UD Almería

El Almería se pone la máscara de Goliat y tutea al Villarreal

Los rojiblancos, que se adelantaron, se vieron perdidos pero no dejaron de creer hasta empatar

Juanjo Aguilera
JUANJO AGUILERA

Venía el Villarreal como el Goliat de la Copa para una UD Almería obligado a hacer de David, pero se cambiaron las máscaras y el conjunto rojiblanco se puso la de un equipo grande para tutear al cuadro de Javi Calleja, que sigue sin encontrar la senda de los buenos resultados que le tiene a los 'pies de los caballos' en la Liga y que casi se pudo ir 'pisado' del Estadio de los Juegos Mediterráneos. En él, el Almería pudo hacer más daño del que figuró por momentos con el gol de Chema Núñez al inicio de la segunda parte. Cuando mejor estaban las cosas, el equipo groguet sacó a relucir su calidad. Santi Cazorla, que se lesionó gravemente en 2009 en Almería, sacó a relucir su calidad para firmar un golazo que postró a los rojiblancos.

3 UD Almería:

Fernando; Adri Montoro (José Corpas, m. 68), Ángel Trujillo, Fran Callejón, Iván Martos; Yan Eteki, Mario Abenza (Arzura, m. 80); Juanjo Narváez, Chema Núñez, Lin, y Pablo Caballero (Sekou, m. 50).

3 Villarreal CF

Andrés Fernández; Miguelón, Mario Gaspar, Víctor Ruiz, Xavi Quintillà; Iturra, Santi Cazorla (Gerard Moreno, m. 75); Samuel Chukwueze, Dani Raba (Pablo Fornals, m. 60), Miguel Layún, y Sansone.

Goles:
1-0, m. 51: Chema Núñez, de penalti. 1-1, m. 67: Santi Cazorla. 1-2, m. 78: Fran Callejón en propia puerta. 1-3, m. 82: Samu Chukwueze. 2-3, m. 86: Sekou. 3-3, m. 93: Sekou.
Árbitro:
Alberola Rojas, perteneciente al colegio castellano-manchego. Amonestó a Ángel Trujillo (m. 42) y Eteki (m. 93), de la UD Almería, y a Mario Gaspar (m. 48), del Villarreal CF.
Incidencias:
Partido de ida de la eliminatoria de dieciseisavos de final de la Copa del Rey, celebrado en el Estadio de los Juegos Mediterráneos, con 8.004 espectadores en los graderíos.

El gol afectó tanto que el equipo de Fran Fernández pareció irse del partido. Fran Callejón, en propia meta, permitió que el Villarreal se adelantara y Samu Chukwueze hizo más sangre para casi dejar el partido y la eliminatoria vista para sentencia. Pero si se expone que 'pareció' y el casi es porque los rojiblancos se 'acunaron' ante la adversidad, con casi todo perdido, para unirse y a base de mucha fe reconquistar el terreno perdido con dos goles de Sekou que dejan la eliminatoria abierta para el Estadio de la Cerámica, el próximo 5 de diciembre. Lo de la ida es un aviso. El Almería hace tangible, otra vez, aquello de que nunca se rinde.

Aguantando

El Villarreal fue el dueño del balón desde la salida y al Almería le obligó a jugar sin balón, presionando la salida controlada del mismo y mostrando su fútbol intenso con la intención de perjudicar la propuesta del conjunto castellonense. De hecho, pasado el trago de los primeros minutos, el cuadro de Fran Fernández le disputó el balón al conjunto de Javi Calleja y hasta lo tuvo con cierta continuidad.

Cerrando bien por banda las puertas el conjunto de Javi Calleja, el equipo indálico lo intentó a balón parado. En el minuto 10, después de una falta sobre Juanjo Narváez, lo intentó Chema Núñez con un disparo que, tras dar en la barrera, se fue a saque de esquina, sacado sin peligro para la portería defendida por Andrés Fernández.

La respuesta del cuadro groguet no se hizo esperar. En el minuto 13, un gran servicio de Mario Gaspar para Nicola Sansone acabó con disparo de este que atajó sin mayores aprietos Fernando Martínez. El cancerbero rojiblanco tuvo una certera actuación en el minuto 14, en una jugada de Samu Chukwueze que entró por banda derecha para meter el balón de nuevo al italo-alemán Sansone, pero el disparo lo despejó de nuevo Fernando.

Más balón, más trabajo

El Villarreal empezó a tener más presencia arriba, tuvo el balón de nuevo y gozó de la iniciativa, además de la llegada que se esfumó para los rojiblancos. El cuadro amarillo fue más vertical, encontrando espacios por los que comprometer la solidez de la que estaba haciendo gala el conjunto de Fran Fernández.

Este mostró su enfado por esas pérdidas y ese falta de precisión y hubo reacción casi momentánea, ya que en el minuto 27, un primer centro pasado parecía salir por la línea de fondo pero llegó Chema Núñez que la devolvió al juego, el balón pasó entre las piernas de Andrés Fernández, pero no encontró el rematador que pusiera a la UDA con ventaja en el marcador de un partido que se tornó, entonces, equilibrado.

La respuesta del Villarreal no se hizo esperar. Fue un minuto después. La velocidad del cuadro castellonense pilló a los rojiblancos en un descuido y Dani Raba lo intentó con un buen disparo que atajó sin problemas el cancerbero de la UD Almería. Este sopló de alegría en el minuto 32, en una buena acción por banda izquierda del mexicano Miguel Layún, que se fue de Adri Montoro y el centro le cayó a Santi Cazorla en el corazón del área. Sin embargo, el asturiano golpeó mal y el balón se le fue por encima del larguero cuando era más fácil meterlo que mandarlo fuera.

Con el partido reanudado en la segunda parte con las mismas sensaciones que en el primer periodo, la primera subida al área de la UD Almería acabó con Pablo Caballero metiendo la cabeza para rematar, el intento de despeje de Mario Gaspar deparó una patada en la cara del argentino y Alberola Rojas no dudó en señalar la pena máxima con el jugador rojiblanco debiendo abandonar el terreno de juego para entrar Sekou.

El penalti y el adiós

Chema Núñez fue el encargado de lanzar el penalti para batir a Andrés Fernández por el palo derecho de la meta defendida por el cancerbero del conjunto castellonense, que movió ficha retirando a Miguelón para dar entrada a un jugador ofensivo como Pedraza. La siguiente decisión la tomó el técnico para dar entrada a Pablo Fornals en lugar de Dani Raba y el Villarreal tuvo más balón a partir de ese momento. En el minuto 65, un balón del ex del Málaga para Sansone acabó con un buen disparo de este al primer palo con una magnífica intervención, de nuevo, de Fernando.

Sin embargo, la siguiente acción acabó en lo que el Almería no quería. Un balón recuperado por el Villarreal, tras un córner en el minuto 67, lo cogió Santi Cazorla y el jugador asturiano metió un 'zapatazo' a la escuadra izquierda de la portería defendida por Fernando ante el que cancerbero de la UD Almería nada pudo hacer para evitar que el partido se entablara.

Pérdidas y contras

El Almería pasó a sufrir, lo hizo jugando con limitaciones y el Villarreal lo aprovechó para plantar su dominio y, sobre todo, aprovechar el más mínimo espacio para demostrar la categoría en la que milita. En el minuto 78, en una salida de balón de José Corpas, el cuadro castellonense recuperó el balón por medio de Gerard Moreno, que había entrado, y se colocó en la banda izquierda. El centro lo remató Fran Callejón en propia meta para darle la vuelta al marcador y provocar casi la sentencia. El Almería se tiró a por el empate y, a la contra, Samu Chukwueze puso el tercero, tras un buen servicio de Sansone.

Pero el cuadro de Fran Fernández hizo gala de una frase 'lapidaria' que casi va serigrafiada en el escudo y que dice que el Almería nunca se rinde. Puso fe y corazón, mucho corazón, para no despedirse en la ida y pensar que todo es posible en la vuelta. En el 82, un balón rechazado tras disparo de Corpas al palo izquierdo de la meta de Andrés Fernández lo aprovechó Sekou para acortar diferencias ante un Villarreal obligado a echarse atrás. Tanto se echó que un centro de Narváez lo remató Sekou, en el 91, para poner las tablas y permitir al Almería soñar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos