UD ALMERÍA

El Almería se queda sin porteros

Casto apunta al Alcorcón, mientras que Julián Cuesta se presentó ayer como nuevo jugador del Wisla Krakovia polaco

JUANJO AGUILERAAlmería

La dirección deportiva de la UD Almería deberá empezar la plantilla desde los ‘cimientos’ porque pierde a los dos porteros que tenía en plantilla, en el primer equipo, en la recién concluida temporada. Casto Espinosa y Julián Cuesta no se vestirán de rojiblancos la temporada próxima. Ambos se despidieron a través de mensajes en redes sociales. El extremeño lo hizo a través de Instagram y el granadino en su cuenta de Twitter.

De los dos, el primero tiene destino ‘previsto’. En los últimos días se ha hablado de una posible relación contractual con la AD Alcorcón, ante la aparente salida de Dmitrovic al Eibar. El segundo tiene ‘casa’ nueva. El granadino Julián Cuesta se ha comprometido con el Wisla Cracovia polaco.

Ahora, a la dirección deportiva de la UD Almería se le presenta un trabajo de búsqueda de un portero de futuro, que no sólo juegue la próxima temporada sino que asegure calidad para próximas temporadas, además de un suplente que ‘aguante’ la presión de estar trabajando sin opciones de titularidad, a no ser que Ramis opte por la ‘fórmula’ que empleó Ernesto Valverde en el Athletic de dar un mes de competición a cada portero hasta la marcha de Iago Herrerín al CD Leganés.

En este sentido, el mallorquín Biel Ribas, que ha defendido la portería del UCAM Murcia y que ha quedado libre por el descenso del equipo universitario, y el navarro Álex Remiro, que ha defendido los colores del Levante UD sin continuidad y que pertenece al Athletic Club, parecen los mejor posicionados, con el segundo con el problema de querer asegurarse la titularidad con los rojiblancos, jugar partidos, que es algo que seguramente no va a tener en el Athletic, con Kepa Arrizabalaga como el jugador preferido para ‘Cuco’ Ziganda y que, además, atesora una calidad que ‘nace’ de la gran cantera de Lezama.

Dos salidas

Casto y Julián Cuesta eran dos de los muchos que acababan contrato con la UD Almería y, aunque el equipo rojiblanco presentó oferta al extremeño, no hubo acuerdo y el cancerbero que llegó procedente de la UD Las Palmas en la temporada 2015/16 se despedía ayer a través de las redes sociales.

El extremeño expresó, desde su cuenta de Instagram, que «cuando uno finaliza un camino en el que ha disfrutado desde el primer día hasta el último y, además, ha tenido la suerte de compartirlo con gente extraordinaria, sólo se pueden tener palabras de agradecimiento».

Resaltaba el ya exrojiblanco en sus palabras que «estos dos años en los que he tenido la fortuna de defender la camiseta de la UD Almería nunca los olvidaré». Casto Espinosa, por cuya militancia en la UDA luchó el equipo almeriense el verano en el que lograba con la UD Las Palmas el ascenso a Primera, explicaba que el vivido en Almería ha sido «un tiempo en el que he seguido aprendiendo y creciendo en lo humano y en lo profesional». Sin embargo, todo tiene su fin. «Llega el momento de marcharme y no quiero hacerlo sin antes acordarme de todos aquellos que me han ayudado a que esta etapa en Almería la recuerde siempre con cariño».

Así, mostraba su agradecimiento «al grupo humano con el que he tenido la suerte de compartir el día a día del vestuario durante este tiempo. Gracias a mis compañeros, al míster y a todo el cuerpo técnico por confiar en mí. Gracias a todos y cada uno de los miembros de este club que son los que nos permiten disfrutar de nuestra profesión haciéndonos la vida más fácil».

Por último, mostraba su agradecimiento a la afición rojiblanca «por el cariño y el respeto. Ha sido una temporada en la que nos hubiera gustado terminar más arriba de la clasificación, pero estoy seguro de que en el futuro la UD Almería conseguirá volver a la máxima categoría del fútbol español».

Mientras tanto, Julián Cuesta, que se despidió el miércoles, firmó ayer contrato con el Wisla Cracovia polaco y fue presentado en un acto en el que el que fuese jugador de la UD Almería explicó que «no tengo miedo sobre la disposición y quiero demostrar que merezco ser titular» en un equipo que estará dirigido por el español Kiko Ramírez, que tiene como experiencia el hecho de haber dirigido al Gimnàstic de Tarragona, en los comienzos de la temporada 2012 –acabó su relación en octubre de ese año– y, posteriormente, en L’Hospitalet, donde estuvo entre octubre de 2013 y mayo de 2015, acabando en novena posición.

Entradas

Con esas salidas, la UD Almería vigila la adquisición de dos porteros para la primera plantilla. A la posibilidad de que uno de ellos sea Álex Remiro se unió ayer la de Biel Ribas, cancerbero del UCAM Murcia que ha sido titular en 31 de los 42 partidos disputados por los universitarios a lo largo de la recién concluida temporada 2016/17.

Fotos

Vídeos