| Crónica

El Almería gana por fe y condena al Sporting

Resumen del partido frente al Sporting. / LALIGA 123

El Almería logra una victoria que, por cómo ha llegado, le permite mirar a la cara a cualquier equipo

Juanjo Aguilera
JUANJO AGUILERAALMERÍA

La UD Almería ha conseguido una victoria que tiene mucho mérito por cómo llegó y por cómo se puso. El Sporting no era un equipo fácil, sobre todo si marca primero. Hasta hoy, cada vez que lo hizo no perdió. Y el decorado se le puso en contra a los rojiblancos, que vieron al rival ponerse por delante sin apenas hacer nada para instalar en el subconsciente el hecho de que el Almería nunca remontaba. Hasta hoy. El panorama se complicó porque el gol le dio balón a la UD Almería, por 'prescripción médica' –quiso que fuese así el Sporting–, pero no lo nutrió de ideas. Pese a todo, cuando las encontró, un balón en largo de Andoni López, perfecto al sitio, lo aprovechó Álvaro Giménez para buscar el penalti y transformarlo después para que la intensidad, que nunca se había ido, volviera a aparecer.

2 UD Almería

René Román; José Romera, Lucien Owona, Esteban Saveljich, Andoni López; Joaquín Arzura, César de la Hoz; José Corpas, Juan Carlos Real (Chema Núñez, m. 63), Luis Rioja (Juanjo Narváez, m. 63), y Álvaro Giménez (Sekou, m. 88).

1 Real Sporting de Gijón

Diego Mariño; Geraldes, Álex Pérez, Babin, Molinero; Carmona, Cristian Salvador, Hernán (Nacho Méndez, m. 79), Lod (Álvaro Jiménez, m. 67); Pablo Pérez (Neftali, m. 77)y Djurdjevic.

Goles:
0-1, m. 10: Pablo Pérez. 1-1, m. 35: Álvaro Giménez, de penalti. 2-1, m. 73: Andoni López.
Árbitro:
Ais Reig, perteneciente al colegio valenciano. Amonestó a Lucien Owona (m. 40), Andoni López (m. 73), de la UD Almería, y a Molinero (m. 34) del Real Sporting de Gijón.
Incidencias:
Partido correspondiente a la duodécima jornada del Campeonato de Liga de Segunda División A, Liga 1|2|3, celebrado en el Estadio de los Juegos Mediterráneos, con 7.424 espectadores. Se guardó un minuto de silencio en memoria de Sebastián Tijeras Luque, abonado fallecido recientemente.

Aunque en la segunda parte las ideas locales no volcaron el campo a favor por el entramado del Sporting, con la salida de Chema salió la calidad. El balón a la espalda fue un puñal para la defensa del Sporting. Sin embargo, no fue con un balón al espacio cuando el Almería consiguió el doble premio, el del triunfo y el de reconocimiento para Andoni López. El joven katxorro cedido por el Athletic, que había participado en el primer gol, le puso la firma al segundo para darle a la UDA una victoria que rompe estadísticas. La primera remontada, la cuarta consecutiva en casa, la primera con Ais Reig arbitrando y la primera con un dominio de balón tan amplio que cuando existió antes no dio para sonreír. Todo eso es lo de menos, lo mejor es que la victoria tiene alma, corazón y vida, mucha vida, para una UDAlmería que salió de la 'consulta médica' diciendo 33. Esos y no otros son los puntos que necesita para alcanzar la cifra mágica, la de la permanencia.

Distintas propuestas

Ambos equipos propusieron un partido muy táctico. El Sporting pertrechado con dos líneas de cuatro para cerrar espacios, mientras la UD Almería tiró bien el fuera de juego, tratando de imposibilitar la llegada de los dos puntas con los que salió el cuadro astur. Los rojiblancos, en ataque, buscaron el carril ocupado por Molinero, un diestro en banda izquierda.

El Almería, intenso en las disputas, las ganó para correr y llegar dos veces en pocos minutos a las cercanías del área de Diego Mariño. En el 1, un centro de José Corpas lo detuvo el meta sportinguista y, en el 8, fue de nuevo Corpas el que lo intentó y la acción acabó en despeje. El Almería tenía el balón porque el Sporting le cedió la iniciativa para tratar de sacar provecho de las pérdidas. En el 10, una cometida en un mal saque de banda, la aprovechó Djurdjevic para ponerla en el área rojiblanca y que Pablo Pérez la rematara al fondo de las mallas.

El partido se puso en donde lo quiso tener el equipo de Rubén 'Pipo' Baraja. De todas formas, el Almería se mostró metido en la pelea, adelantó su presión para jugar y robar en campo contrario ante un Sporting encerrado, en cierto modo. En el 18, un saque de banda de José Romera acabó en despiste de los astures y Juan Carlos Real buscó el disparo, pero encontró el lucimiento de Diego Mariño, que mandó el balón a saque de esquina.

La justicia

El Almería, teniendo el balón, no supo qué hacer con él ante un Sporting de Gijón que no dio nada más que el gol para luego dedicarse a guardarse bien las espaldas y que con su propuesta no sufriera porque al Almería le faltaron ideas, con demasiado balón en largo. En el minuto 29, una entrada por banda izquierda de Luis Rioja acabó con un disparo de Juan Carlos Real que salió 'flojito' y a las manos de Diego Mariño.

El Sporting apenas se acercó al área rojiblanca, con un disparo de Molinero que atajó René Román, justo cuando el crono anunció la primera media hora de partido. Dos después, el Almería hizo justicia al poner las tablas con un penalti tonto cometido por Molinero sobre Álvaro Giménez. El ilicitano hizo otro 'Juan Palomo' –yo me guiso y yo me lo como–, después de un grandísimo servicio de Andoni López que enganchó el pichichi rojiblanco siendo derribado cuando se disponía a disparar. La pena máxima la lanzó Álvaro Giménez para hacer justicia en el marcador.

Sin embargo, lo de la justicia pudo romperse en el minuto 40, con una buena acción de Molinero por banda izquierda cuyo centro-chut lo despejó René Román a córner cuando Djurdjevic estaba con la 'caña' preparada para pescar el balón y adelantar a los de Baraja en una primera parte en la que en algunas fases se jugó a lo que 'quiso' el equipo guaje, pero en el que el Almería se fue al vestuario recibiendo parte del premio que le correspondió por su dominio.

Imponiéndose

El Almería salió al campo del mismo modo que en la primera parte, teniendo el balón y el control de partido, ante un Sporting bien anclado en defensa, no dando espacios. El equipo indálico los buscó con pases a las espaldas de los centrales astures y, en el minuto 50, a Luis Rioja le cayó una en el área, pero el disparo del extremo sevillano se fue por el lateral, tras no encontrar portería.

Buscó propuesta nueva Fran Fernández, en el 62, con un doble cambio, sobre todo por la entrada de Chema Núñez en lugar de Juan Carlos Real, mientras que Narváez entró por Luis Rioja. Por su parte, Rubén Baraja buscó banda con la presencia de Álvaro Jiménez, en lugar de Lod. Curiosamente el Sporting cogió el control, pero no lo convirtió en gol. Fue Andoni López el que como premio a su gran trabajo recibió un balón de César de la Hoz para pegarle con el corazón al palo contrario para poner a la UD Almería por delante, justo cuando arreciaba el control, gracias a Chema, y el Sporting perseguía b alón sin conseguirlo.

El equipo gijonés recibió un 'puyazo' en todo lo alto en ese minuto 73 y respondió tirándose arriba con dos delanteros, Djurdjevic y Neftali, que entró por Pablo Pérez. En una subida, por banda izquierda, hubo falta sobre Djurdjevic que Carlos Carmona mandó al palo izquierdo de la meta defendida por René para poner un sudor frío en los locales.

El Almería, desde ese momento, trató de dormir el partido ante el empuje del que hacía gala el equipo de Rubén Baraja, amasando el balón y teniéndolo lejos de área para conseguir la cuarta victoria consecutiva en Liga como local para dar un toque de atención porque parece que esto va en serio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos