UD Almería

El Almería, un equipo sin tino

El Almería, un equipo sin tino
UD ALMERÍA

El conjunto rojiblanco necesita por ahora más de 14 disparos para hacer un gol | Acertar entre los tres palos resulta un problema para el conjunto unionista, que dirige a portería sólo el 27'48% de lo que intenta

JUANJO AGUILERAALMERÍA

La UD Almería es un equipo sin tino, sin que tenga que ver la ausencia ya demasiado larga del medio centro argentino Tino Costa, del que se duda que pueda estar disponible incluso para el próximo domingo. Lo cierto es que el grupo que conforma la plantilla rojiblanca adolece de acierto cara al marco contrario. Sus 9 goles en 11 partidos suponen, como se puede deducir, menos de un gol por encuentro, pero también es verdad que el resultado va más allá de un simple disparo a portería que entra o no. Los goles conseguidos no enseñan la dificultad del camino que el equipo que dirige Luis Miguel Ramis tiene que hacer para superar al rival que defiende la portería contraria.

La dificultad para hacer gol de la UD Almería no es diferente a la que tienen sus rivales, sólo es distinto el acierto final, que es donde estriba la gran diferencia. En los once partidos de Liga que se llevan disputados -se habla del global de ocasiones recibidas-, los once rivales que se enfrentaron a la UD Almería dispararon 141 veces a la meta defendida por René para convertir en gol 11 de esos disparos, por los nueve goles del cuadro unionista con diez disparos menos. La diferencia está en la dirección del lanzamiento. Mientras los rojiblancos han 'embocado' entre los tres palos 36 de esos 131 intentos, los rivales condujeron hacia esa 'antesala' del gol 50.

Necesita mucho

Con esas cifras, el conjunto unionista dirige entre los tres palos el 27,48% de los intentos, mientras que hace gol solamente en el 6,87% del total de balones dirigidos a la puerta rival y que realiza el equipo. Las cifra queda más clara si se dice que el Almería necesita 14,55 lanzamientos para hacer gol, una alegría que llega por cada cuatro de los intentos que van entre los tres palos. En el primer apartado, el que habla del total de intentos, no diferencia entre los que salen rozando la madera, como el que el domingo intentó en la primera parte Nano, de falta, y que estuvo a punto de sorprender a Édgar Badía, o el que sale rozando el palo del banderín de córner o por encima del larguero.

A veces, por lo visto en los once encuentros que lleva disputados el conjunto unionista, no es acierto sólo y exclusivamente. El Almería tiene un problema de creación que se vio reflejado, por ejemplo, en el partido del domingo frente al Reus, sobre todo en la segunda parte, con llegadas, pero sin acertar en el pase final. El 'cierre de filas' del cuadro dirigido por Aritz López-Garai convirtió el partido de fútbol en uno de balonmano, en el que el control del balón rojiblanco se resume en moverlo de manera horizontal, sin encontrar hueco, ante la perfecta basculación que el rival llevó a cabo y que, por tanto, impidió que el equipo creciera hacia el marco rival.

A lo largo de estas once primeras jornadas del campeonato liguero, hay partidos 'perfectos' que son los que acabaron con victoria en dos de los tres casos, más el del día del Sevilla Atlético, sin ser un choque para 'exponer', porque seguro que salen defectos. El Almería, ciertamente, no ha hecho aún el partido perfecto. Ante el filial sevillista, el gol llegó con un acierto por encima del 50% en cuanto a los disparos entre los tres palos -tres goles de cinco intentos-, si bien en el global de buscar portería -aunque esta abarca de córner a córner- es el partido en el que más intentos se produjeron -16-, lo mismo que ante el Numancia o ante el Real Valladolid. El del Nou Estadi de Tarragona fue el partido en el que se estuvo más cerca del gol. El primer duelo del campeonato acabó con victoria rojiblanca, con un 50% de 'acierto'. El Almería encontró portería en siete ocasiones, de las 14 'búsquedas', con un gol.

Carencias

Los partidos perdidos reflejan esas carencias, no sólo en cuanto al acierto, sino también en lo que tiene que ver con el intento. El partido jugado en El Sadar deparó una pobre cifra en lo que se refiere a buscar portería, con sólo dos remates entre los tres palos -uno de ellos fue el gol- y ocho disparos totales. El peor, de todas formas, fue el perdido en Vallecas el pasado 12 de octubre, con cinco intentos totales y sólo uno entre los tres palos -el de Pozo justo antes de la expusión- y se venía de hacer pobres partidos en el Reino de León, con sólo un disparo entre los tres palos de siete totales, y dos lanzamientos a portería frente al Huesca sobre un máximo de nueve.

El caso es que los malos partidos también deparan números poco alentadores en el único camino que conduce al triunfo. Los duelos celebrados ante Cultural Leonesa, Huesca y Rayo Vallecano son los que han deparado peor número de intentos de buscar portería, con 7, 9 y 5, respectivamente, lo que ha deparado del mismo modo pobres guarismos a la hora de buscar la portería contraria, con solamente un disparo entre los tres palos, mientras que frente a la SD Huesca fueron dos los únicos balones dirigidos a ese espacio 'acotado' por los palos, con 7,32 metros de ancho y 2,44 metros de alto.

En contra

Durante estas once jornadas celebradas, la UD Almería ha visto crecer a todos sus rivales, algunos con poco, como es el caso del Reus, uno de los dos equipos que han estado por debajo de los diez disparos a lo largo de la temporada. El otro fue el Real Oviedo que marcó un gol con cuatro lanzamientos entre el espacio que defiende René, tras 9 intentos totales. De todas formas, el cuadro reusense se lleva 'la palma' porque disparó cinco veces, de ellas dos entre los tres palos y una que entró para dejar al equipo unionista con 'dos palmos de narices'. Los números del equipo reusense son los más pobres, respondiendo al equipo que con menos se llevó más renta.

El Huesca es, de los once equipos que se enfrentaron a la UD Almería en este tramo, el que más portería buscó, con 20 lanzamientos, si bien 12 se fueron 'al limbo' y ocho 'estuvieron cerca del gol, algo que consiguió en tres ocasiones. Nàstic de Tarragona y Rayo Vallecano son los equipos que siguen, pues intentaron el gol con 18 lanzamientos. El cuadro vallecano consiguió llevar a la meta ocho de ellos, aunque goles sólo hizo uno. El equipo tarraconense, que no tuvo esa suerte de encontrar portería, disparó seis veces entre los tres palos.

Los partidos del Almería han mostrado a los rivales dispararon más veces a puerta contraria que el propio equipo rojiblanco. Hasta en diez ocasiones, con una efectividad, a la hora de tratar de sorprender a René de más de un tercio, porque son exactamente 50 los disparos que se dirigieron hacia la portería, de los cuales han entrado hasta ahora once.

Fotos

Vídeos