UD Almería | La crónica

El Almería cree en la victoria y la logra

El Almería cree en la victoria y la logra
JOSÉ LUIS MATARÍN

Rubén Alcaraz marca un golazo en el 88 y René Román para un penalti en el 92

JUANJO AGUILERAAlmería

Dos jugadores llegados el pasado verano como Rubén Alcaraz y René Román se convirtieron en claves para conseguir una victoria importantísima. Más allá de que el partido ante el Lugo fuese el último de la primera vuelta. Lo cierto es que la UD Almería sumó una victoria que responde al mayor interés por conquistarla y, por supuesto, a los impedimentos con los que el equipo tuvo que afrontar el partido. Y no eran los únicos, porque antes de llegar al descanso perdió a Jorge Morcillo. El Almería estuvo en manos de un Lugo que se movió con peligro, que tuvo las suyas, pero que no marcó.

El temporal en la segunda decreció. El ritmo del partido fue a menos y eso benefició a la UD Almería. Francisco dio por bueno el empate, a la vista de que la victoria no llegaba, por falta de acierto, porque también tuvo ocasiones en la segunda parte. Reforzó el centro del campo cuando los de Alcaraz eran dueños. Siguieron siéndolo, pero el gol no llegaba, pese a los intentos de Hicham, que tuvo dos. No desistir en el intento le valieron los tres puntos. Fue fruto de la magia. Una falta sobre Pozo la cogió Rubén Alcaraz. El escenario era parecido al de Granada, sólo que esta vez más hacia la banda derecha. El catalán se fue decidido para ponerla a la escuadra y hacer estallar el Mediterráneo.

1 UD Almería

René; Marco Motta, Ángel Trujillo, Jorge Morcillo (Mandi, m. 29), Nano; Joaquín Fernández, Verza, Rubén Alcaraz; Fidel (Gaspar Panadero, m. 84), Juan Muñoz (Hicham, m. 46) y Pozo.

0 CD Lugo

Juan Carlos; Leuko, Bernardo Cruz, Josete, Luis Ruiz; Seoane, Ramón Azeez; Iriome (Escriche, m. 80), Cristian Herrera (Albarracín, m. 68), Fede Vico, y 'Polaco' Fydriszewski (Mario Barco, m. 35).

gol
1-0, m. 88: Rubén Alcaraz, de falta directa.
Árbitro
Areces Franco, perteneciente al colegio asturiano. Amonestó a Mandi (m. 51), Verza (m. 62), René (m. 85) y José Ángel Pozo (m. 86), de la UD Almería, y a Iriome (m. 54) y Bernardo (m. 89), del CD Lugo. Expulsó al rojiblanco Marco Motta por doble amonestación (m. 2 y m. 92).
Incidencias
Partido correspondiente a la vigésimo primera jornada del Campeonato de Liga de Segunda División A, Liga 1|2|3 celebrado en el Estadio de los Juegos Mediterráneos, con 4.928 espectadores.

Pero los triunfos son de equipo. Los goles a favor son buenos, pero si no se cierra la puerta, no hay triunfo. Este sin sufrimiento no es posible para la UDA. Un penalti tan claro como innecesario puso al Almería contra la cuerdas. Lo cometió Marco Motta, que fue expulsado, 'engañado' por la no salida de René y el de El Bosque le devolvió la sonrisa al italiano por un paradón de los suyos a lanzamiento de Fede Vico, que daba a los almerienses tres puntos de gran importancia.

Pese a todo

El partido comenzó desarrollándose bajo el guión propuesto por el CD Lugo, buscando un partido un tanto físico frente a los rojiblancos. Corriendo, llegó la primera ocasión para los albivermellos que, en el minuto 2, buscaron el disparo en una contra montada por Ramón Azeez que acabó controlada por los de Lucas Alcaraz, tras el intento de Fede Vico.

El conjunto dirigido por Francisco atacaba con muchos jugadores, lo que propiciaba superioridad por culpa también del error defensivo de la UD Almería. De este modo, en el minuto 2, el equipo gallego encontró portería, tras un centro de Leuko que remató Fydriszewski y detuvo sin problemas René Román.

Cada equipo lo intentaba a su manera. El Almería lo hacía tratando de hacerse fuerte por el centro, buscando la sociedad, mientras el cuadro lucense lo intenta por las bandas. En el minuto 16, Rubén Alcaraz condujo el balón, abrió para Fidel Chaves, pero el centro con la derecha al corazón del área le cayó a Juan Carlos. En el 19, el disparo de Fydriszewski, tras pérdida de Marco Motta, tocó en un defensor rojiblanco y el balón se fue a saque de esquina.

El partido estaba más cerca del Lugo que de la UD Almería cuando se lesionó Jorge Morcillo, lo que obligó a jugar con diez mientras entraba Mandi. Joaquín Fernández tuvo que colocarse como central zurdo y su tardío retroceso permitió al Lugo estar cerca del gol tras un pase de Fydriszewski para Cristian Herrera que cruzó, superó a René y Marco Motta sacó bajo palos cuando se cumplía el minuto 27.

A la contra

El Almería buscó hacer daño cuando el rival tenía el balón y lo hacía con tantos arriba. Era esperar la oportunidad. Esta llegó franca en el minuto 31, la más clara de las muchas que ha tenido el Almería en lo que va de temporada. La jugaba empezó por banda izquierda con un servicio de Fidel para Nano y este se la puso perfecta a Juan Muñoz. El utrerano, que estaba solo ante Juan Carlos, tuvo tiempo incluso para parar el balón, sin embargo el gesto técnico impidió su remate entre los tres palos y lo que hizo fue mandarla fuera.

Casi lo mismo pasó en el 40, en una acción creada por Mario Barco, que había sustituido al lesionado Fydriszewski, para asistir a un Cristian Herrera que remató mal, haciéndolo por encima del larguero de la meta defendida por la UD Almería, menos cómoda sobre el terreno de juego que un CD Lugo que estaba obligado a los rojiblancos a correr detrás del balón, cuando lo mejor era lo contrario.

Cambio de decorado

Lucas Alcaraz no dudó en buscar algo nuevo. El fallo de Juan Muñoz pesó lo suyo y el técnico dio entrada a Hicham para buscar un poco la velocidad por banda y crear problemas para los dos centrales del conjunto visitante. Sus intenciones quedaron marcadas en la primera jugada. No habían pasado 40 segundos cuando el hispano-marroquí se fue por banda izquierda, centró sin remate, pero el balón despejado le cayó a Rubén Alcaraz, que lanzó desde del área por encima del larguero.

En el 48, la ocasión pudo llegar para el Lugo. Fue consecuencia de una acción iniciada por Iriome, por banda derecha, que no acertó a rematar Mario Barco. En el área contraria respondió el Almería, en el 50, como consecuencia de un buen centro de Fidel que remató mal José Ángel Pozo.

El partido tenía menos ritmo, lo que podía beneficiar a una UD Almería que trataba de encontrar el pase entre líneas, más dificultoso de hallarlo que en la primera parte, pese a que el CD Lugo se mostraba menos intenso que entonces. A la contra, el Almería pudo hacer el gol. José Ángel Pozo robó en banda izquierda y se fue para buscar un disparo que se envenenó y se fue a estrellar en el palo izquierdo de la meta defendida por Juan Carlos.

Este veía que se cernía el peligro sobre su área. Una buena internada por la izquierda de Nano acabó con centro para Verza, este buscó el disparo, pero anduvo lento y el balón se estrelló en la defensa. Motta se la puso perfecta a Fidel y el centro del onubense lo remató Hicham de cabeza por encima del larguero.

Gol desde el control

El Almería se había hecho dueño del centro del campo. Francisco intentó modificarlo, dando entrada a Albarracín en lugar de Cristian Herrera. El centrocampista del Lugo la tuvo franca después de una gran acción de Fede Vico, cuando se cumplía el minuto 75. El disparo cruzado se marchó fuera por muy poco.

El Almería lo intentó, aunque lo hizo sin acierto en el último pase, con pases sin rematador. De todas formas, en los últimos minutos estuvo más cerca del gol. La primera ocasión, en el 82, con una gran acción de José Ángel Pozo, que se la puso perfecta a Hicham. Este se plantó solo ante Juan Carlos, que salió a zona de medios de su equipo, lo superó, pero se escoró demasiado para disparar fuera, cuando Fidel, por la derecha, estaba solo.

La siguiente fue en el 87, tras un disparo de Rubén Alcaraz que se le marchó fuera. Parecía como si el pichichi rojiblanco estuviera probando el punto de mira porque, en el 90, una falta de Bernardo Cruz sobre José Ángel Pozo la ejecutó el rojiblanco de forma magistral con un disparo parecido al del gol en Granada, aunque en esta ocasión por la parte diestra de la meta de un Juan Carlos que no pudo hacer nada por detener el balón.

Parecía que los puntos estaban ya en el zurrón, pero hubo que sufrir porque cuando el partido expiraba, una indecisión entre Marco Motta y René -el italiano esperó la salida del meta, que no lo hizo, Albarracín se interpuso y el italiano cometió penalti-. Fede Vico cogió el balón para entablar el partido, pero le esperó René bajo palos para detener el lanzamiento del jugador lucense, ejecutado a la izquierda del meta rojiblanco, que consiguió despejar el cuero para darle a la UD Almería una victoria que sabe a oro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos