ALMERÍA B

El Almería B gana porque lo busca

Chema, que controla el balón, dio estabilidad con el segundo gol./FELIPE ORTIZ
Chema, que controla el balón, dio estabilidad con el segundo gol. / FELIPE ORTIZ

El filial consigue una cómoda victoria frente a un Guadix que aguanta hasta que encaja el gol de Santi en propia meta

PACO ALONSOALMERÍA

El Almería B consiguió una cómoda victoria frente a un Guadix que aguantó hasta que se hizo el primer gol. El filial rojiblanco manejó el partido, aunque sin acierto de cara al marco de Illescas. Una vez se decantó la balanza, el Guadix perdió la compostura y su planteamiento defensivo, lo que aprovecharon los de Fran Fernández para controlar también el marcador. No fue hasta la segunda parte. En la primera hubo acercamientos sin gol, sólo el de Santi en propia puerta.

3 UD Almería B

Albert Batalla, Juanfran, Iván Martos, Sofian, Javi Pérez, Callejón (Urri, m. 65), Sergio (Óscar, m. 79), Álex Corredera, Darío Guti (Sekou, m. 54), Chema y Javi Moreno.

0 Guadix CF

Illescas, Dani, Alberto, Nando, Adri (Chinchilla, m. 62), Cristiano (Pedro Alarcón, m. 77), Santi (Vergara, m. 62), Adri Castro, Pedro y Jorge Molina.

Goles
1-0, m. 19: Santi en propia puerta. 2-0, m. 49: Chema. 3-0, m. 69: Sergio.
Árbitro
Pulido Valero (Jaén). Amonestó aL local Juanfran; así como al visitante Jorge Molina.

En la segunda, Chema, que volvió a ser un jugador referente en ataque, sacó del 'tedio' la contienda y el Almería B se sintió cómodo ante un Guadix sin recursos. Sergio hizo el tercero y aún pudieron caer más, pero faltó definición en los metros finales.

El Almería B empezó teniendo el balón, aunque sin llegada. El Guadix, por su parte, fue más directo hasta el punto que, en el minuto 2, dispuso de la primera acción de peligro con un remate de cabeza de Jorge Molina que atajó sin problemas Albert Batalla. En defensa, el comportamiento de los accitanos, basculando bien, impidió al filial jugar cómodo. De todas formas, en el 8, una buena acción de Sergio acabó con centro que Darío Guti remató por encima del larguero. El Almería B dominaba el balón, pero con pases entre centrales y con muchas dificultades para desbordar el planteamiento del conjunto granadino. Sin embargo, tras una falta sobre Javi Moreno, Chema colgó el balón al segundo palo, el balón dio en Santi que marcó en propia puerta para provocar un partido diferente. En el 20, una combinación entre Chema y Corredera acabó con disparo de este que se fue ajustado al palo.

El balón era rojiblanco, que controlaba ante un Guadix incapaz de quitárselo. Su trabajo era correr detrás del balón, sin acercarse al objetivo, como el galgo y la 'liebre' del canódromo. En el 33, una gran acción entre Álex Corredera y Darío Guti acabó con disparo de este por encima del larguero. El filial seguía mereciendo el gol, pero no encontraba la solución. Las acciones se quedaban en las cercanías del área o acababan en disparos alejados de la portería.

En la segunda parte, a los pocos minutos de iniciarse, con el Almería B siendo dueño del balón, como en la primera parte, la respuesta la firmó Chema en una acción en la frontal. El balón se movió en esa zona y el rojiblanco puso un balón medido al palo derecho de la meta de Illescas, cuya estirada no dio para detener el cuero. Era el 2-0 que sentenciaba el partido.

Con el 2-0, el Guadix trató de tener más el balón, pero el filial rojiblanco seguía 'picando', esperando el error para aumentar las diferencias. Sekou, en el 63, estuvo a punto tras deshacerse del cancerbero y mandar el balón al palo. El rechace lo cogió Chema y sacó un defensa bajo palos.

Illescas, en el 65, atajó un gran disparo de Álex Corredera, de directa que no era sino la demostración del equipo de Fran Fernández de intentar plasmas con goles el mayor dominio y control ejercido durante el partido. Llegó en el 69, en una buena acción de Javi Moreno por banda izquierda, con centro que remató Sergio.

Con veinte minutos de partido por delante, no cambió el decorado. El Guadix siguió intentándolo, pero el Almería B se manejaba con soltura en defensa para impedir cualquier alegría del rival. En ataque, también estuvo cerca de aumentar las diferencias, pero faltó definición en el último remate.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos