón a saque de esquina que, una vez ejecutado sin peligro, dio paso a un carrusel de cambios provocados por la expulsión del local Pulido.

El Almería fue más ofensivo para jugar con Caballero y Soleri arriba, tras sentar a Nano y Sulayman. En el Huesca entró Iñigo López por Álex Gallar para juntarse en el centro del campo y afrontar los últimos quince minutos de partido. En ellos, el Almería no dio su brazo a torcer. Siguió empujando y una acción de Pablo Caballero, cuyo disparo fue rechazado, le cayó a Soleri que, a la segunda, la mandó al fondo de las mallas.

Aún hubo más. Una acción sin balón de Gonzalo Melero sobre René Román acabó con la expulsión del jugador más importante del conjunto oscense, que no fue capaz de encontrar la fórmula porque el Almería siguió pisando área oscense, aunque sin capacidad para variar un resultado que no era malo para ninguno de los dos equipos. De todas formas, en esa fase de partido, el que más arriesgó fue la UD Almería al que le faltó tiempo para haber sacado algo más de la casa del líder. De todas formas, el punto supone más que un empate porque responde a todo lo expuesto para lograrlo.

 

Fotos

Vídeos