UD Almería

La UD Almería estuvo entre el juego rácano y el buen orden, para la prensa

José Ángel Pozo conduce el balón entre Busquets y Palencia./AGENCIA LOF
José Ángel Pozo conduce el balón entre Busquets y Palencia. / AGENCIA LOF

Coincidencias sobre que el empate en el Mini Estadi no 'alivia' ni al Barça B ni al Almería y en que Pozo fue el mejor del equipo almeriense

JOSÉ GABRIEL GUTIÉRREZAlmería

El empate (1-1) en el Mini Estadi, entre el Barça B y la UD Almería, generó en la prensa escrita, como principal referencia, la opinión de que el reparto de puntos no sirvió para aliviar la situación en la clasificación de ninguno de los dos equipos.

Sobre el desarrollo del partido, entre otras cosas, se pudo leer que los intentos azulgranas para ganar se vieron frenados por el orden de los de Lucas Alcaraz, cuyo planteamiento en algún medio local se tachaba de ultradefensivo y que fue muy riguroso el penalti señalado en contra del Barça B.

Planteamiento rácano

También se informaba que el Almería, con Lucas Alcaraz, fue muy conservador. «Con un planteamiento ultradefensivo y rácano. Plantó dos líneas de cuatro muy juntas que se preocuparon más de no dejar espacios y no permitir crear a los azulgrana que de construir. Cuando el control era absoluto y parecía que sólo podía llegar el segundo gol azulgrana, apareció el árbitro para convertir en penalti una pugna dentro del área que Verza se encargó de poner el definitivo empate a uno».

Ni bueno ni malo

Resaltaba que «en un partido en el que ninguno de los dos equipos dispuso de grandes ocasiones, los dos goles llegaron en la segunda mitad. El 'Choco' Lozano inauguró el marcador y Verza empató de penalti poco después. En el tramo final, Tino Costa fue expulsado pero a los azulgranas ya no les alcanzó para deshacer de nuevo la igualada. Al final, reparto de puntos que no sirve ni a unos ni a otros».

Con ritmo y ocasiones

La jugada clave para este medio llegó con el penalti. «Un manotazo de Tino Costa a Martínez lo veía el colegiado cántabro y le mostraba la tarjeta roja al jugador que acababa de entrar al terreno de juego. Los minutos finales fueron intensos, pero ninguno de los dos equipos consiguió generar peligro en el área rival».

El Almería salió cómodo

También se exponía en la crónica del envite que «el Almería salió cómodo al Mini Estadi. Controló el balón y el partido durante prácticamente toda la primera parte. Lo hizo bien el equipo de Alcaraz, con un Motta que subió constantemente su banda y un Pozo demostrando por qué es el mejor jugador del equipo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos