UD Almería

El Almería encuentra cura en Cádiz

El Almería encuentra cura en Cádiz

Los rojiblancos consiguen un 'puntazo' tras hacer un serio partido en defensa que incomoda a los amarillos

JUANJO AGUILERAALMERÍA

De oro. El Almería consiguió darse 'un punto de sutura' en la autoestima que borra las malas sensaciones de las que hizo gala el equipo en partidos anteriores. Con el de la pasada semana ante el Sporting como referencia, la UD Almería que sacó un empate del Ramón de Carranza fue totalmente distinta, solidaria, con el carácter y el hambre que no tuvo en la pasada jornada para mantener la portería a cero por ser un equipo intenso y dejando 'marcas' en la primera parte que significan hacer acto de presencia.

0 Cádiz CF

Cifuentes; Robert Correa, Servando, Ivan Kecojevic, Lucas Bijker; Álex Fernández, Garrido (Dani Romera, m. 85); Carrillo (Jona, m. 72), Eugeni (Alberto Perea, m. 56), Álvaro García, y David Barral.

0 UD Almería

René; Marco Motta, Ángel Trujillo, Jorge Morcillo, Pervis Estupiñán; Gaspar Panadero, Verza, Alcaraz, Nano (Lass Bangoura, m. 64); Hicham (Tino Costa, m. 86) y Juan Muñoz (Pablo Caballero, m. 69)

Árbitro
: Sagués Oscoz, perteneciente al colegio vasco. Amonestó a Eugeni (m. 17), del Cádiz CF, y a Gaspar Panadero (m. 22), Nano (m. 37), Ángel Trujillo (m. 73), de la UD Almería.
Incidencias:
Partido correspondiente a la trigésimo cuarta jornada del Campeonato de Liga de Segunda División A, Liga 1|2|3, celebrado en el Ramón de Carranza, con 13.523 espectadores.

No fue un partido fácil, tampoco para un Cádíz que en la primera parte lo intentó, pero se topó una y otra vez con un Almería sólido en defensa, que juntó más sus líneas para no dejar espacios y, de vez en cuando, mirar arriba. Pasó también en la segunda parte, en la que a los rojiblancos les faltó fuelle, pero el Cádiz tuvo en Barral a un jugador incapaz de ver puerta ante un René que volvió a ser salvador, pero para eso juega.

A raya

Cádiz y Almería jugaron un partido que en su inicio tuvo tintes de guión impuesto por los cadistas, sin darle importancia a la posesión. El equipo de Alcaraz, con caras nuevas por obligación y 'por devoción', fue dueño y hasta la manejó en campo rival, en una fase inicial igualada en la que los dos equipos forzaron acciones a balón parado, pero sin encontrar portería, si bien el Almería, al contragolpe, pudo hacer daño, pero Nano no acertó a dar el pase final, en gran medida porque tanto Hicham como Juan Muñoz le dieron poco apoyo, alejándose del malagueño.

El gol estuvo cerca de encontrarlo en el 14 el Cádiz, en una acción de Álex, desde fuera del área, que se marchó fuera por poco cuando el disparo del mediocentro cadista buscaba la escuadra derecha de la meta defendida por René, cuando arreciaba la posesión para los amarillos, que habían dado un paso al frente tratando de acercarse al gol que le permitiera dormir como líderes de la categoría.

La UDAera sólida en defensa para mantener en línea al Cádiz, dejando menos espacios e impidiendo que el rival dispusiera por donde 'meterle mano'. Es más, Cervera optó por cambiar sus hombres arriba, situando a Barral a la izquierda, Álvaro García a la derecha y Carrillo en punta.

Mucha igualdad

El partido estaba tan igualado como con poco peligro en las áreas. El Cádiz, vivo, intentaba anticiparse en las acciones en las cercanías del área rojiblanca, como la que tuvo Garrido en el 40, pero un mal control, a centro de Álex Fernández –el mejor jugador amarillo–, libró a la UD Almería de ver el gol en contra más cerca.

La Unión lo seguía intentando por banda, sobre todo por la izquierda, por la que aparecía Nano, pero sin fortuna. No la tuvo Gaspar cuando encontró el espacio ante un Cádiz que mejoraba en defensa. El disparo del manchego, en el minuto 42, no fue capaz de controlarlo y el balón, que le cayó a un Hicham, no tuvo consecuencias por estar en fuera de juego, en la última acción de una primera parte en la que la UDA tuvo un fundamento que no existió en partidos anteriores como fue la intensidad.

En el inicio de la segunda parte, el primer desajuste defensivo de la UD Almería provocó la primera llegada del Cádiz con peligro. Fue Álvaro García el que, de nuevo en banda izquierda, buscó la profundidad por esa zona, ganándole la carrera a Marco Motta y centrando para David Barral, que entró por el centro pero no fue capaz de engancharla franca. Su remate con la derecha salió desviado de la meta defendida por René Román.

Más defensa

Se entró en una fase en la que el Cádiz tenía más presencia en el fútbol de ataque. Cervera volvió a intentarlo, mantuvo a Carrillo como referencia, mientras Álvaro García y Barral se permutaron con respecto a cómo acabaron la primera parte. El Almería empezaba a sufrir. A Nano le costaba, con la amarilla de la primera parte encima, y el Cádiz olió la 'sangre'. En el 52, una pérdida de Marco Motta se tradujo en una acción por banda izquierda de Álvaro García que buscó otra vez a David Barral, pero el de San Fernando mandó el cuero fuera, aunque muy ajustado al palo derecho de la meta de René.

El Almería también buscó sorprender. Lo hizo en el 62, tras una buena acción de Hicham. Había avisado Juan Muñoz del desmarque, pero el pase del hispano-marroquí no terminó entendiéndolo el utrerano y se escapó una buena opción. Este llegó en el 63, en un intento de Rubén Alcaraz desde la frontal que se marchó por encima del larguero de Cifuentes.

Lucas Alcaraz movió ficha, cuando el Cádiz ya lo había hecho minutos antes dando entrada a Alberto Perea en lugar de Eugeni. El granadino puso a Lass Bangoura en lugar de un Nano avisado por la amarilla. El gol siguió estando cerca para el Cádiz. La pareja Álvaro García-David Barral seguía haciendo estragos. En el 67, otro centro del utrerano lo remató Barral fuera, demasiado cruzado, en una fase en la que el Cádiz empujaba y obligaba al Almería a retrasar el bloque.

Otra propuesta

Arriba, la entrada de Lass, que tuvo una segunda lectura con la presencia de Caballero, propuso velocidad por la izquierda, con el guineano y con Pervis, que intentaban evitar que el balón estuviera cerca de la meta rojiblanca. En el 73, el centro de Álvaro García no lo aprovechó Barral porque la intervención de René impidió el tanto, como sucedió en el 80, tras un centro de Álex que remató Servando para que René metiera una mano prodigiosa que impidió que el Cádiz deshiciera las tablas, consiguiendo el propósito de no permitir que el balón pisara el área almeriense en una fiel demostración del comportamiento compacto para no dejar espacios a las espaldas de los centrales.

De este modo, la UD Almería sumó en Cádiz algo más que un punto, casi de sutura, porque restaña heridas del pasado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos