UD Almería

El Almería puede con el todopoderoso Málaga

El Almería puede con el todopoderoso Málaga
AGENCIA LOF

La entrada de Sekou, providencial para cambiar el signo del partido y pasar de ronda en la Copa

JUANJO AGUILERAALMERÍA

El Almería consiguió una victoria para creer y para crecer en La Rosaleda en el mejor partido de los rojiblancos desde que comenzara la temporada y se mete en la tercera ronda de la Copa del Rey, superando con merecimiento a un Málaga que, pese a ser líder de la competición liguera, no mostró tales 'virtudes'. Lo cierto es que el equipo de Juan Ramón López Muñiz no las ha mostrado en los partidos disputados frente a la UD Almería, pero en Almería tuvo 'suerte' para ganar y en este duelo copero se encontró con un rival 'crecido' que lo pasó mal solo en los primeros 20 minutos de partido y que se manejó con soltura durante el resto de la contienda, aunque recibió un mazazo por el piscinazo de Hicham que permitió adelantar a los malaguistas.

En la segunda parte, la salida de Sekou marcó un antes y un después en el partido. Su entrada fue clave y lo sucedido una causalidad y no una casualidad. Adelantó la presión y fue una 'mosca cojonera' para la salida de balón de un Málaga impreciso, cuya propuesta se fue diluyendo minuto a minuto. Provocó el penalti que luego aprovechó para marcar y poner las tablas y ayudó con su presencia en el área. En el 77, Adri Montoro facilitó la remontada para empujar a los rojiblancos a un triunfo que sirve para restañar heridas.

Alternancia con orden

El Málaga empleó el fútbol directo para tratar de desequilibrar el encuentro desde el primer minuto, forzando dos saques de esquina seguidos que no dieron lugar a peligro alguno, ambos nacidos de una pérdida en mediocampo de Chema Núñez que aprovechó el velocísimo Hicham, cuando se cumplía el primer minuto de juego. De todas formas, el Almería, con valentía, presionó arriba y tuvo balón en medio campo del conjunto de López Muñiz.

Esa presencia rojiblanca arriba hizo que el conjunto blanquiazul, aprovechando el robo y el fútbol a la contra, intentara sorprender al cancerbero rojiblanco Fernando. Pudo hacerlo Juanpi, en el minuto 9, después de un gran pase de Abqar, pero el extremo malaguista no fue capaz de sorprender con un disparo que se fue excesivamente alto.

1 Málaga CF

Kieszek; Iván Rodríguez (Gustavo Blanco, m. 83), Abqar (Iván Jaime, m. 83), Diego González, Juankar; Hicham, Medi Lacen, Boulahroud, Juanpi Añor (Ontiveros, m. 68); Koné y Héctor Hernández.

2 UD Almería

Fernando; Adri Montoro, Ángel Trujillo, Juan Ibiza, Iván Martos; Yan Eteki (Sergio Aguza, m. 76), César de la Hoz; Juan Narváez (Luis Rioja, m. 67), Chema Núñez, Lin, y Pablo Caballero (Sekou, m. 59).

Goles
1-0, m. 45: Héctor Hernández, de penalti cometido por Ángel Trujillo sobre Hicham. 1-1, m. 64: Sekou, de penalti, cometido por Abqar sobre el delantero rojiblanco. 1-2, m. 77: Adri Montoro empuja un balón de Luis Rioja, desde la línea de fondo.
Árbitro
Gorostegui Fernández, perteneciente al colegio vasco. Amonestó a Medi Lacen (m. 53), Juankar (m. 57) y Boulahroud (m. 60), del Málaga CF, y a Iván Martos (m. 52); Luis Rioja (m. 84), Adri Montoro (m. 88), Sekou (m. 93) y Sergio Aguza (m. 94), de la UD Almería.
Incidencias
Partido correspondiente a la segunda eliminatoria de la Copa del Rey disputado en el Estadio de La Rosaleda.

El Almería, de todas formas, adoleció de la conexión a partir de las líneas de 3/4, sin que existiera. En el minuto 16, otra contra montada por el conjunto malaguista acabó en saque de esquina. El disparo de Juanpi volvió a ser la muestra del dominio de balón del cuadro de Juan Ramón López Muñiz, que manejó el partido ante un Almería demasiado 'descuidado' a la hora de cubrir espacios y sin profundidad. El último pase no llegó en los primeros 25 minutos. A balón parado, una falta lanzada por César de la Hoz no llegó a rematarla, por poco, Pablo Caballero, en el segundo palo cuando se cumplía ese minuto. Un minuto después, tras una buena acción de Yan Eteki, buscó fortuna con un disparo de César de la Hoz que se fue fuera.

Además, en el minuto 27, Iván Martos recuperó un balón en la línea de medios de la UD Almería y corrió, por el carril central en busca de la portería, para propinar un zurdazo, desde fuera del área, que se estrelló en el larguero de la meta de Kieszek. Y es que el Almería empezó a mostrarse muy ordenado y compitiendo, recuperando balón y peleándole la pelota a un Málaga que había perdido el control del partido ante la capacidad de robo de los de Fran Fernández, gozando además de llegada.

Piscinazo

El Málaga se quitó la presión y apareció para acercarse con peligro en el minuto 35, tras una falta de Adri Montoro sobre Koné que, lanzada por Juanpi Añor, cabeceó rematadamente mal el lateral diestro Iván Rodríguez, que dejó atrás la marca de su defensor. Una acción que coincidió con el momento en el que el equipo blanquiazul empezó a disponer de más balón. Aún así, el Almería no cedió en su intento. En el 42, un centro de Iván Martos lo remató Juanjo Narváez fuera.

Y cuando todo apuntaba a que el partido iba a quedar en tablas, un piscinazo de Hicham acabó en penalti sancionado por Gorostegui Fernández que, lanzado por Héctor Hernández, sirvió al Málaga para irse al vestuario 'cómodo' con el marcador y al Almería 'calentito' por la decisión.

En el inicio de la segunda parte, el Málaga se mostró intenso y con más balón, tal y como lo estuvo haciendo en el inicio de la primera mitad. Nada más comenzar, un disparo de Boulahroud cruzado acabó con Fernando deteniéndolo y con Juan Ibiza evitando el peligro. De todas formas, el Málaga no arriesgó demasiado. Hizo su juego y fue el Almería el que empezó a tener más llegada, pero también mucha inocencia a la hora de rematar. Lo hizo, en el 58, Lin tras un centro de de César de la Hoz.

Justicia

Pero la insistencia tuvo su fruto en el minuto 63, tras un disparo de Chema que Kieszek no atajó, Sekou fue al remate y Abqar despejó la pierna del delantero rojiblanco y el balón y Gorostegui, con una muy mala tarde, señaló el punto de penalti. Lo lanzó el propio Sekou, Kieszek no atajó y el rechace le cayó de nuevo al rojiblanco que puso las tablas y dio pie a los cambios. El primero fue el Narváez, que salió tocado en una rodilla para que entrara Luis Rioja, y después reacción de Muñiz, para meter a Ontiveros en lugar de Juanpi.

En el 75 pudo marcar el Málaga, pero el balón de Medi Lacen sobre Koné no lo aprovechó este y el Almería fue a más, gracias en gran medida a la aparición de Sekou, al que el Málaga no fue capaz de ponerle freno, salvo con faltas. La cometida por Abqar, en el 77, dio pie a la remontada. El balón le cayó a Chema Núñez, su remate rechazado llegó a Luis Rioja, se fue hasta la línea de la fondo y se la puso a Adri Montoro, cuyo remate sorprendió a Kieszek.

El Almería, con el marcador a favor, tiró de una experiencia que parecía inexistente. Manejó el tempo de partido ante un Málaga que no jugó desde ese momento porque el equipo de Fran Fernández no quiso, lo único que intentó el Almería fue dormir el partido para coronarlo con un triunfo para creer y para crecer.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos