Almería B

El Almería B celebra con goles su ascenso a Segunda División B

El Almería B celebra con goles su ascenso a Segunda División B
FELIPE ORTIZ

El equipo de Esteban Navarro supera con claridad al Villarrobledo, al que ya vapuleó en la ida

Juanjo Aguilera
JUANJO AGUILERAALMERÍA

Sin mácula, sin sufrimiento. Así ha conseguido la UD Almería B darle una alegría a su afición, imponiéndose en la vuelta de la última eliminatoria de ascenso a Segunda División B a la que retorna tras dos temporadas en Tercera. La de este año, más meritoria si cabe porque el anterior ascenso llegó a través de la compra de la plaza. En esta ocasión, la plaza se la ha ganado en el campo tras una gran temporada que ha acabado con un contundente triunfo frente al Villarrobledo.

2 UD ALMERÍA B

UD Almería B: Albert Batalla; Antonio Navas, Soufian, Igor Engonga, Iván Martos; Fran Callejón (Urri, m. 75), Álex Corredera; Sergio Pérez, Óscar Lozano (Damián, m. 78), Javi Moreno, y Sekou (Darío Guti, m. 68).

0 CP VILLARROBLEDO

CP Villarrobledo: Mateo; Pablo García (Josemi, m. 68), Perona, Dani, Fran Minaya; Pedro, Juanma Montero; Juanma Acevedo, Berni, Piojo (Buitrago, m. 59), y Aitor Asensio.

goles:
1-0, m. 43: Javi Moreno. 2-0, m. 64: Sekou.
Árbitro;
Kevin J. Moreno Muñoz, del colegio murciano. Amonestó a Albert Batalla (m. 29), Javi Moreno (m. 30) e Igor Engonga (m. 63), de la UD Almería B, y a Dani (m. 23), Fran Minaya (m. 37), Juanma Acevedo (m. 56), Buitrago (m. 63) y Perona (m. 86), del CP Villarrobledo. Expulsó al roblense Pedro por roja directa (m. 92).
Incidencias:
Partido de vuelta de la tercera eliminatoria de la fase de ascenso a Segunda División celebrado en el Estadio de los Juegos Mediterráneos, con 3.075 espectadores.

Lo cierto es que la eliminatoria llegó 'viciada' al partido de vuelta, tras la contundencia con la que el equipo de Esteban Navarro se exhibió en el 'Barranco del Lobo', con tres goles en los primeros trece minutos y un marcador final de 3-6. Con esa rémora, el Villarrobledo no ha tenido opciones de ningún tipo, pese a un inicio de partido prometedor con algunas llegadas, pero sin gol. El Almería B, bien plantado en defensa y terrible en las contras, manejó el partido para sentenciarlo poco antes del descanso con un gol de Javi Moreno. Sekou, el hombre de la eliminatoria -ha marcado cuatro goles-, puso la firma al segundo y certificó el billete a la categoría de bronce.

El Villarrobledo, con peligro

El partido comenzó con ambos equipos buscando la meta contraria. El Almería B lo hizo tratando de aprovechar el robo de balón para salir a la contra. El conjunto castellano-manchego, con la obligación de meterse en la eliminatoria, no dudó en mirar siempre hacia arriba. En una pérdida, en el minuto 2, Sekou, en un remate de cabeza, estuvo a punto de abrir el marcador para los rojiblancos a centro de Javi Moreno.

El Villarrobledo, que generó casi todo el peligro por su banda izquierda, también estuvo cerca cuando el crono marcó el minuto 5. Fue consecuencia de un disparo de Piojo que detuvo Albert Batalla sin problemas. En ese momento comenzó a bajar la intensidad en las llegadas del cuadro roblense hacia la meta defendida por Albert Batalla. En el 12, Fran Callejón buscó fortuna desde fuera del área, tras una buena acción entre Javi Moreno y Óscar Lozano, que la sacó del área para el disparo del de Pujaire.

De nuevo tuvo llegada el equipo de Manolo Martínez, que en el 17 buscó portería en una excelente acción de Juanma Acevedo. Su disparo, cruzado, desde la frontal del área lo despejó con una buena intervención de Albert Batalla, en un nuevo aviso del cuadro roblense, obsesionado con abrir el marcador para ver de otro modo una eliminatoria casi sentenciada por el 3-6 del encuentro de ida.

El filial rojiblanco, con sobriedad defensiva, se acercó al área con acciones puntuales, tratando de cerrar definitivamente la eliminatoria. En el 21, en un saque de esquina forzado por Sekou, Álex Corredera la puso al corazón del área y el remate de Igor Engonga se fue por encima de la meta defendida por Mateo. La siguiente acción puso al Almería B con la opción de adelantarse en el marcador. Sekou fue derribado por Dani en el minuto 23 y el penalti señalado por Moreno Muñoz no lo aprovechó Álex Corredera, cuyo lanzamiento lo despejó Mateo, tras una buena estirada.

El partido entró en una fase en la que el Villarrobledo arriesgó poco, teniendo en cuenta lo que se jugaba. El Almería B tuvo el balón y manejó bien el partido, casi viviendo en campo contrario y durmiendo el encuentro. De este modo, tuvo llegada y el gol no tardó en aparecer. Fue en el 43 como consecuencia de una gran jugada de Óscar Lozano que se fue de Fran Minaya, entró al área y el disparo lo despejó un defensor roblense, le cayó a Javi Moreno que la mandó al fondo de las mallas para poner la eliminatoria en 7-3.

Freno a las intenciones

El inicio de la segunda parte se escenificó con algo más de interés por parte del Villarrobledo que, en el minuto 51, pudo lograr el empate con un disparo de Berni desde fuera del área que atajó sin problemas Albert Batalla. A la contra, Sekou también tuvo sus opciones, le ganó en un balón largo la acción al portero, pero el remate se marchó fuera.

Respondió el Villarrobledo con más ganas que estilo, en el 53, con un centro de Perona que remató Pedro y detuvo, sin problemas, Albert Batalla.

Por una mala elección, el Almería B no mató el partido en el 59, tras una gran cabalgada de Óscar Lozano cuyo pase para Sekou se le fue largo y el delantero de Granollers no pudo rematar. El balón volvió a Lozano cuyo disparo se envenenó y Mateo lo despejó a saque de esquina.

Manolo Martínez optó por jugársela para jugar con dos puntas, con la entrada de Buitrago para acompañar a Aitor Asensio. El problema fue que en defensa cometió errores. El primero, en el 64, en un balón en banda izquierda del ataque del equipo de Esteban Navarro en el que Sekou le ganó la partida a Perona, por alto, y se plantó solo ante Mateo para batirle por entre las piernas. El partido quedó sentenciado, porque la eliminatoria ya lo estaba de la ida. Darío Guti pudo ampliar distancias en el 79, pero le adivinó el lanzamiento Mateo.

Con todo hecho, el Almería B pudo hacer más goles. Darío Guti, en el 81, vio mucha portería cuando Javi Moreno estaba solo en el centro del área, e Iván Martos, en el 89, permitió la exhibición de Mateo, que metió una mano para mandar el balón a saque de esquina, casi cuando el partido expiraba y el Almería B solo se preocupó entonces de tener el balón, de no perderlo. Corredera, en el 91, pudo marcar de falta directa, pero Mateo despejó, sin que el árbitro concediera el último córner de una temporada brillante del Almería B, que vuelve a la categoría de bronce tras una fase de ascenso tan notable en resultados -no solo en cifras, sino también en rendimiento- que pone al filial donde merece.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos