UD Almería | La crónica

El Almería gana por creer en la victoria

El Almería gana por creer en la victoria
LOF

La presión de Álvaro Giménez, en el primer gol, y la fe de Corpas, en el segundo, pueden con un Zaragoza conformista

JUANJO AGUILERAAlmería

Aseguran que, con el tiempo, las costumbres se hacen leyes y lo de 'no hay quinto malo' parece que le ha venido como anillo al dedo a la UD Almería que, aunque no hizo un buen partido si se compara con los que realizó ante Tenerife y Málaga, superó al Real Zaragoza por fe y creer en la victoria sobre todo en la recta final del partido. Hasta ese momento, el duelo fue equilibrado, con alternancias en cuanto al control del partido, más del Zaragoza si cabe, pero con el Almería siendo dueño de la propuesta en el comienzo y en el final. Entre medias, el Zaragoza controló el balón, pero no tuvo acierto en el disparo. Pasó así en la primera parte, donde Marc Gual tuvo la ocasión más clara, desperdiciada en el remate final.

2 UD Almería

René Román; José Romera, Esteban Saveljich, Juan Ibiza, Andoni López; Yan Eteki, César de la Hoz; José Corpas, Juan Carlos Real (Chema Núñez, m. 61), Luis Rioja (Juanjo Narváez, m. 75), y Álvaro Giménez (Sekou, m. 82).

1 Real Zaragoza

Cristian Álvarez; Alberto Benito, Grippo, Verdasca, Lasure; Zapater, Javi Ros, Igbekeme (Oliver Buff, m. 46); Pombo (Diego Aguirre, m. 77), Álvaro Vázquez y Marc Gual (Papunashvili, m. 58).

goles
1-0, m. 64: Grippo en propia puerta. 1-1, m. 66: Lasure. 2-1, m. 88: José Corpas.
Árbitro
Areces Franco, perteneciente al colegio asturiano.
incidencias
Partido correspondiente a la quinta jornada del Campeonato de Liga de Segunda División A, Liga 1|2|3, celebrado en el Estadio de los Juegos Mediterráneos, con 7.251 espectadores.

En la segunda llegaron los goles. Simone Grippo marcó en propia puerta cuando el Almería empezaba a empujar. El gol no lo maduró el equipo de Fran Fernández y el Zaragoza empató cuando mejor le venía por medio de Lasure, que había subido otra vez como también lo había hecho con constancia Alberto Benito, que sacó un buen número de centros. Sin embargo, dio por buenas las tablas cuando vio que era difícil llegar a la victoria. La entrada de Chema Núñez fue clave. El Almería propuso más en esos últimos 20 minutos, hasta gozó de ocasiones tan claras como la de Marc Gual en la primera parte, pero no marcó. Cuando los demás bajan los brazos, puede que por 'conocimiento de la categoría', un jugador que llegó este verano tras no haber probado el fútbol profesional, creyó que en este fútbol también hay premio para el que insiste. Dos jugadores de Segunda B como Chema Núñez y José Corpas fabricaron la alegría más grande que puede obtener un equipo que duerme entre pesadillas y de vez en cuando se pellizca por alegrías como estas.

Alternancias

El Almería se encontró a un Real Zaragoza que, de salida, se encargó de tener el balón y, cuando no lo tuvo, robar para salir en velocidad tratando de aprovechar a sus hombres de arriba con la calidad de Pombo y Álvaro Vázquez. Este, tras una pérdida en propio campo de la UD Almería, montó una contra que acabó en disparo que René Román mandó a saque de esquina.

El conjunto maño, con la línea defensiva adelantada, provocó el fuera de juego rojiblanco en una fase en la que el Almería también mantuvo sobriedad defensiva para impedir que su propuesta, con jugadores con pegada. En ataque, los rojiblancos carecieron de precisión en el último pase. De todas formas lo intentó con disparos lejanos. En el minuto 15 fue Eteki el que disparó y Cristian Álvarez atajó en dos tiempos.

El Zaragoza, con acierto en la línea de pase, consiguió hacerse con el balón, que pasó a dominarlo con Javi Ros como el encargado de profundizar el pase y Pombo de estar cerca de la portería rojiblanca. En el 27, un pase del navarro lo finalizó el extremo, que encontró a un especial Yan Eteki, que salió al corte con solvencia para evitar el disparo.

El Almería tuvo balón llegados a la media hora y también los acercamientos al área zaragocista, los dos finalizados en faltas sin sancionar, la cometida por Javi Ros sobre Álvaro Giménez cuando sete se disponía recibir el balón. Este le llegó al Zaragoza para intentarlo a la contra. Marc Gual, en el 34, enganchó un buen disparo que se fue fuera y, casi en el mismo minuto, el delantero llegado del Sevilla, con toda la portería para él, le entregó a René Román un magnífico centro de Alberto Benito, en una fase en la que el Almería se vio obligado a sufrir. Aguantó atrás como pudo y buscó el gol, en el 41, tras un excelente servicio de Juan Carlos Real que se le fue largo a José Romera.

Sin remate

Una primera parte con alternancia, con buena salida de los rojiblancos, una fase intermedia controlada por el Zaragoza, aunque ausente de acierto en el disparo -la ocasión de Marc Gual en el 35 fue inmejorable- y un tramo final con el Almería terminando en campo contrario, pero sin gol.

Generó dudas la UD Almería en el inicio de la segunda parte, en la que el Zaragoza, con calidad, mantuvo el balón y pisó área rival. Por fortuna para los rojiblancos, no acertaron en el disparo. En el 50, llegó la primera, con un centro de Alberto Benito cortado por la defensa.

Después de los primeros diez minutos, el Almería se pareció al de la segunda parte en Pamplona. En el minuto 54, fue como consecuencia de una buena acción de Álvaro Giménez para Luis Rioja que, con un centro chut, perdió la ocasión de marcar. Más clara fue la ocasionada en el 57, con robo en la frontal del área propia para Luis Rioja que se quedó solo ante Cristian Álvarez, pero le cayó en la pierna derecha y se la echó a las manos al meta zaragocista.

Su equipo, que había cambiado a Igbekeme para dar entrada a Buff y poco después metió velocidad con Papunashvili por un desacertado Marc Gual, tuvo la respuesta con la entrada de Chema Núñez por Juan Carlos Real y el sevillano propuso. En el 64, un robo de balón de Álvaro Giménez permitió a este plantarse ante Cristian Álvarez, le pegó con la izquierda, el rechace le dio al propio Álvaro y después a Grippo, que la metió en su portería.

A pesar del palo

La reacción maña no se hizo esperar. Tardó solo dos minutos en poner las tablas. Lo consiguió con un balón por banda izquierda en la que el lateral zurdo 'blanquillo' Lasure entró en el área y pegó un zurdazo ante el que nada pudo hacer René Román.

El partido se igualó de nuevo. El Almería, con la aportación de Chema, tuvo llegada, pero no acierto. En el minuto 70, la acción fue del media punta sevillano, con un balón para José Corpas, que se la puso perfecta a Álvaro Giménez. Este, casi con la portería para él, no acertó en el disparo final y se la puso en las manos a Cristian Álvarez.

En ese equilibrio fue la fe en creer, la aportación de Chema Núñez y José Corpas. El linarense, en el 88, cortó un balón en el que solo confió él. Se asoció con Chema Núñez que se la puso y el derechazo dio con el 'cuerpo' del equipo maño en la lona, que no fue capaz de levantarse más.

 

Fotos

Vídeos