UD ALMERÍA

El Almería da los golpes cuando el partido lo precisa

Los rojiblancos se apoderan de los tres puntos frente al Sevilla Atlético por pegada

JUANJO AGUILERAALMERÍA

El Almería ganó por tino, que tiene dos acepciones. Una habla de ‘destreza de la persona que apunta acertadamente y da en el blanco’, la otra puede referirse al medio centro argentino que ayer jugó su segundo partido como titular y que fue clave en la primera parte para matar el partido cuando las cosas se habían puesto crudas en la segunda. Pero no es cuestión de personalizar. Los cronistas somos dados a eso y dejar pasar a otros jugadores que influyeron en el resultado del mismo modo, a esos a los que no les llega el ‘foco centralizado’ del gol, como pueden ser Verza, al que se le nota que no pasa el tiempo por él, y Fran Rodríguez, que volvió a ser el mejor del partido. Pozo se llevó la ‘gloria’ del fútbol. Su gol es un premio al esfuerzo de un jugador distinto al que había brillado poco en Almería en sus dos temporadas anteriores como rojiblanco.

3 UD ALMERÍA

René; Fran Rodríguez, Joaquín, Morcillo, Nano; Tino Costa (Nauzet Alemán, m. 78), Verza, Rubén Alcaraz; Fidel (Pervis Estupiñán, m. 60), Juan Muñoz (Pablo Caballero, m. 70) y Pozo

0 SEVILLA ATLÉTICO

Caro; David Carmona, Juan Berrocal, Álex Muñoz, Jose Matos; Olavide (Boutobba, m. 83), Yan Eteki (Aburjana, m. 58), Fede San Emeterio, Aitor Cantalapiedra (Curro, m. 28); Marc Gual y Carlos Fernández.

Goles:
1-0, m. 45: Jorge Morcillo, de penalti. 2-0, m. 75: Tino Costa. 3-0, m. 92: Pozo
Árbitro:
Valdés Aller, perteneciente al colegio castellano-leonés. Amonestó a Nano (m. 59) y Verza (m. 68), de la UD Almería, y a David Carmona (m. 40) y Yan Eteki (m. 45), del Sevilla Atlético.
Incidencias:
Partido correspondiente a la sexta jornada del Campeonato de Liga de Segunda División A, Liga 1|2|3, celebrado en el Estadio de los Juegos Mediterráneos, con 7.306 espectadores. La UD Almería y el Sevilla Atlético mostraron su solidaridad con el pueblo mexicano tras el devastador terremoto ocurrido esta semana y saltaron al terreno de juego luciendo camisetas con el mensaje 'Fuerza México'. Además, 3n el descanso el Almería huizo la presentación de la cantera. Dos formaciones alevines, dos infantiles, dos cadetes, dos juveniles y el Almería B que milita en el grupo noveno de Tercera División

La contundencia y el momento en el que la UD Almería utilizó ‘la fuerza’ frente a la portería rival fueron las claves de un triunfo rojiblanco sobre un Sevilla Atlético que complicó el propósito desde el primer minuto jugando a no jugar, a impedir que el Almería encontrara los espacios. Y lo tuvo difícil, porque el partido se trabó, el juego de la UDA no brillaba como sí lo hizo en la primera parte en Pamplona y el hecho de no cerrar creó recelo. Pero aparecieron los que tenían que hacerlo. Tino Costa y Pozo se asociaron en un momento psicológico, al final de la primera parte, para desnivelar la contienda con un tanto de penalti convertido por el central rojiblanco Jorge Morcillo.

El gol, lejos de dar tranquilidad, propuso un escenario distinto en la segunda parte porque el Sevilla Atlético se hizo dueño del centro del campo, volcó el terreno de juego hacia la portería de René y se acercó tanto que hasta, si cabe, pudo haber visto merecidamente el gol en su casillero. Sin embargo, el Almería no dejó de buscar el tanto que ‘matara’ el partido y fue justo cuando el filial hispalense tuvo una ocasión clara. Tino, menos brillante en la segunda parte, respondió tras buscar la sociedad arriba. El Pozo más ‘Pozo’ de las últimas tres temporadas puso el balón perfecto para que Pervis Estupiñán le diera la gloria que merecía a Tino Costa, que dio una tranquilidad que sirvió para al final cerrar el partido con una acción de ‘confitería’, para hartarse de verla. Fue una jugada de esas que se llaman ‘delicatessen’, de toque y toque hasta que Nauzet se la puso a Pozo. Al malagueño no le ‘tembló la mano’ para batir a Caro por donde más caro parecía, por entre las piernas, para poner un triunfo que ilusiona.

Sin espacios

Comenzó teniendo el balón la UD Almería ante un Sevilla Atlético que estuvo a la espera, obligando a los de Luis Miguel Ramis a tener que crear los espacios, sin suerte en los primeros minutos del partido. Bien es cierto que, nada más comenzar el encuentro, una subida de José Ángel Pozo creó incertidumbre en el área del filial hispalense.

La UDA lo intentaba, pero el cuadro hispalense mantenía sus líneas muy juntas para no permitir espacios. A la contra, en el 9, llegó el disparo de Rubén Alcaraz, tras pase de Fidel, pero muy por encima del larguero defendido por Caro. Sin embargo, el Almería buscaba las bandas, con Nano y Fran Rodríguez. El sexitano, en el 11, puso un buen centro que remató mal Tino Costa, dentro del área.

El filial hispalense aprovechaba el robo para crear inquietud y, en el 19, tuvo la primera, porque una pérdida en el centro del campo por posible falta sobre Verza acabó con pase de Marc Gual sobre Olavide que Joaquín, atento, sacó por bajo.

Se jugaba poco, con demasiados jugadores del Sevilla Atlético en el suelo. En el 27, una falta inexistente en la frontal del área acabó con disparo de Carlos Fernández que detuvo René en dos tiempos, en una fase del juego en la que había atasco, ninguno de los dos equipos encontrara cómo hacer daño al rival. Sí es cierto que el Almería buscaba las acciones por banda, como la que intentó Nano, en el minuto 29, que se envenenó, pasó por delante de la portería y, pasada la misma, le cayó el balón a Fidel que no pudo ‘enderezar’ el disparo.

Aunque parecía que el Almería tenía el partido ‘agarrado’, el Sevilla Atlético buscaba la velocidad para crear peligro. Una pérdida en el centro del campo acabó con un pase filtrado para Marc Gual que se plantó, en un uno contra uno, ante René, pero el meta rojiblanco le ganó la partida por colocación para detener el peligro.

Aparece Tino Costa

Cuando Fidel se fue a su banda natural, la asociación con Nano acabó con un centro al segundo palo que Fran Rodríguez condujo para acabar el cuero en los pies de Tino Costa que, desde la frontal del área, lanzó un zurdazo que estuvo cerca de sorprender al cancerbero sevillista Caro, pero el balón se marchó fuera, cuando se cumplía el minuto 38.

El Sevilla Atlético no quería jugar, el Almería sí. Tomó cuerpo la figura de Tino Costa, que lo había intentado antes del descanso y que continuó dando pases y pasos hacia el cambio del decorado en el partido. Cuando el tiempo se cumplía, en el minuto 45, un balón para Pozo acabó con este derribado por Yan Eteki dentro del área y Valdés Aller no dudó. Jorge Morcillo se encargó de transformarlo, ajustado abajo y al palo derecho de la meta de Caro, que no pudo llegar para evitar que el Almería se fuese al descanso con ventaja en el marcador.

La segunda parte comenzó con un Sevilla Atlético distinto. Buscando el campo rojiblanco con un acercamiento, en el 46, tras una falta de Fran Rodríguez sobre Curro en la frontal que lanzó Berrocal, dando por fuera, al palo derecho de la meta defendida por René, que padeció otra ocasión, en el 50, con un disparo de Fede San Emeterio, dentro del área, que atajó el gaditano.

El Sevilla Atlético buscó una vuelta de tuerca con la entrada de Aburjana y el cuadro de Luis Miguel Ramis se vio obligado a dar un paso atrás, empujado por el dominio que el filial hispalense ejercía en el centro del campo. El técnico almeriense modificó su equipo con la presencia de Pervis Estupiñán en lugar de Fidel para ganar en tareas defensivas, pero también en matar el partido al contragolpe. Curro, en el 60, mandó fuera un lanzamiento de falta en la frontal, con René ‘persiguiendo’ el balón con la mirada.

A dormir

Al Almería le faltó acierto en el último pase ante un Sevilla Atlético que tenía el campo ‘a su favor’ y que llegaba con jugadores como Marc Gual, sobre todo, que se ‘entretuvo’ en la frontal y el Almería consiguió robarle el balón, algo que no pudo lograr en el m. 72, en una acción de Carmona, por banda derecha, con centro que remató fuera Curro.

El Almería, sí es cierto, sabía a lo que jugaba. Se mantenía firme en defensa, sin permitir alegrías. Además, aprovechaba el equipo rojiblanco el gran rendimiento de José Ángel Pozo, que fue el que dio el primer pase para matar el partido. El malagueño se movió en la frontal para poner un balón perfecto para Pervis Estupiñán, que puso un certero centro para Tino Costa que, de cabeza, durmió el partido con el segundo gol.

El Sevilla Atlético, sin rendirse, sufría ante un Almería que trataba de hacer el partido más largo y lo consiguió porque el cuadro de Luis García Tevenet apenas si tuvo más llegadas francas. Sólo una, en el 84, salvada por la defensa cuando René había salido de su zona. Sin embargo, a la contra, el Almería volvió a ver puerta, con una acción para no parar de recordarla. El Almería tocó y tocó el balón, con un Sevilla Atlético persiguiendo sombras, hasta que Nauzet vio a Pozo y este el hueco, entre las piernas de Caro, para ponerle la guinda a una acción ‘de dulce’.

Fotos

Vídeos