Almería B

El Almería B, a parar, templar y hacer historia

A los jugadores del filial rojiblanco les toca ponerse el 'mono de trabajo' para convertir en realidad la gesta./FELIPE ORTIZ
A los jugadores del filial rojiblanco les toca ponerse el 'mono de trabajo' para convertir en realidad la gesta. / FELIPE ORTIZ

Los roblenses, obligados a ganar por cuatro goles de diferencia a un Almería B que tendrá un histórico y masivo apoyo desde las gradas | El filial rojiblanco puede conseguir el ascenso a la Segunda División B si sabe 'atar' o subir la renta (3-6) lograda en el campo del CP Villarrobledo

OSÉ GABRIEL GUTIÉRREZALMERÍA

Como deleita y titula Joan Manuel Serrat en una de sus canciones, 'Hoy puede ser un gran día'. Posiblemente el mejor en la historia de la UD Almería B. Con esa ilusión, generada por los componentes del filial, hoy puede haber fiesta rojiblanca en el Estadio de los Juegos Mediterráneos. Queda un paso, el de no perder por más de tres goles de diferencia con un rival, el CP Villarrobledo, que saltará al campo obligado a ir a 'tumba abierta' buscando el camino de la remontada del 3-6 encajado en su feudo en el partido de ida.

Con esa referencia inicial llega la cita. No faltará, ni mucho menos, el apoyo de la afición almeriense, especialmente la rojiblanca de la UD Almería. Se 'huele' a ambiente muy grande, histórico, para presenciar un partido del filial en las gradas, tan grande como el aliento que desde el pitido inicial van a sentir a modo de estímulo los chavales de la UD Almería B. De todas formas, será sin olvidar que en fútbol, como dicen los taurinos, 'hasta el rabo, todo es toro'. Y también, como se dice en el argot futbolístico, 'hasta que el árbitro indique el final del partido'.

Las 'cartas' rojiblancas

Nueva jornada, última y decisiva en el camino hacia el ascenso a Segunda División B a la que llega el filial rojiblanco sin bajas en sus filas. Esteban Navarro tiene disponibles a la totalidad de la plantilla y por jugarse en casa, como es habitual, están citados todos los jugadores. Será poco antes del partido cuando el técnico dé a conocer, tanto la alineación inicial, como el resto de convocados.

Referente a los once jugadores que comenzarán el encuentro, el entrenador de la UD Almería B sopesa la posibilidad de presentar algunas variantes en relación al envite de ida. Los posibles cambios estarían centrados en las tres líneas del equipo, con atención especial a la ofensiva, ya que acertar con el marco contrario, que es uno de los principales objetivos rojiblancos, aumentaría las complicaciones de remontada al CP Villarrobledo.

Como añadido a las previsiones del filial, destacar el trabajo realizado durante la semana, en los aspectos tácticos y estratégicos a desarrollar ante un rival que comparecerá muy obligado a buscar, desde el pitido inicial, poner cerco a la portería almeriense. La velocidad en las contras y el control defensivo para el inicio de las mismas pueden ser algunas de las bazas de los rojiblancos.

Advertencias y exigencias

Ilusión, cautela y sacrificio, con el añadido de ofrecer a la afición almeriense la victoria y la alegría del ascenso son algunos de los argumentos manifestados por Esteban Navarro en la previa. «Hemos venido trabajando para centrarnos en el partido como si fuera el de ida. Para nosotros es más importante manejar situaciones sabiendo lo que conlleva eso. No es lo mismo manejarlas en un partido jugándote un ascenso que luchando por otro objetivo».

También destacó el estado de ánimo de sus jugadores. «Tenemos confianza en nuestro trabajo para intentar hacerlo lo mejor posible, como hasta ahora. Hay que jugar con criterio, siendo un equipo sólido y sobrio en el aspecto defensivo, pero que sepa hacer cosas en ataque y crear peligro. Si no lo hacemos así lo vamos a pasar mal», advirtió.

En el entorno de la UD Almería B se es consciente de la importancia del encuentro, aunque el técnico, en base a su experiencia profesional, resaltó que no habrá nada de confianzas ante un rival que vendrá a por todas. «Hay que jugar con los pies en el suelo, la cabeza fría y el corazón caliente y, a partir de ahí, puedes conseguir cosas». Igualmente destacó la ilusión por ascender. «Los jugadores son conscientes de que están ante una oportunidad histórica, la de ser la primera plantilla del filial que deportivamente consigue un ascenso y eso les supone una ilusión tremenda», declaró.

Obligaciones roblenses

Sobre el CP Villarrobledo apenas hay novedades en la lista del equipo que entrena Manolo Martínez en relación a la ida. Si habrá cambios será en la alineación en la que el técnico apostará por una de claro talante ofensivo, buscando 'abrir la lata' del marcador cuanto antes. Están descartados por lesión José Carlos, Baquero y Salva Gómez y todo apuntar a que será Borja Collado el ocupante del lateral izquierdo, debido a la baja de los dos primeros.

En cuanto a la trayectoria del conjunto roblense como visitante, destacar que en una ocasión, de los 21 partidos que ha jugado fuera tanto en la fase regular de la Liga como en el playoff, logró una victoria como la que necesitaría hoy en Almería para ascender. Fue la conseguida en campo del Miguelturreño, al que ganó (0-4). En los demás, regresó a casa con marcadores que, de repetirse hoy, le dejarían fuera de poder dar el 'salto' a Segunda División B.

El balance roblense como visitante, en 21 partidos, es de ocho victorias, cinco derrotas y ocho empates. Ganó al Almagro (0-1), Manchego (3-4), Miguelturreño (0-4), Villacañas (0-1), Mora (0-1), Conquense (1-2), Almansa (0-2) y, en el playoff, al Escobedo (0-3). Los empates fueron con Albacete B (1-1), At. Ibañés (2-2), Azuqueca (2-2), Marchamalo (2-2), Pedroñeras (1-1), Quintanar del Rey (0-0), Villarrubia (1-1) y, en el playoff, con el Lanzarote (1-1). Las derrotas fueron contra Tomelloso (3-0), Guadalajara (2-1), Madridejos (1-0), La Roda (2-1) y Socuéllamos (2-1). El CP Villarrobledo marcó algún gol en 18 de los 21 partidos jugados fuera y en siete consiguió mantener su portería a cero.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos