UD Almería

El Almería aprende la A; ahora toca la B

Pozo, el mejor de los rojiblancos, conduce el balón entre los blaugranas José Arnáiz y Oriol Busquets. /AGENCIA LOF
Pozo, el mejor de los rojiblancos, conduce el balón entre los blaugranas José Arnáiz y Oriol Busquets. / AGENCIA LOF

El equipo rojiblanco realiza un ordenado partido en defensa ante un Barça B que, como los de Lucas Alcaraz, está negado cara al gol

JUANJO AGUILERAALMERÍA

El orden le concede vida a un Almería que hizo un partido serio, muy al estilo de Lucas Alcaraz, con muchas más miradas al balance defensivo que al ataque, si bien es cierto que tampoco se echaron en falta las llegadas al área defendida por el FC Barcelona B. La UD Almería creció desde atrás, que es lo que buscan los equipos que dirige el técnico granadino, pero sin dejar al libre albedrío sus opciones de ataque porque aunque los números, de los que no es muy amigo el entrenador rojiblanco, indiquen que el Almería disparó las mismas veces que el Barça B entre los tres palos, sí que es cierto que alguno de los disparos que no llevaron esa dirección, y los que sí, estuvieron cargados de 'picante' y hasta del merecimiento de un gol que, por desgracia, no llegó, salvo el conseguido de penalti por Verza.

Lo cierto es que el partido escenificó las prisas de ambos por ganar para alejarse de la zona de descenso y el déficit de gol que tienen ambos equipos, aunque más cómodo en el desarrollo del duelo el conjunto rojiblanco -cambio importante si se atiende a lo que ofrecía hasta antes de ganarle, el pasado viernes, al Real Zaragoza-. El Barça B lleva siete partidos sin ganar, con cinco empates, y el Almería sólo una victoria en nueve. Sí es cierto que de lo visto en el Mini Estadi hay aspectos a destacar. En lo positivo, el orden defensivo que hizo que el filial blaugrana nunca estuviera cómodo, a pesar de alguna fase del choque, tras el gol de 'Choco' Lozano y en los últimos minutos; la llegada, porque el Almería la tuvo, sin tirarse atrás. Lo peor, las lesiones, con Verza que volvió a romperse, dejando entrever problemas físicos del equipo, y la expulsión de Tino Costa, cuando el Almería pudo haber aprovechado su presencia para, por la banda izquierda, haber hecho daño al equipo blaugrana.

Inteligencia

La del Barça B también fue clara. Recuperó el balón y corrió para forzar una falta en la frontal del área, algo escorada a la banda derecha de su ataque. Ejecutada por Fali tuvo una perfecta respuesta por parte de René, que mandó el balón a córner.

El Barça B era el que llevaba la iniciativa, con un Almería que utilizaba la presión adelantada para obligar al filial blaugrana a mover el balón con rapidez. Esa presión sacó su renta con una falta de Aleñá sobre Rubén Alcaraz que la sacó el rojiblanco sin consecuencias.

Control y golpes

El equipo de Gerard López encontraba espacios por el interior, por donde Iñigo Ruiz de Galarreta movía el balón, apoyándose en Aleñá, pero el cuadro rojiblanco, con un 'imperial' Joaquín Fernández, cortocircuitaba cualquier intento local. A la contra, el equipo de Lucas Alcaraz llegaba. En el 39, la ocasión fue doble, primero con un disparo de Rubén Alcaraz que sacó José Antonio Martínez, cuando el balón se dirigía a la meta de Ortolà y el rechace, que el cayó a Verza, acabó con disparo del oriolano y parada del cancerbero blaugrana, en la última ocasión de una primera parte en la que el control del balón del filial blaugrana no le reportó las ocasiones que sí tuvo la UDA.

El inicio de la segunda parte no ofreció cambios. El golpeo fue mutuo de salida. Quien intentó dar primero fue el Almería, en una acción cuando apenas se había disputado un minuto de juego de la reanudación, con participación de los 'bajitos'. Pozo asistió a Gaspar Panadero y este al segundo palo por donde apareció Fran Rodríguez, que no acertó a 'embocar', anticipándose Ortolà. En el área contraria, cuando se cumplía el minuto 48, fue David Concha el que lo intentó con un disparo que se marchó fuera.

Sin embargo, en la segunda ocasión de que dispuso, un fallo defensivo acabó con el Barça B adelantándose en el marcador. En tres toques, el equipo blaugrana llegó al área en una acción de Palencia que la puso perfecta para que 'Choco' Lozano, entre centrales, aprovechara la ocasión para batir a René, cuando se cumplía el minuto 54.

El gol fue un golpe para un Almería que había sido salido con algo más de riesgo. De hecho, David Concha, en el 55, pudo sentenciar en una acción entre Aleñá y David Concha que René cortó atento. Un minuto después, en un balón al espacio también se anticipó y evitó el segundo.

El Almería se recuperó del mazazo. Llegó al área y en una acción en ella, Sergi Palencia soltó el codo para derribar a Gaspar Panadero. Verza se encargó de transformarlo con tranquilidad para abrir un partido nuevo que comenzó la lesión del propio jugador oriolano, teniendo que ser sustituido por Mandi. Cambio obligado, como los dos que hizo el Barça B, pero este para lograr un comportamiento más cómodo, porque no encontraba los espacios ante un Almería bien posicionado defensivamente.

Lucas Alcaraz lo intentó con la presencia de hombres de refresco como Tino Costa o Fidel, pero duró poco el equilibrio por una acción del argentino que acabó en expulsión y provocó que el Barça B empujara. El Almería estaba con nueve por la expulsión de Tino Costa y la lesión de Hicham. Pero, aun sufriendo, el Almería sacó un empate por orden.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos